jueves, 8 de septiembre de 2011

¿Disciplina o autoestima?

Ahora que los chinos se están convirtiendo en los grandes protagonistas del mundo por su poderío comercial, porque sus negocios florecen por doquier y por un estilo de vida que en occidente vemos como algo raro, sería bueno preguntarnos cuál es el beneficio de inventario que deberíamos sacar de su buen hacer en todas partes. Ya lo vimos en los juegos olímpicos y lo seguimos viendo a diario, el gran contraste está en la crianza que dan a sus hijos, una educación basada en la disciplina, mientras que occidente "trata" de educarles promocionando su autoestima.

Como occidentales que somos, nos choca ver unos niños que crecen sin televisión, sin dormir fuera de casa, con prácticas diarias de violín o piano, con unas grandes expectativas de formación académica y en general con una disciplina de hogar muy rigurosa; la mentalidad china es la de que la infancia es una etapa de formación, el tiempo en el que se construye el caracter de los niños y por lo mismo es la oportunidad de invertir en el futuro; los occidentales les dejamos más a los niños "que vayan a su bola".

Crean una especie de estereotipos exitosos, lo podemos comprobar en Madrid, donde grandes empresarios surgen cada día, y cada día son más y más los españoles cuyo jefe es chino. Muchas leyendas urbanas dicen que lo tienen fácil porque no pagan impuestos, cosa totalmente falsa, ya que son muy puntuales a la hora de los pagos. La diferencia radica en la mentalidad de superación y el trabajo disciplinado fruto de una infancia en la que les han preparado para ello.

Aquí aparecen los detractores del método chino que los califican de "carentes de ideas y creatividad" pues su proceso es básicamente el de la imitación. Otros les acusan de tener un éxito bastante relativo, ya que éste no puede consistir sólo en buenas notas en el colegio y altos ingresos en el negocio. 

No olvidemos que en Europa hay paises que se alejan de nuestro modelo occidental ya que son muy disciplinados y tienen un sistema educativo exitoso (p.ej. Finlandia), mientras que otros nos comportamos de una forma típicamente occidental, completamente opuesta al modelo chino. Yo diría que la clave está en buscar un equilibrio, como dice el viejo proverbio chino: "Ni tan cerca que queme al santo ni tan lejos que no lo alumbre".




12 comentarios:

Felipe dijo...

Dean,no hablas de los niños y niñas explotadas en la misma China.No hablas de los sueldos miserables de los trabajadores chinos perciben cuando su jornada de trabajo es de sol a sol.

China es capitalismo disfrazado de comunismo en el que unás élites políticas asumen el poder político y financiero.

El llamado milagro chino es sólo esclavitud.

No sé lo que sucede en España pero en China la situación es la violación de los Derechos Humanos en la Infancia y en el Trabajo

Saludos

Paco Piniella dijo...

de Derechos Humanos en China, mejor no hablamos, jajajaja... han inventado el capitalismo comunista, o será la dictadura capitalista de Estado,... pero claro nadie dice nada teniendo en cuenta que los bonos USA son chinos, cuidadín!

RGAlmazán dijo...

No dudo que haya una formación distinta y que se dé una educación más severa en China que aquí, pero en los negocios manda sobre todo que trabajan más y lo hacen en condiciones muchas veces miserables.
Si para llegar a ser la primera potencia del mundo hay que trabajar doce horas diarias o si tienes un negocio, no cerrar nunca, entonces, que me quede como estoy. Esta gente vive para trabajar, en vez de hacer lo contrario. Eso y que las condiciones de trabajo son leoninas en muchos casos, es la diferencia y la razón de su desarrollo acelerado.

Salud y República

Lakacerola dijo...

Lo siento pero en este tema no estoy muy de acuerdo contigo.
Te dejo un enlace:
http://www.youtube.com/watch?v=X0BoxFoIsVs&feature=related
pero hay dos episodios más. China blue 1 y 3. Si esas son las condiciones a las que tenemos que llegar en occidente, vamos mal, muy mal. Y lo peor es que los empresarios nuestros se han llevado las empresas allí, porque consiguen los beneficios que consiguen con contratos de esclavitud. Te recomiendo el episodio 2 hasta el final, fíjate cuando tienen que hacer una entrega y se les echa el tiempo encima, y no es dificil deducir los descuentos que les hacen en el sueldo (aparece una tabla) aunque estén en chino.
Un abrazo.

Logio dijo...

Si, yo me pasé la tarde del sábado mirando etiquetas en un centro comercial y todo es chino..

Aún no he comprado algo en una tienda de chinos que me haya resultado bueno, nada... ¿cómo lo hacen para vender?... ¿es que somos tontos o que?

Maria... dijo...

Hola Dean ! Pienso que lo que tendriamos que hacer es copiar las ideas a todos los niveles de las sociedades que tienen exito en los temas educativos etc.. Ya sabes que yo soy una enamorada de Noruega y cada vez que voy siento que voy a otro planeta , planeta que funciona , cuando dejo Noruega para volver a mi rutina siento que vuelvo a la Republica Bananera... en fin nada es perfecto.
Un besazo

Maria

Arwen dijo...

Pues mira, en parte yo creo que tienen razón (y digo en parte) porque me parece una sociedad muy estricta, pero aquí en la mayoría de los casos nos pasamos de permisivos, así que no nos iría nada mal, analizar sus causas y sus consecuencias y aplicar lo positivo de su doctrinaje.

Un beso Dean y buen fin de semana.

Cheli dijo...

Es un tema complicado.
Si vemos la parte filosofica, muy bien.
Luego, mirando dentro hay algunas cosas que no me gustan.
Indiscutiblemente terminaran siendo los amos del mundo.
Es un tema muy largo, para hablar y hablar...
Besos.

Carlos Galeon dijo...

Dean, los chinos están a un nivel social evolutivo dentro del sistema consumista equivalente al que estábamos nosotros en los años cincuenta del siglo pasado. Bajos sueldos, pocos artículos de consumo, no hay clase media, sin televisión, y sin derechos. Acostumbrados a obedecer y maltratados. ¿Por qué crees que querían trabajadores españoles en Alemania en los años 50? Pues era por eso.
Pero ya cambiarán, ya.
Saludos, y un abrazo.

Las Gemelas del Sur dijo...

Sin querer referirme a una cultura distinta, como se ha comentado, alejada en muchos aspectos de la libertad y el trato justo y digno, creo que la disciplina es algo necesario, como lo es el esfuerzo y el rendimiento en educación y el trabajo, pero con equilibrio y sin dejar de potenciar la autoestima de un niño/a. El autoconcepto es algo que adquirimos siendo niños, 7-8 años, y lo hacemos tomando como referencia el trato y el lugar que nos otorgan los adultos,si este no es bueno o excesivamente estricto, nunca llegaremos a valorarnos, y necesitaremos la aprobación y valoración de los demás para sentirnos bien con nosotros mismos.
Por lo tanto, disciplina, autoestima y cariño.
Saludos Dean

belijerez dijo...

Estan excentos de pagar impuestos durante 5 años cuando implantan sus negocios, a los 5 vuelven a cambiar de nombre y asi hasta conseguir devastar todos los negocios de sus entornos. Es cierto no pagan impuestos en España, al menos.
Hasta hace "cuatro días" se adoptaban niñas chinas porque estaban en la más rotunda miseria y ahora vienen los chinos y nos adoptan a los españoles porque también estamos entrando en la miseria más absoluta.
Saludos.

pepe dijo...

Pues ahora parece que son los mayores compradors de deuda pública en Europa. Resulta curioso pero esstán en plena expansión.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>