domingo, 1 de noviembre de 2009

El primer día de tu nueva vida puede ser hoy

Hay quienes creen que esto es cosa del pasado:



Pero es lo cotidiano y por eso hay muchos que estamos con ellas:




http://www.wikio.es Agregar a MeneameAgregar a TechnoratiAgregar a Del.icio.usDiggItAgregar a GoogleRedditAgregar a BlinklistAgregar a Blogmarks

14 comentarios:

Silencios dijo...

Querido amigo
Algún día está violencia gratuita terminará.
Algún día millones de mujeres y de niños perderán el miedo, porqué esto ya solo será un maldito recuerdo.
Si, es increíble pensar que aún sea realidad, nunca lo debió ser, pero lo es.

Dean mis besos siempre aunque pase de puntillas.

MaRieLA dijo...

Si, lamentablemente es cotideano en todos lados. Son un calvario esas vidas y es aberrante que suceda. Por eso hay que estar con ellas. No pueden quitarnos la libertad.
Un besote Dean, y gracias por ese comentario tan lindo en mi blog. Me alegra transmitir lo que soy, sin caretas, sin mentiras :)
Besos!

Ciberculturalia dijo...

Es una lacra contra la que hay que luchar con toda nuestra fuerza. Desde las instituciones, desde la propia sociedad. Con vuestra ayuda, los hombre. Con nuestra complicidad de mujeres.
Todos contra esta humillante e indecente violencia

Buena entrada, Dean
Un beso
Carmen

RGAlmazán dijo...

Una lacra que parece que no acaba nunca. Todos unidos contra ella. Es la única forma. Ese machismo tan arraigado en el hombre hispano hace que muchos se crean dueños de las mujeres.

Salud y República

Felipe dijo...

claro que estamos con ellas,con todas ellas

es lo más terrible y lo más cobarde

Un abrazo

Juan Navarro dijo...

Es difícil decir "Te amo", pero es mucho más difícil decir "Ayúdame", que necesitamos ayuda. Quizá porque se entregan todos los secretos de la vida, la intimidad, porque uno se desnuda al completo y se entrega con toda su fragilidad, porque descubre sus miserias y sus contradicciones. Por eso quizá no baste con ofrecer la ayuda, quizá haya casi que imponerla.
Y el futuro: es un mal de esta sociedad y no se erradicará hasta que no cambie el modelo. Lo que hagamos sólo podrá ser paliativo.
Un abrazo.

Juanjo dijo...

No es algo tan del pasado no... lamentablemente continúa ocurriendo y debemos luchar con contundencia para que acabe.

Genial y necesaria entrada, Dean

Un abrazo

Cosechadel66.es dijo...

Ojalá fuera del pasado. Queda mucho por hacer aun, y no hay que parar.

Carpe Diem

maria dijo...

Desde mi experiencia en una asociacion que lucha contra esto, te dire que es pasado, presente y futuro desgraciadamente y que en nuestra mano solo hay dos cosas, exigir a los gobiernos leyes mas justas y mas completas que las protejan de verdad y lo mas importante.. Educar a nuestros jovenes en el respeto y en que no se escuden en la violencia con los mas debiles...Porque NO son enfermos, solo cobardes ...Y lo mas importante educar a la futura victima a que no sea codependiente y tenga tolerancia cero con la violencia..Teniendo preparado para luchar contra su miedo, todo un sistema estatal que las proteja... Mientras eso no ocurra y cambiemos la educacion y las leyes, solo podremos solidarizarnos de palabra o cancion y eso poco las ayuda en su rutina de miedo. Un beso

VolVoreta dijo...

Empecé a ver los vídeos pero no he podido llegar ni a la mitad. Este tema me duele demasiado.

Lamentablemente hay para rato. Volvemos a lo de siempre...educación de igualdad en la escuela, en el entorno más próximo, crear una conciencia de respeto es imprescindible para conseguir llegar a buen puerto y aún así...

Te dejo un beso Dean.

SOMMER dijo...

Ojalá se acabe esta lacra...

Maria... dijo...

Pienso que los hombres teneis que decir basta a que algunos otros hombres os hagan parecer lo peor.
Las penas tendrian que endurecerse. Es una pena que cada día maten mujeres y la ley no avance. Bibiana Aido no se muy bien lo que hace pero por las mujeres maltratadas poco.
Me encanta tu blog Dean.
Un besazo guapo
Maria

Arwen dijo...

Enhorabuena Dean por poner un post como éste en contra de esta violencia tan, confiemos en que gracias a la educación y a la colaboración de todos un día (esperemos que pronto), esta lacra termine.

Un abrazo.
Arwen

Montse dijo...

Es increíble lo poco que hemos avanzado y está tan vigente que da pavor.

Lo peor es que somos las propias mujeres las primeras culpables del hecho. Somos las principales educadoras y sin darnos cuenta o a lo mejor sí, dejamos caer cosas que los niños asumen como buenas.

Este es un tema largo para tratar en un comentario pero como este es un tema que he sufrido en carnes propias y después, al cabo de los años, para tratar de mitigar el dolor, la humillación y otros sentimientos, ayudé a otras mujeres a salir del trance y todas "sabemos" los pies de los que se cojea, al menos, en este país.

Muchas de las soluciones, a largo plazo, están en nuestras manos y no pasan por que nos equiparen al lince ibérico, poniéndonos un día al año de celebración, que mira que me jod....

Besitosssssssss y perdón por la extensión

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>