miércoles, 30 de junio de 2010

El mito de la caverna

Platón describió en su alegoría de la caverna un espacio cavernoso, en el cual se encuentran un grupo de hombres, prisioneros desde su nacimiento por cadenas que les sujetan el cuello y las piernas de forma que únicamente pueden mirar hacia la pared del fondo de la caverna sin poder nunca girar la cabeza. Justo detrás de ellos, se encuentra un muro con un pasillo y, seguidamente y por orden de cercanía respecto de los hombres, una hoguera y la entrada de la cueva que da al exterior. Por el pasillo del muro circulan hombres portando todo tipo de objetos cuyas sombras, gracias a la iluminación de la hoguera, se proyectan en la pared que los prisioneros pueden ver.

Estos hombres encadenados consideran como verdad las sombras de los objetos. Debido a las circunstancias de su prisión se hallan condenados a tomar únicamente por ciertas todas y cada una de las sombras proyectadas ya que no pueden conocer nada de lo que acontece a sus espaldas.

Continúa la narración contando lo que ocurriría si uno de estos hombres fuese liberado y obligado a volverse hacia la luz de la hoguera, contemplando, de este modo, una nueva realidad. Una realidad más profunda y completa ya que ésta es causa y fundamento de la primera que está compuesta sólo de apariencias sensibles. Una vez que ha asumido el hombre esta nueva situación, es obligado nuevamente a encaminarse hacia afuera de la caverna a través de una áspera y escarpada subida, apreciando una nueva realidad exterior (hombres, árboles, lagos, astros, etc. identificados con el mundo inteligible) fundamento de las anteriores realidades, para que a continuación vuelva a ser obligado a ver directamente "el Sol y lo que le es propio", metáfora que encarna la idea de Bien.

La alegoría acaba al hacer entrar, de nuevo, al prisionero al interior de la caverna para "liberar" a sus antiguos compañeros de cadenas, lo que haría que éstos se rieran de él. El motivo de la burla sería afirmar que sus ojos se han estropeado al verse ahora cegados por el paso de la claridad del Sol a la oscuridad de la cueva. Cuando este prisionero intenta desatar y hacer subir a sus antiguos compañeros hacia la luz, Platón nos dice que éstos son capaces de matarlo y que efectivamente lo harán cuando tengan la oportunidad, con lo que se entrevé una alusión al esfuerzo de Sócrates por ayudar a los hombres a llegar a la verdad y a su fracaso al ser condenado a muerte.

Hace dos mil quinientos años hablaba así Platón, pero ¿acaso no sigue prisionera la humanidad de su propia ignorancia como en aquel entonces?

A la pregunta: ¿Es el mundo tal cual lo vemos? ¿Te atreverías a responder que si? o ¿puedes reconocer que lo que nos muestran dista mucho de la realidad?

Creo que nadie pone en duda la validez de este relato. Somos prisioneros, estamos ahora mismo dentro de la cueva, no necesariamente atados en un cuarto oscuro, somos esclavos de la cultura, de la religión, de la civilización, ellos nos dan las respuestas a las incógnitas fundamentales; en la sociedad pragmática en que vivimos nos enseñan a conformarnos con el mundo que nos ha tocado, que hemos heredado. Platón en su libro: La República, lo que pretendía era sacar a la gente de la cueva, para que no vieran las sombras sino la realidad existente bajo el sol.
Fracasó Platón y fracasó Aristóteles, fracasó la República porque las monarquías mantienen a los pueblos entretenidos con las sombras, ajenos a la realidad, sin llegar al conociminento, sin llegar a entender de verdad lo que es este mundo y lo que se debe hacer para mejorarlo.



http://www.wikio.esAgregar a MeneameAgregar a 
Del.icio.usDiggItReddithttp://www.dakno.com/blog/wp-content/uploads/friendfeed.jpg

15 comentarios:

Jo dijo...

tras la verdad hay quien termina ciego o quien termina entonces muerto victima de ese conocimiento...

no lo sé de cierto... hace tiempolei algo sobre umberto eco y la semiótica cultural la que vivimos como occidentales y que tememos trastocar poniendola en juicio..

y la moda,los ritos, las costumbres y comovivimos, consumimos y que vestimos esta superitado a que esa es la realidad a la que tenemos que acatar para sobrevivir...

me voy pensando
como siempre....

