miércoles, 4 de noviembre de 2009

Creer o no creer, he ahí la cuestión



Creer en Dios puede ayudar a bloquear o calmar  la ansiedad, según un estudio de la Universidad de Toronto que muestra las diferencias entre el cerebro de los creyentes y el de los no creyentes.

El estudio, publicado online en Psychological Science, fue liderado por Michael Inzlicht y realizado sobre unos voluntarios. A éstos se le solicitó que efectuaran la prueba de Stroop, una prueba cognitiva estándar, mientras que unos electrodos recogían su actividad cerebral.

Comparados con los no creyentes la actividad cerebral de los creyentes era significativamente menor en el córtex cingular anterior (ACC, en sus siglas en inglés), una región del cerebro que ayuda a modificar el comportamiento cuando se necesita atención y control, generalmente como resultado de algún evento productor de ansiedad, como por ejemplo cometer un error.
Comprobaron además que cuanto más firmes eran sus convicciones religiosas menos respuesta había por parte de esta región cerebral a sus propios errores.

Según Inzlicht se podría decir que el ACC es como una “alarma que suena” cuando el individuo acaba de cometer un error o experimenta incertidumbre. Según sus hallazgos la gente religiosa o simplemente los que creen en Dios muestran una actividad cerebral menor en relación a sus propios errores. Tienen menos ansiedad y padecen menos estrés cuando cometen un error.

Esta correlación sigue siendo fuerte incluso después de haber controlado la personalidad y las habilidades cognitivas de los voluntarios.

Además los creyentes cometían menos errores cuando realizaban la prueba de Stroop que sus compañeros no creyentes.

El estudio apoyaría la idea de que las creencias religiosas tendrían un efecto calmante sobre los creyentes, que cometerían menos errores y sufrirían menos ansiedad al enfrentarse a lo desconocido.

No obstante Inzlicht advierte que la ansiedad es una espada de doble filo que a veces es necesaria y útil. La ansiedad puede ser negativa porque puede paralizar de miedo a la persona, pero además tiene una función útil de alerta cuando cometemos errores. Si uno no experimenta ansiedad cuando comete un error, dice Inzlicht, ¿qué le hará cambiar de comportamiento para  no cometer el mismo error de nuevo?.

Esto explica muchas de las actuaciones de la gente que  es tan propensa a la religiosidad, sobre todo en el aspecto de reincidir en sus errores. Que estemos  tranquilos, calmados, sin ansiedad, que no cuestionemos nada, que traguemos entero, que sigamos con pasividad el transcurso de nuestras vidas, parece ser que eso logra la religiosidad, o ustedes que creen?.

Fuentes y referencias:
Noticia en la Universidad de Toronto 


http://www.wikio.es Agregar a MeneameAgregar a TechnoratiAgregar a Del.icio.usDiggItAgregar a GoogleRedditAgregar a BlinklistAgregar a Blogmarks  

18 comentarios:

Sandra Gutiérrez Alvez dijo...

buen tema el de hoy, yo creo que para no cometer varias veces el mismo error no debemos seguir metiéndonos en religiones. con todo el respeto hacia los creyentes.
Y para lograr ese estado quizá no sea necesario creer en ningún dios más que uno mismo, que sus convicciones internas , que conocerse a si mismo y crecer desde ahí...

muy bueno tu artículo, igualmente.

te dejo un beso.

La Dolce V dijo...

Jejej en el punto medio está la virtud, no?
Tuve un amigo que fue ateo la mayor parte de su existencia; encontró la tranquilidad en orar simplemente (nunca supe si llegó a creer en algún dios) durante el cáncer que al final extinguió su vida.
Creo que si algo (religión, oraciones, mantras, picarte el ombligo) te sirve de consuelo o desahogo, sin llegar al extremo del fanatismo y, claro está, sin dañar al prójimo... bienvenido!
Saludillos Mr. Dean ;)

Javier dijo...

yo me considero agnóstico y no me gusta mucho hablar de religión...

Ciberculturalia dijo...

El ejemplo de que esto debe ser real ya que así lo avla todo un experimento científico, son algunos creyentes españoles que reinciden y reinciden y siguen apoyando a políticos a pesar de haberse demostrado que son y están corruptos.
Interesante noticia
Un beso
Carmen

Menda. dijo...

