lunes, 19 de octubre de 2009

Sin ti no soy nada...

El mito de la media naranja parece que se ha caído por su propio peso.

¿Para qué nos unimos a otra persona si en la mayoría de los casos esa relación se termina más tarde o más temprano?.


Anteriormente las parejas se unían por muchas razones diferentes al enamoramiento, pero en los últimos tiempos -con la independencia de la mujer-  lo que prima es la sensación de estar enamorados, las emociones se inflan y lo que antes era secundario se vuelve ahora primordial. La seducción y el cortejo toman una gran dimensión de tal suerte que hay una especie de cultura romántica. Esto se ve influenciado además por los medios de comunicación que realzan los estereotipos en los que se ve el final feliz donde triunfa el amor y la pareja termina en una promesa de amor eterno.

Se crea un mito en el que, el encontrar  nuestro complemento se ve como la solución a nuestros problemas, y nos parece que el desarrollo personal está fuera de nosotros, nos convertimos en la mitad de algo, y creamos una situación de dependencia de la otra persona, la famosa frase: "sin ti no vivo"; aparece además el tipo de unión que es más para no estar sólo, para solucionar los propios problemas de inseguridad, que con el fin de estar con la otra persona.

La solución estaría en que cada quien se considere a sí mismo como un ser completo y acabado, autónomo y preparado para evolucionar, que tenga con la otra persona en primer lugar una relación de amistad total, que tenga una clara visión de la vida y simplemente el otro sea con quien quiere compartir esa visión. Dos seres completos que caminan de forma paralela, no que se complementan; que se relacionan desde su autonomía personal y emocional, mas no por la dependencia o necesidad de cubrir unas expectativas.

Viñeta de Vladdo.


http://www.wikio.es Agregar a Meneame Agregar a Technorati Agregar a Del.icio.us DiggIt Agregar a Google Reddit Agregar a Blinklist Agregar a Blogmarks

21 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Querido Dean, en tu último párrafo das la clave. La única posibilidad es considerarnos seres completos, que no aislados y si hay otra persona, la solución es compartir y hacerse cómplices. Pero siempre considerando que no hay nada infinito y que la evolución puede ser dispar.
No pasa nada. Tan solo es saber llevar la maleta en solitario si se diera el caso. Hay miles de personas con las que compartir sin necesidad de formar pareja tradicional.
En fin, todas las fórmula son posibles pero apoyo tu tesis: seamos seres completos.
Besos mañaneros de lunes

Felipe dijo...

Compartir vida y sentimientos puede ser pasajero,incluso necesario cuando la relación ha llegado a termini.

Vivamos en la complicidad de que siempre habrá otro/a que nos acoja

O simplemente,sin nadie en la mochila

Saludos

Duncan de Gross dijo...

Hola dean, coincido con Ciberculturia, das la clave en ese último parrafo, lo demás: Invenciones arcaicas y desfasadas que aún duran hoy en día. Un placer volver a leerte. Miiauus!!

Senovilla dijo...

Hombre, que te voy a decir yo soy completo y mi mujer también, son 25 años juntos y no sé si somos media naranja o MELÓN entero, pero cuándo encuentras a la persona ideal, merece la pena compartir la vida y sentir a diario que sin ella no soy nada.


Un abrazo.

Ana dijo...

Muy acertada tu reflexión....Seres completos que caminan uno al lado del otro.

Muchos besitos.

Dirty Clothes dijo...

Amén.

dirty saludos¡¡¡¡

Juan Navarro dijo...

Es justamente lo que ha decaído: la complementaridad, la dependencia, la media naranja,... Se trata de amor, de amor. Y sólo hay amor desde la igualdad, desde la independencia. El ser incompleto no se completa con otro incompleto, sino que se deterioran aún más; si acaso, se consuelan, pero hasta el consuelo será ficticio. Se me ocurre el símil culinario: No se trata de compartir un plato (peor si está mal elaborado, con malos productos, mal condimentado), porque ambos se quedarán con hambre, sino de hacer un nuevo plato respetando los gustos y los intereses de ambos. Y tampoco se trata de imponer filias o fobias culinarias, no es obligatorio que guste lo mismo. Ni es obligatorio sentarse a la mesa todas las comidas. Lo esencial es sentirse permanentemente libres, para estar juntos o para no estarlo.
Un abrazo.

