viernes, 2 de noviembre de 2012

El problema de la educación


Ponen el nombre de Hitler a una tienda de ropa en la India, el dueño dice que desconoce los crímenes cometidos por tal personaje.

  
El dueño de este bar dice que no conoce nada de la historia de España.

 

 

Y este es un ministro de educación que niega la historia. 

 

Los dos primeros casos (al igual que muchos otros que se ven a lo largo y ancho del mundo) se pueden entender por la ignorancia de la gente, pero el último solamente se puede entender desde el punto de vista de un personaje que vela por los intereses de un partido político y por los suyos propios antes que por los de su país. Este hombre cobra su sueldo como si estuviera al servicio del pueblo, pero los que ostentan el poder no son el pueblo.





 


 

 

 

4 comentarios:

Jessica dijo...

Joo!! Tiene pinta de ser unos vídeos muy interesantes, me gustaría opinar... pero mi conexión es nula y no puedo cargar los vídeos.

Sólo puedo decir que desconocer los crímenes de una persona no lo veo lógico. No tiene 15 años, para no saber quién fue.

Un saludo!!

Emilio Manuel dijo...

Por equivocación hace muchos muchíiiiisimos años, realicé una parada de descanso viniendo desde Madrid, no tenia referencias de ningún tipo, me sorprendió el personaje tan "carca" que lo atendía así como todo lo que tenia colgado.

Saludos

RGAlmazán dijo...

No paro ahí ni de coña. La ignorancia puede llegar a extremos delictivos.
Lo de Wert no tiene nombre. Es el peor ministro de este gobierno, y mira que los demás tienen lo suyo.

Salud y República

Francesc Cornadó dijo...

Wert, el ministro inculto de educación, el tertuliano de Intereconomía, ese, a pesar de su incultura, sí que sabe quien fue Hitler, a menudo lo demuestra.
Salud
Francesc Cornadó

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>