martes, 27 de diciembre de 2011

Las cuatro libertades

Libertad de expresión.

Libertad de culto.

Libertad para vivir sin miseria.

Libertad de temer.
En 1943, Norman Rockwell publicó esta serie, muy seguramente pensando en la manera en que, en su país y en el mundo entero, estas libertades se encadenaban. Hoy veo que se abusa de ellas de la manera más descarada posible; 3/4 partes de la población mundial viven en la miseria; la inmensa mayoría de las personas nacen en paises donde se les imponen las creencias religiosas, y son escasísimos los estados aconfesionales; la información es manipulada de manera asombrosa, de tal suerte que cuesta demasiado enterarse de la verdad; pero de las cuatro libertades, la más vilipendiada, manida y pisoteada es la libertad de temer. Tememos por obligación, cada pequeña acción de nuestro cuerpo y nuestra mente no es más que una respuesta a un temor que nos han impuesto; nuestro corazón palpita temeroso a cada instante, desde el momento en que los poderosos se dieron cuenta de que la mejor forma de controlarnos era mediante el miedo, se asestó el gope mortal a la última de las libertades y desde entonces el mundo ya nunca volvió a ser igual.


8 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Cierto Dean el miedo es el gran "pecado" de este mundo, han conseguido introducirlo de tal manera que hasta pensamos con miedo, vivimos con miedo, comemos con miedo, trabajamos con miedo, todos nuestros actos tienen un punto de miedo y eso nos hace esclavos.

Un saludo Dean.

Jo dijo...

ojalá fuera tan solo una treta inocente....

RGAlmazán dijo...

Magnífica reflexión. En muy pocas líneas has plasmado unas ideas muy claras y ciertas.

Salud y República

Logio dijo...

Yo lo dividiría en dos libertades y dos derechos.

Cristina dijo...

Temer es condicionar al cuerpo y la libertad de expresión. Leyendote pensé cuanto pesa la manipulación de información y los medios de comunicación.
Un abrazo y buen comienzo de año!

Ciberculturalia dijo...

El miedo es siempre el que nos impide ser libres y ese miedo está provocado por los pocos que mueven los hilos en este mundo... una población temerosa siempre es fácil de manipular, de manejar... Contra el miedo habremos de luchar.
Buena reflexión, Dean.
Un beso

VerboRhea dijo...

Muy cierto lo que han apuntado por aquí arriba. Al final, a la libertad de temer se subordinan las demás: tenemos miedo a expresarnos, miedo a aquello que nos hace prosperar económicamente,...Y peor que el miedo es la incertidumbre, que es la que lo provoca.

Las Gemelas del Sur dijo...

Cierto Dean, la ignorancia o la falta de la verdad y de credibilidad es la barrera que no nos permite evaluar el riesgo y superar el miedo o terror impuesto.

Nuestros mejores deseos para este Año Nuevo.

Besos Calados.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>