jueves, 10 de mayo de 2012

A dormir...

¿Qué pasa cuando todos los manuales, las peregrinaciones a los expertos, las plegarias a todos los santos sumadas a los miles de trucos aprendidos de los abuelos, fallan a la hora de que sus hijos se vayan a dormir?


Parece ser que Adam Mansbach ha encontrado la solución en su libro: "¡Duérmete ya, joder!", un atrevido cuento para familias primerizas, experimentadas o cualquier indignado que acampe en el cuarto de sus hijos noche tras noche en la penosa tarea de lograr que se duerman. Son muchos los que pasan hasta años sin pegar ojo en larguísimas noches, y ninguna fórmula les resulta adecuada; sin embargo, las nanas de este profesor de literatura están dando resultado. Cuando les recitas:

La gata se acurruca con los gatitos
La oveja con los corderitos hasta la mañana
tu estás muy bien bajo las sábanas
Pues cojones ¡Ponte a dormir!

Los niños se van hundiendo en el sueño como por arte de magia. Los versos deslenguados made in USA para papás desvelados, son todo un furor en las librerias españolas, pues aunque no lo creamos, un tercio de los niños tienen problemas para dormir, por mil razones, malos hábitos, o por cuestiones biológicas, les cuesta alcanzar el sueño, sin embargo, además de los trucos conocidos, existe literatura y música que pueden ser de valiosa ayuda.


9 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

A los niños de hoy no se les puede dar un educativo correctivo, ni nada que pueda afectar a su sensibilidad, en nuestra época, años 70 y 80, cuando un hijo/a no se quería dormir, le gritábamos "COÑO DUÉRMETE",que yo sepa ni mis hijas han salido una deslenguadas ni nada por el estilo, eso si a sus hijos que son mis nietos, míralos y no los toques, (cuando están en su casa, cuando están en la mía soy yo el que decide).

Saludos

Un abrazo.

Bel dijo...

Hola Dean, ¿cómo estás?

Primero, gracias otra vez para la correción de mi texto en español. :-) La semana que viene voy a dar mi trabajo escrito a mi profesora. ¡¡Y con tus suggerencias va a ser muy bien!! :D ¡Gracias!

A propósito: mi blog tiene una nueva dirección. ¿Puedes por favor ser un miembre ("reader") de mi nuevo blog? Puedes encontrarlo aquí:
www.tinkerannabel.blogspot.com

Gracis y espero que todo esté bien.
Annabel

Jessica dijo...

Directo al grano!! jajaja! o te duermes o te duermo XD

No conocía este libro, lo tendré en cuenta si en algún momento tengo un hijo y no se duerme ;)

Un abrazo!

Ciberculturalia dijo...

Genial. La imagen, estupenda también.
Un beso

Pilar dijo...

No me extraña que se venda, pero seguro que en cuanto llegan a casa...lo forran (al libro, digo)

Besos

Gilberto Cervantes dijo...

jajajajajajajajajajajaja.... y mas jajajajajajajajajaja!!!

Muy bueno mi estimado amigo!

Saludos

Las Gemelas del Sur dijo...

Si es que ya no se cantan nanas como antes. Aún conservo una mecedora de mi abuela, ese vaivén y una buena nana y dormido como un bendito/a

Besos.

Jo dijo...

jajajaja que risa
seguro muchos papas perdian la calma tendrian ganas de ponernos una uinyeccion con un adormilador como para tigres jajajaja

Lakacerola dijo...

Creo que no tengo ese problema..pero parece buen libro.
Un abrazo.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>