martes, 23 de agosto de 2011

La salvación en siete minutos

Y sigue la euforia de las religiones, se parecen a las grandes multinacionales disputándose el trozo de tarta del gran mercado mundial que les corresponde. Ahora es el turno de los cristianos disidentes de la iglesia católica, que montan un show en el que ordenan 8000 sacerdotes (chicos y chicas) en pocos minutos, con el objetivo de que vayan a conquistar China, ese gran monstruo que se levanta como la gran potencia económica mundial, y hasta ahora olvidada por el mundo occidental. Si hacemos cuentas, cobrando un diezmo a los miles de millones de Chinos, se puede uno hacer rico en muy poco tiempo, aunque yo creo que no se les va a dar tan fácil, pues los chinos -a pesar de ser también muy religiosos y supersticiosos- no son nada tontos. Su lider dice que ha recibido un llamado de Dios y que les anuncia el Kerigma batiendo récords dignos del libro Guiness. Esperemos a ver quién salta mañana a la palestra, seguro que si son los musulmanes, muchos gritaran aterrados pensando que es Al Qaeda.

4 comentarios:

belijerez dijo...

Todos los endiosados, dioses, semidioses o similares tratan de dominar desde el poder, y éste nunca es compasivo, me da igual de que religión sean.

salud y paz.

Cheli dijo...

Tremendo.
Aunque dudo del exito, los chinos tienen muy claro el tema religioso, y me parece que son mas consecuentes con ello, no creo que compren los espejitos de colores que los catolicos les quieran vender.
Besos.

Jo dijo...

pues creo que la religion es aun mas poderosa que esas empresas... vaya que son
una mafia

El dinosaurio dijo...

Los peores enemigos de la Iglesia, la propia iglesia.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>