lunes, 26 de octubre de 2009

Peor el remedio que la enfermedad?


La distonia muscular es un síndrome que consiste en contracciones musculares sostenidas en el tiempo. La mayoría de las veces causa torsiones, movimientos repetitivos y/o posturas anómalas. Además, presenta tics regulares o irregulares y afecta a una o varias partes del cuerpo. Estos desórdenes musculares no afectan las otras funciones del cerebro, como la personalidad, la memoria, las emociones, los sentidos, la capacidad intelectual y la actividad sexual se mantiene absolutamente normal. Existen diversas clasificaciones de la distonía, las cuales dependen según donde estén ubicadas en el cuerpo: Distonía primaria o idiopática; distonía secundaria; distonía generalizada; distonía focal; hemidistonía y distonía segmental.

En la red aparece el caso de una mujer con este problema, y lo que sucede es que no puede ir hacia adelante caminando de manera normal, si va corriendo lo hace bien, si va hacia atrás lo hace normal.

Hay mucho sensacionalismo detrás de esto, pero el sitio web del FDA cataloga el mercurio y el formaldehído entre algunos ingredientes de la vacuna contra la gripe H1N1 como posibles causantes. Los científicos han encontrado muchos efectos perjudiciales del mercurio sobre el cerebro como el desorden que se ve en el vídeo, aunque este puede ser causado también por otros factores como una infección, envenenamiento (p.ej. el envenenamiento con plomo), o la reacción a medicinas, en particular neurolépticos o antipsicóticos.



Más nos valdría mirar detenidamente los componentes y los excipientes de los medicamentos que consumimos, no vaya a ser pero el remedio que la enfermedad.


http://www.wikio.es Agregar a MeneameAgregar a TechnoratiAgregar a Del.icio.usDiggItAgregar a GoogleRedditAgregar a BlinklistAgregar a Blogmarks

15 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Dean, eres un pozo de sabiduría y además lo que me sorprende de ti es que tocas todos los palos y lo haces con certeza. Hoy es un ejemplo más.
Un beso
Carmen

Juan Navarro dijo...

O sea, que hemos de controlar a los que idean y fabrican los medicamentos para nuestra salud. ¿No deberían ser ellos los que los controlaran antes de ponerlos en el mercado? Capaces son de inventarse una gripe con tal de controlar su cueta de resultados.
Un abrazo.

Felipe dijo...

Sé de la enfermedad por un amigo.Es terriblemente amarga.

Lo de los excipientes lo podemos mirar pero qué sabemos,al menos yo, de elos si son buenos,malos,mediopensionistas...yo que sé.

¡Pueden hacer con nosotros lo que quieran!

Saludos

Dirty Clothes dijo...

bufff habrá que pensarselo dos veces antes de medicarse, pobre chica...

dirty saludos¡¡¡¡

Ana dijo...

Llevas mucha razón...

Muchos besitos.

Juanjo dijo...

Tremenda enfermedad.

Un saludo

Arwen dijo...

Madre mia, que peligro. Gracias por el aviso Dean.

Un beso.
Arwen

Cosechadel66.es dijo...

Pues si, si es que no tenemos ni idea de lo que nos echamos dentro...

Carpe Diem

Montse dijo...

Dean, como dicen en un comentario anterior, eres un pozo inagotable de sapiencia. Me dejas anonadada con el espectro tan amplio que abarcas.

En cuanto a la entrada en concreto, me niego a preocuparme por ello. Soy incapaz de saber los excipientes que lleva cada una de las sotopecientas pastillas que tomo obligatoriamente, porque no hay un listado donde diga: la número uno es buena y la número 7 es malísima.

Es más, si así fuera y la hubiera, de qué me serviría, ya que tengo tratamientos que son de por vida y si los retiro, serían peores las consecuencias, por lo tanto casi prefiero no saber estas cosas. Si me tiene que tocar ..... que el cielo me mande lo que me merezca.

Besitosssssss

Anabel Botella dijo...

Me has dejado un poco perpleja, pero llevas razón. Siempre hay que mirar los componentes de los medicamentos. ¡Vaya que sí!

Menda. dijo...

Ya te digo..........la verdad es que soy negada para los medicamentos, aunque debo tomar uno a diario ( para el hierro). Pero aún así, uffffffff....los detesto. De hecho, un familiar mío ha desarrollado una alergia a muchos de ellos, por culpa de un error médico. Ahora, hasta una aspirina, le produce efectos secundarios.

RGAlmazán dijo...

Desgraciadamente falta un control y además hay intereses para promocionar ciertos medicamenteos. Así es que seguro que en alguna ocasión nos utilizan de conejillos de India.
Tendríamos que ser farmaceúticos, médicos o químicos para poder analizar nosotros mismos los componentes de los medicamentos.

Salud y República

VerboRhea dijo...

Me repito: eres un pozo de agua clara en sabiduría, Dean.

Yo ando ahora con una gripe da aúpa. Ando tomándome "potingues de don Galeno" y me cuesta horrores...no los soporto. Después de leer tu entrada, veremos a ver quién se toma el sobrecito esta noche...
Un beso.

Logan y Lory dijo...

Un artículo interesante y a tener en cuenta, aunque debería ser quien receta determinadas medicaciones los que deberían analizar o alertar de estas posibles efectos secundarios y a veces debería restringirse el uso de determinadas vacunas.

Un abrazo.

Balovega dijo...

Hola Dean..

Hay una pregunta que me gustaría saber.. De que no sabes??

No tomo medicamentos de momentos, pero con lo despistada que soy, de seguro que no miraría los componentes de cada uno.

Un saludote de buenos días

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>