domingo, 28 de junio de 2009

La crisis de la ciencia


La paradoja que define al mundo actual es que cada día dependemos más de la ciencia y la tecnología, cada día la ciencia sabe más cosas y nos explica mejor el mundo, pero también cada día la gente siente menos aprecio por ella. Cualquier chaval sabe cuales son los jugadores de la liga de fútbol, leen sus biografías; los medios de comunicación occidentales los ponderan como héroes. Pero ningún adolescente conoce de algún científico. Los deprecian, piensan que sus vidas son aburridas y decepcionantes en comparación con las de cantantes o futbolistas. Las vocaciones científicas se pierden alarmantemente en occidente. El diferencial entre lo que la ciencia sabe y lo que la gente "culta" sabe de ciencia se incrementa hasta tal punto, que la población considera que es imposible seguir su progreso y, literalmente, le da la espalda.

Estas y muchas otras cosas más dice Carlos Elias en su libro: La razón estrangulada. Observador de la situación desde su doble condición de científico y periodista, El autor advierte que la principal causa de esta decadencia reside en la cultura mediática moderna, que constriñe y difuculta el desarrollo y el ejercicio de la ciencia. Así, al rehuir lo complicado y primar lo simple, el aumento del poder y la influencia de los medios de comunicación (cine, televisión, periodismo, etc.) van de la mano del menoscabo de la ciencia y la investigación científica, una situación que sólo podremos revertir si los científicos aprenden a controlar y utilizar los medios de comunicación para que no se vuelvan en su contra.

Si miras a los jóvenes, quizás muchos nunca han pisado una biblioteca, todo lo encuentran en internet, en la wikipedia, pero si mal no recuerdo, en mi época de estudiante las enciclopedias no eran mi mayor fuente de conocimiento por ofrecer temas a modo muy general, y una tarea de biología requería libros especializados (por ejemplo). Mi profesor de matemáticas, de biología, todos en general merecían por mi parte gran respeto y admiración, eso creo que ya no existe; todo lo contrario, los verdaderos maestros son vistos con malos ojos, los chicos dicen que son unos pesados y lo que es peor, los padres secundan sus ideas afirmando: "Mi niño es muy listo y yo creo que ese profesor le ha cogido manía". Ayer me he quedado sorprendido de ver la cantidad de cosas que sabían de Michael Jackson, lo habían obtenido rápidamente en el Tuenti, en Youtube, pero también recuerdo las tareas del año que están terminando y muy poco era lo que sabían de Einstein o de Darwin, tanto antes como después de realizar el trabajo para presentar en clase.

Quizás el libro tenga muchos apartes controvertidos pero como siempre, las cosas hay que mirarlas con beneficio de inventario, tomando lo positivo y desechando lo que no vale; así pues, hago eco de este profundo desencanto por el saber y por la ciencia que se vislumbra en nuestro entorno, e invito a la reflexión de todas las partes implicadas para que se promuevan las vocaciones científicas, como se hace en el Reino Unido, como se hace en USA, como se hace en Japón, como se hace en Alemania.

12 comentarios:

Montse dijo...

Pues te van a dar todos los premios del mundo mundial si consigues que eso suceda.

En general es más fácil que la gente conozca a Yola Berrocal que a Gabriel García Márquez, Gavo para los amigos. Es penoso pero es lo que hay y ni te cuento si entramos en la ciencia. Yo que no me considero un adoquín de la calle, el 60 por ciento, o más, de los científicos son desconocidos para mí, así que entono el "mea culpa" y procuro ponerme al día poco a poco, y ni eso es suficiente.

Besitos corazón

ana dijo...

Yo lo llamaría una paradoja, aquí estamos sin poder vivir apenas sin los avances de la ciencia y de la tecnología y muchos no saben ni quién fue el inventor del telefono.

Esto es una penaaaaaaaaaaaa.

Interesante como siempre.

Un besito y feliz fin de semana.

Balovega dijo...

Hola amigo.. Hoy día es una tristeza ver el poco interes que tienen los jovenes por la cultura, y para colmo son pocos los medios de información que divulgan temas de aprendizaje, como la ciencia, cultura, etc.

Por lo visto en este país todo lo verdaderamente importante no da dinero a las arcas en general.. penoso verdad?..

Un saludote de bella mañana..

Balovega dijo...

Nuevamente hola...

Me había olvidado comentar sobre la maravillosa cita de Einstein... creo que todo deberíamos pensar en algo muy sabio que dice...

" Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia...."

Estelar !!!

Un besito

Violeta dijo...

siempre ahí junto a esta montaña rusa...gracias en el alma.

Arwen dijo...

Ójala que pase pronto y que las aguas vuelvan a su cauce, por que la verdad es que haberla haila....

Saludos.
Arwen

Anabel Botella dijo...

Estamos en una sociedad donde se prima el poco esfuerzo y que lo que tengas se haga de manera rápida y fácil. Eso dista mucho de la labor que hacen los científicos, donde ellos pasan horas y horas investigando, con muchos resultados negativos. La paciencia no se cultiva hoy en día.
Saludos desde La ventana de los sueños.

Milhaud dijo...

Como siempre se dijo, la paciencia es la madre de todas las ciencias... pero también es algo que es muy duro.

Andrea dijo...

Creo que hoy la forma de aprender es otra, y la de enseñar también, los tiempos han cambiado, todo son clics, un golpe de google y todo resuelto, los niños se han acostumbrado a eso, mentes ágiles, rápidas. Y tal vez el método de enseñanza no ha evolucuinado tan deprisa como ellos lo van necesitando. Quizá nosotros, los padres deberíamos tomar cartas en el asunto ayudándolos a aprender, al tiempo que nosotros lo hacemos también, no lo se, son mis raras teorías jaja Un beso Dean!

Carmen dijo...

Como siempre Dean me ha gustado mucho tu entrada de hoy y he tomado referencia del libro de Carlos Elias.

Creo que has dado en la diana cuando hablas de la brecha entre los avances de la ciencia, entendida esta desde una concepción amplia, y el conocimiento por parte de los ciudadanos, incluidos los profesionales del sector en cuestión.
Y esto se hace más llamativo en la medida en que las posibilidades de acceder a la información a través del desarrollo de la nuevas tecnologías hoy día es increiblemente superior a las épocas pasadas.
Si, es muy llamativo. Cuantas más posibilidades de acceder al conocimiento, menos las utilizamos para nuestro propio desarrollo.

Un beso

VolVoreta dijo...

La "caricatura del día" ilustra a la perfección el concepto que transmite tu entrada de hoy. La cultura (con mayúsculas)tan defendida hace 20 años, esa que nos tocó "currarnos" se ha ido diluyendo, como bien dices, porque ahora se "encuentra" a toque de "clic" en internet. Pero también existen otros factores que intervienen en este "pasotismo" generalizado...como dicen por aquí arriba...la falta de interés por profundizar en los temas se tiene que aprender en las aulas pero también ha de ser potenciado en el núcleo familiar.

Te dejo un beso Dean.

Cosechadel66 dijo...

Estupenda la cita de Einstein y muy buena reflexión. Premiar lo simple y rehuir lo complicado. Evitar todo dolor. Curiosamente, y dado que la vida no es fácil, lo único que conseguimos así es más dolor al no saber enfrentarnos a cosas inevitables.

Carpe Diem

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>