Felipe dijo...

Hoy dejas una excelente entrada para la relexión y para buscar los faros que nos ayuden a salir de la caverna para contemplar la realidad tal cual.

Siguiendo con Platón nos podemos detener cuando dice que la soledad sólo es un conjunto de personas agrupadas(más o menos así)

Saludos

Lakacerola dijo...

Das que pensar como siempre...
Un abrazo.

Logio dijo...

Si, ahora habría una tele al fondo de la caverna y un diplomático a su lado.

RGAlmazán dijo...

Pues sí, La República de Platón está vigente, totalmente. Los seres humanos nos escondemos detrás de imágenes y cuando nos llega la realidad la rechazamos porque no coincide con nuestra imágenes. ¡Que real y que triste a la vez!

Salud y República

Isabel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isabel dijo...

muy buen post, hace reflexionar sobre la gran mentira universal en la que nos hayamos inmersos.

un beso

belijerez dijo...

Lo peor es que cada cual cree haber visto su "propio sol".

Ahora a modo de broma; el sol de Andalucía embotellado "Tio Pepe"...así anda el personal.

Salud.

Cheli dijo...

Impresionante la veracidad, lo actual, a su vez, increible, se supone que somos TAN inteligentes....y seguimos tal cual lo vio Platon, y creo que PEOR, se puede entender que siga algo igual si no se tiene informacion nueva para dar pie a un cambio, pero nosotros, que va!! tenemos todo para mejorar y vamos hacia atras..........

Taty Cascada dijo...

Dean:
Te sigo porque tienes la inteligencia de colocar post que nos dejan pensando y reflexionando, ahora me dejaste aislada en mi taza de café, intentando ver si podemos alejarnos de la caverna que nos ha acompañado como guarida tanto tiempo, tendrá el ser humano capacidad para no cegar sus ojos ante el conocimiento y luz real?, me temo que no estamos preparados...
Un abrazo.

Cosechadel66.es dijo...

La monarquía no viene de la lógica, viene del abuso de poder...

Carpe Diem

Arwen dijo...

Creo que Platón se horrorizaría viendo estas imagenes, me dejas reflexionando.

Un beso.
Arwen

Soy beatriz dijo...

Dean, creo que existen muchas cuevas, muchísimas, sin lugar a duda. Pero también en cada una de ellas existe un curioso, un atrevido o inconsciente que sale y mira la luz.
Al regresar sembrará la duda en algunos.
No creo en la visión única de las sombras, creo que siempre hay quienes ven la luz. Si no fuera así, tú no hubieras subido este post, ni tendrías tu blog.


Un abrazo grande!!!

VolVoreta dijo...

Un hecho lamentablemente vigente desde hace siglos y que, personalmente, tengo la sensación de que hoy en día se hace más visible y provocador, porque teniendo los medios (¿más cultura?) para "salir", sin embargo aceptamos las sombras, divinamente sentados en el sofá.

Dean, sin tu permiso, he enlazado esta entrada a una foto que hice hace unos días y que me hizo sentir lo mismo que a tí hoy.

Te dejo un beso.

periodistaenbabia dijo...

Aunque la República de Platón sea un modelo oligárquico que ahora no sería aceptable tu reflexión es muy acertada.

En realidad me da la impresión de que cada vez hay más cadenas y cada vez más gente dispuesta a ponérselas voluntariamente siempre que las sombras se parezcan a sus anhelos.

Un saludo.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>