sábado, 16 de octubre de 2010

Educación emocional si, dogmas no

Me cuesta creer que hoy día, casi todos los niños tienen ordenador en su casa pero no en el colegio, estos niños de ahora nos llevan una gran ventaja tecnológica, no vamos a su ritmo, la brecha generacional es enorme, no tienen nada que ver con los chicos de hace diez años, el cambio que se está dando es como el que se daría al pasar de la edad de piedra a la revolución industrial. 

Pero paradójicamente -y desde mi punto de vista- hace falta que vuelvan algunos profesores de antes, tengo claramente en mi memoria cuáles fueron mis mejores profesores y pienso que esos harían una labor estupenda hoy día, porque eran guías del aprendizaje, que apoyaban a sus alumnos y les entrenaban para que su pensamiento se formara, no gastaban tiempo en mandar a callar a sus alumnos (como sucede hoy) porque ya todos estábamos con la boca abierta y en un silencio sepulcral para no perdernos ni una sílaba de lo que ellos nos decían. 

En los colegios hay una lucha con los alumnos porque a los 9 años tienen móvil, y lo que hay que asumir es que lo tienen y lo saben usar, entonces debe convertirse en una herramienta que hay que explotar de manera inteligente y no prohibirla. Formar emprendedores, investigadores, gente inquieta, que se olvide de los realities o las intervenciones en los platós de televisión donde ganan un dineral por aparecer y hacer el tonto.

Muchos jóvenes de hoy están trabajando en profesiones que hace 6 años no existían, y cada vez será más evidente este cambio, lo que nos obliga a educar niños y jóvenes de una manera completamente diferente a como se viene haciendo en los últimos años, no hay conocimientos que transmitirles, pues ya los tienen todos en internet.

El educador moderno debe distinguirse sobre todo por proponer nuevos problemas a sus alumnos (y poner fin a la repetición de la repetidera que se ha dado desde hace años); estimular su creatividad y motivarlos para convertirlos en personas inquietas (a diferencia de la pasividad de los actuales que asisten a clases porque es obligatorio); ayudarlos a alejarse de ideologías y estimular su autoestima (en contraposición a como se ha venido haciendo: se les inculcan valores propios de ideologías cristianas o de cualquier otro tipo, que coartan su libertad).

Por último, y como ya se ha demostrado en diversos estudios, los niños más felices, más competentes social y emocionalmente, que confían más en si mismos, son aquellos a quienes se les ha hecho una buena gestión de sus emociones, se les ha alejado de dogmas y valores tradicionales y en cambio se les ha enseñado a controlar su ira, a ponerse en el lugar del otro, o manejar las situaciones cotidianas sin que su autoestima quede lesionada.

14 comentarios:

Soy beatriz dijo...

Hola Dean, que fantástico tu post. En verdad vivimos una era de mucha complejidad y también de altas contraposiciones entre la tecnología y el uso que se da a ésta-
Relacionado a una parte de este tema subí mi último post y si tienes ganas puedes entrar desde mi blog, al blog de USA MI REFLEJO, que trata el tema de la educación.

Muy, muy interesante, Un beso y un abrazo!!!

Damian dijo...

profesores los de antes, ahora los hicos estan muy al tanto del a nueva tecnologia pero no leen libros

Logio dijo...

Una cosa es que un niño tenga móvil y otra distinta es que lo tengan 30 alumnos a la vez.

Hablando de móviles, esos chicos que dices tiene móviles de tarjeta (porque si tuvieran de contrato sería la ruina)y en cuanto tiene cinco euros van a recargarla pero, sorpresa, las inocentes compañías telefónicas de han dado crédito y de los cinco euros, en el mejor de los casos le quede lo justo para encender el móvil.

RGAlmazán dijo...

Yo no creo que cualquiera tiempo pasado fuera mejor, tampoco los profesores de antes eran mejor.
Lo que sí puede haber es un agujero en la socialización de los niños, relativo al respeto y sobre todo al uso que se puede hacer de las cosas que le producen el exceso de consumismo que tenemos.
Un móvil no es malo, siempre que se use debidamente. Lo que ocurre es que la responsabilidad mayor no es la de los profesores, sino la de los padres, que confunden cariño y educación con regalos.
Es triste ver, como hoy, muchos padres y madres dedican menos tiempo a sus hijos y eso lo palían comprándoles cosas que les entretengan.
Hay algo que no se puede compensar, y es el cariño, el apego y la dedicación a educar a los hijos.

Salud y República

fermin dijo...

Yo tampoco veo que fuesen mejores los educadores de antes. Lo que si veo es que ha cambiado, y mucho, la relación padres educadores. Antes se procuraba ir de la mano, ahora el divorcio es latente y lo que se inculca en las aulas no tiene su continuidad en las casas, y eso... Eso desconcierta enormemente al niño. Eso es, en mi opinión, lo que está haciendo que fracase el modelo. Los instrumentos, sean tecnológicos o no, tan solo son herramientas.