Yo es que no soy muy pasiva, ajjajajaja.
Me has recordado la canción esa que dice :

♫♪♫ Ansiedadddddddddddddddd, de tenerte en mis brazosssssssssss!!! ♫♪♫

Dirty Clothes dijo...

Hombre si crees en algo con convicción, seguro que te ayuda a vivir más trankilo, pk tienes unos ideales que te ayudan a seguir...

probaré a hacerme religioso a ver si me calma tanto estrés ;P

dirty saludos¡¡¡

RGAlmazán dijo...

Tener fe, sin duda ayuda a calmar la ansiedad por saber el porqué de las cosas. Es lo mismo que la ignorancia. El ignorante no se plantea ciertos temas, el creyento los resuelve rápido con la excusa de dios.
Prefiero pagar con ansiedad y reflexión a evitar preguntarme el porqué de las cosas.
Allá ellos. Eso sí, que no me quieran imponer su fe, que es lo que suelen hacer.

Salud y República

Ana dijo...

Muy interesante el tema de hoy...Como siempre.

Muchos besitos.

Felipe dijo...

¡Que le den!

soy ateo y no me creo más tonto que los de misa diaria

Saludos

Montse dijo...

Cuando he empezado a leer tu magnífica entrada de hoy, iba pensando que me iba a tener que convertir a alguna religión, porque soy Doña Miedos, Doña Errores y Doña Ansiedades, pero mira tú que al llegar al final resulta que va a ser bueno... pos oye!!!!

Mi psiqui, en el que confío "a pies juntillas", me ha dicho muchas veces que hay que desdramatizar con respecto a la ansiedad. Sencillamente no hay que dejar que llegue a límites que puedan con nosotros, para ello se lleva el medicamento preciso, si uno no es capaz de controlarla, y se lo administra convenientemente y a otra cosa, butterfly.

Alucino diariamente con tus entradas. Esta es sorprendente y perpleja me he quedado con lo buena que es y lo bien documentada que está. Es que alucino pepinillos contigo!!!!

Besitossssssss

Arwen dijo...

"Con la iglesia hemos topado amigo Sancho"...en fin lo que está claro es que para los creyentes es mucho más fácil explicarse según que cosas. Aunque yo sea escéptica.

Un abrazote.
Arwen
(veo que los chicos de Dirty también te han nominado...por eso no te nominé yo...xD)

Arwen dijo...

Gracias Dean, no te imaginas la ilusión que me han hecho esos fantásticos zapatitos de chocolate!!!!...gracias, gracias!! :D

Saludos emocionados.
Arwen

Juanjo dijo...

Yo creo en Dios, en mi Dios, y en el que cree también mucha gente, lo que no creo es en las altas esferas de la iglesia.

Saludos.

Logan y Lory dijo...

No dudamos de la credibilidad de ese informe pero si ponemos en tela de juicio el que los creyentes sientan más tranquilidad que los ateos, a la vista de todos los extremos fanáticos que las creencias divinas crean en muchas mentes.

La fe siempre es respetable, pero uno que es ateo, nunca ha encontrado la necesidad de buscar en un dios la calma. Nuestro equilibrio reside en el propio conocimiento.

Un abrazo.

VolVoreta dijo...

Supongo que la cuestión es creer en algo...en uno mismo, sería lo ideal. Conozco gente que presume de religiosidad y los he oido soltar unos "tacos" que ni a mi se me ocurrirían, y no digo nada de su actitud hacia el prójimo.
¿Los errores? ¡los repetimos constantemente! es lo que "mejor" sabemos hacer :)

Te dejo un beso Dean.

Ches dijo...

Muy interesante, no tenia idea de hecho.

Soy ateo y es muy cierto lo que dice RGAlmazán, he conocido a mucha gente creyente que por su Fe tiene mas confianza en ciertas situaciones sin embargo la mayoría de la gente religiosa que he conocido al menos aquí en Yucatan tiene un cacahuete por cerebro y es de la peor clase, gente chismosa, arrogante, arribista, y un gran ETC. no por ello digo que los ateos o agnósticos sean mas listos, todo es cuestión de educación o cultura supongo, en fin. No me había pasado por aquí hasta hoy y me ha gustado, espero seguir leyéndote, un saludo ;).

Balovega dijo...

Hola y buenos días amigo Dean..

Que tengas un lindo jueves, cuidado con el frió, claro que por esos lares no será mucho como por aquí.

Besitos

Kaloni dijo...

Muy buen bvlog, lo seguiré.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>