Angel Cabrera dijo...

Conincido contigo Dean. El mal enfermizo que destroza cualquier pareja es la dependencia de cualquier tipo: emocional, psicológica, económica, filial...

Cosechadel66.es dijo...

Respeto y colaboración. Caminar juntos y comprender desvios.

Carpe Diem

ana dijo...

Buenos díassssss, aqui sigo poniéndome al día.

El video del sábado me encantó.

Llevo mucho retraso mi querido amigo (cuestiones de trabajo y ahora familiares, me impiden estar como me gustaría), pero de vez en cuando saco un ratito, como ahora.

La verdad es que me uno a tu opinión final, buscar la amistad por encima de todo. Creo que no se puede estar enamorado toda la vida, y que nada es como al principio. Aunque algunos en nuestro exceso de romanticismo añoramos que se cumpla esa idea.

Un besito muy fuerte.

Anabel Botella dijo...

Tengo pareja desde hace casi 15 años, y para nosotros lo importante es nuestro espacio particular. Yo respeto el suyo, y él respeta el mío. Me creo una mujer independiente de las ideas de mi pareja, y eso nos hace querernos y respetarnos.

Andrea dijo...

Yo ya no se que creo Dean, estoy tan agotada de intentar ser individual que casi estoy tirando la toalla pero me quedo con el comentario de cosecha, es justo lo que pienso. Buena entrada..Un abrazo!

Juanjo dijo...

Dependencia no, entendimiento y compartir sí. Un saludo Dean.

Arwen dijo...

Saludos Dean y en el último párrafo lo calcas...yo creo que esa es la historia perfecta, la autonomía, el respeto y el querer estar con la otra persona, como un compañero/@ con el que compartir buenos y no tan buenos momentos.

Un abrazote, y preciosa la entrada de hoy! ;P

VolVoreta dijo...

La última frase sería el "lazo" ideal de cualquier relación. Seguramente, algunos, lo tenemos claro pero...que difícil es aplicar la teoría cuando el corazón se empeña en lo contrario.

Te dejo un beso Dean.

Logan y Lory dijo...

Nosotros también nos sumamos a varios comentarios que destacan tu último párrafo:
"Dos seres completos que caminan de forma paralela, no que se complementan; que se relacionan desde su autonomía personal y emocional, mas no por la dependencia o necesidad de cubrir unas expectativas."

y creemos que ahí condensas todo el significado que supone una relación de pareja, vidas paralelas que mantienen su personalidad individual.

Un abrazo.

Menda. dijo...

Quita, quita, con lo bien que se está en pareja.........

l.e.linsay dijo...

hola somos TIPEX y LINSAY, y nos gustaría que participaras en el proyecto que estamos comenzando, en la creación de un blog, de dar a conocer blogs, con la calidez y calidad del tuyo, en los que se harán comentarios en referencia a tu manera de escribir, las reglas las encontraras en una de las entradas.
Te esperamos en http://corazonsimple.blogspot.com/
Un saludo.

Montse dijo...

Dean, pero con los años que llevamos tú y yo, recuerda que en el 2007 estuvimos viendo a Ennio Marchetto, en el espectáculo, jejeje.

La clave está en que no haya ningún tipo de dependencia y que se evolucione constantemente para que la otra persona siga siendo atractiva, ambos sigan teniendo interés para la pareja. Es mi humilde opinión.

Besitosssss

LOLA dijo...

AY CHICO...HAY SERES MARAVILLOSOS...EL PROBLEMA ES QUE NO ACEPTAN QUE LOS PUEDA TENER A TODOS JUNTOS...PARA MI..AL MISMO TIEMPO.

JUAS JUAS

LOLA CIENFUEGOS

Balovega dijo...

Hola amigo..

"Sin ti no soy nada".. no me gusta el título, ya que aunque tu no estés, yo seguiré siendo yo.

Jjeje... creo en la media naranja y creo en el amor verdadero.. Para tener todo esto..se necesita algo tan sencillo como respeto, colaboración por ambas partes y mucha complicidad..

Besotes y suerte!!

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>