Assynt dijo...

Hola, Dean. Yo creo que los educadores de hoy en día no se enfrentan sólo a las nuevas tecnologías, sino a una absoluta y completa falta de educación y respeto hacia cualquier tipo de autoridad. Los padres de hoy en día pasan de sus hijos, se excusan con eso de trabajar y que no hay tiempo. Mis padres trabajaban los dos y tenían tiempo para educarnos y darnos collejas verbales si hacíamos algo mal, no nos compraban con regalos, sino con cariño. Pero actualmente es más cómodo sentarlos frente al ordenador o la consola y que no molesten demasiado. Vas por la calle y ves a los críos tan maleducados que da pena. Y ganas de ponerles correa y bozal. Cuando los padres comiencen a estimularlos con algo más que eso, entonces los profesores podrán hacer su trabajo, mientras tanto es difícil.
Los educadores de antes no lo tenían fácil, pero me comentaba uno de mis profesores de instituto que se quejaban de nosotros, pero que eramos santitos en comparación con estas nuevas generaciones.
Aunque creo que sí deberían aprovecharse mejor las nuevas tecnologías en la educación de los más jóvenes. Y fomentar la lectura, claro.

Jo dijo...

la tecnologia deberia serun apoyo una herramienta ... pero parece que es lo imprescindible

Cheli dijo...

Es uno de los problemas que tenemo hoy en dia, la sociedad es diferente, los niños toman decisiones que deben tomar sus padres, los profesores no pueden corregirlos porque los denuncian o los esperan afuera para pegarles, los padres....bueno, en cuanto a los padres hay de todo un poco, estan los que no participan en absoluto en la educacion de sus hijos porque no les importa, hay otros que realmente mucho no pueden hacer trabajando 16 u 18 horas fuera, hay otros que si quisieran hacer pero no los dejan (padres divorciados, que la ley no entienden que se divorcian de su esposa, no de su hijo, y si la mujer tiene mala voluntad, pues el padre puede despedirse del hijo)...
Es un tema con muchos puntos para tocar y si sigo aburrire.....
Saludos.

Felipe dijo...

El concocimiento humano a día de hoy no es posible sin el uso de las TIC.El alumno debe ser formado junto en su formación humanística con el uso de estas nuevas herramientas.

Son más intuitivos que los mayores y tomas rápidamente el manejo de éstas.

En los colegios,según que Comunidades,ya han empezado su uso y se ve que el aprendizaje es mayor.

Saludos

alexia {All} dijo...

La educación mas importante esta dejando de ser la que impere en todas las áreas de nuestra vida, RESPETO, es enseñar a que todos los seres que habitamos este planeta somos dignos y merecedores de ESA SIMPLE PALABRA el respeto.
Si los educadores y los alumnos se respetaran tanto unos como otros se dedicarían a;
escucharse, crecer y aprender
los adultos tenemos tanto para enseñar como para que nos enseñen, en tu entrada dejas muy claro algo que a mi sigue motivándome día a día para seguir sintiendo ilusión y es dar a todos lo que deseamos para nosotros.A veces los adultos olvidamos que los niños y los jóvenes poseen inteligencia emocional y esa es básica para formar seres con moral y ética.

Saludos desde mi orilla.

Logan y Lory dijo...

Los buenos profesores son aquellos capaces de atraer la atención de los alumnos y de tenerles concentrados en sus explicaciones al igual que tú recuerdo bien quien fue capaz de inculcarme materia haciéndome interesarme por ella y quien era un mal profesor. Ahora las herramientas son muchas, la tecnología está al alcance de los niños a más temprana edad y ello obliga a los adultos, padres y educadores a saber utilizar esas herramientas para que los chicos las aprovechen y eso obliga a una reestructuración del sistema educativo que es de lo que actualmente adolecemos ya que hemos dado pasos atrás en los actuales sistemas educativos.

Interesante post que daría para otros debates.

Un abrazo.

Marisol dijo...

Una entrada muy buena. Es cierto lo que escribes. Promover más el uso de la tecnología pero por un mejor camino y a subir la autoestima de los chicos para que rindan mejor en clase y participen de mejor manera.
Yo agregaría que no solamente los profesores, sino también los padres deben de hacer ver a sus hijos que p.e. la computadora no solamente es una herramienta de diversión.
Recibe un cordial saludo.

Arwen dijo...

Una maravilla la que has expuesto Dean y yo creo que los buenos profesores no son aquellos que citaban que la sangre con tinta entra, sino esos otros que acercan al alumno al tema y lo hacen disfrutar, participar, emocionarse, sentir y tener ganas de saber más...

Besos.

Arwen

periodistaenbabia dijo...

Lo que viene siendo educarlos en sociedad. Aunque no sólo se necesitan profesores adaptados sino padres adaptados, tanto a la tecnología como a su responsabilidad para con la educación de sus hijos.

Un saludo.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>