lunes, 1 de noviembre de 2010

¿Es cosa del cerebro?

Un estudio concluye que enamorarse toma exactamente medio segundo y además es cosa del cerebro, no del corazón.

Según la profesora Stephanie Ortigue, de la Universidad de Syracuse, en Nueva York, enamorarse puede provocar la misma respuesta eufórica que provocan las drogas ilícitas en el cerebro, donde se activan 12 áreas.

Para que luego digan que en el corazón no manda nadie. Los científicos también encontraron que las distintas formas de amor, como el amor filial o el amor materno, activan distintas áreas cerebrales que las activadas con el amor apasionado.

La ciencia cada día nos depara nuevas sorpresas, sólo espero el momento en que todo el mundo crea más en la ciencia que en la superstición y los dogmatismos.


15 comentarios:

Cheli dijo...

Que interesante, a ver si con una pastillita nos curamos cuando no funciona, una "aspirinita para el mal de amores"

Un beso.

VerboRhea dijo...

Jajaja: totalmente de acuerdo con Cheli.
Cierto, a ver si la ciencia profundiza más en estos temas y nos explican todo "el mono" amoroso de una manera más racional.¿Medio segundo? Te digo yo que a algunos el reloj del hemisferio se les ha parado o va muy lento...:))

Feliz semana.Salu2.

RGAlmazán dijo...

Pues sí, ese será un día importante. La ciencia sobre la religión y la superstición. Ojalá llegue pronto.

Salud y República

Jo dijo...

por el protoplasma del cerebro celebro que el corazón no sea el culpable..
ya tiene demasiado peso sobre el y responsabilidades

:D

Rafael Ángel dijo...

El sistema nervioso lo rige todo. Las emociones son reacciones químicas del cerebro. Lo que ocurre es que el homo sapiens reviste todo eso de poesía y viene a decir: "Si el amor se reduce a bioquímica, maravillosa es ésta".

Saludos.

Marisol dijo...

Pues, ahora ya no diremos "un corazón enamorado, sino un cerebro enamorado. Ja!
Saludos cordiales.

Logan y Lory dijo...

Ahora entendemos muchas de las reacciones que nos pruduce el enamoramiento.

Un abrazo.

Las Gemelas del Sur dijo...

Cierto Dean, también tenemos la convicción que todo tiene una explicación científica, pero nos hace reflexionar que el propio Einstein dijera que "el hombre encuentra a Dios, detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir". ¿Es esa la naturaleza del hombre?

Besos a pares.

belijerez dijo...

En el cerebro está casi todo, los impulsos, los pensamientos...somos pura química. Lo perverso es que la química la estamos contaminando y cada día está más alterada. Yo me enamoré en el 2007 y juro que fue tremendo. Un chute de droga pura y enorme. Menos mal que ya pasé, el mono incluido y ahora he vuelto solita al amor, éste es mucho más sereno y equilibrado.

Saludos.

Arwen dijo...

Ja,ja,ja...supongo que la liberación de endorfinas tiene que ver en este proceso... pero medio segundo, me parece un dato emocionantísimo y muy conmovedor...

Besos Dean!

Arwen

Cosechadel66.es dijo...

En realidad todo es cosa del cerebro ¿no? Otra cosa es que no haga las cosas por su cuenta :-)

Carpe Diem

Maria... dijo...

No estaria mal lo de la pastillita para el mal de amores .
Cuando yo tuve a mi hijo , les contaba a mis amigas que no tenian que el amor que sentia hacia mi hijo era como cuando te enamoras pero multiplicado por mil y en vez de ir decreciendo con los hijos va cada dia a mas. No se si me explicado bien.
El amor esta detras de todos nuestros actos , aunque hagamos mal muchas veces es para proteger o protegernos y eso es un acto de "amor". Hoy estoy filosofica.
Un besazo Dean

Maria

Chloé dijo...

Hola.
Es muy interesante esta entrada! :P
Y yo pensaba que la gente se enamoraba con el corazon, no con el celebro O_O

Gracias por la información.

Lakacerola dijo...

Pues pronto inventarán los fármacos para el enamoramiento...

periodistaenbabia dijo...

Es cosa del cerebro, pero el corazón tiene una imagen mucho más literaria :P

Un saludo.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>