lunes, 3 de agosto de 2009

La Bioética


Es la ética aplicada a la vida. La Bioética tiende al reconocimiento de la pluralidad de opciones morales presentes en las sociedades actuales, propugnando la necesidad de establecer mínimos acuerdos. Los procedimientos que permitan decisiones consensuales tienen una importancia fundamental. Si no hay acuerdo, el Derecho deberá establecer los límites de lo permitido; de ahí deriva la estrecha relación entre Bioética y Derecho, entendido como norma de conducta que emana de la voluntad de todos. Unir las nociones de Bioética y Derecho es importante, no para juridificar a la primera, sino para entender los valores constitucionales y los principios generales de las naciones civilizadas como acuerdo mínimo: a la luz de la Declaración de Derechos Humanos y de las demás declaraciones internacionales y convenios que forman parte de nuestro acervo común. Los Derechos Humanos constituyen a la vez la base jurídica y el mínimo ético irrenunciable sobre los cuales se asientan las sociedades democráticas.

Y, a que viene todo esto?, pues a que en el futuro, la genética tiene una gran cantidad de aplicaciones como la prevención y terapia de muchas enfermedades, la conservación de especies en vías de extinción, avances en la agricultura, la ganadería, en general la mejora de la calidad de vida. Pero alrededor de esto puede haber toda una serie de abusos y discriminaciones.

Los dilemas específicos tanto del terreno médico y biomédico como los del ámbito político y social, tales como los modelos de asistencia sanitaria, la distribución de recursos, las relaciones entre los profesionales de la salud y los enfermos, las prácticas de medicina prenatal, el aborto, la ingeniería genética, la eugenesia, la eutanasia, los trasplantes, los experimentos con seres humanos y un largo etcétera, tienen cabida en esta ciencia, relativamente nueva y que provoca grandes debates en todos los ámbitos de la vida moderna.

La cuestión es que puede haber tantas incógnitas sin resolver y tal variedad de respuestas como podrían caber en la mente de millones de seres pensantes en el momento de afrontar tal o cual disyuntiva. Ustedes qué opinan?.


5 comentarios:

Duncan de Gross dijo...

Hola Dean, este debate ya lleva abierto desde principios de los ochenta, se deja y se retoma, y la verdad es que solo reaparece cuando algún medio le da bombo y platillo...Creo que sería muy necesario un acuerdo, un acta internacional sobre bioética, aunque también creo que eso irá, aún, para largo, un gusto volver por aquí, Miiiauuss!!

Carmen dijo...

Yo personalmente opina que ese debate, concebido de muy diferentes maneras, acorde con la evolución de la humanidad, siempre ha existido y existirá. La bioética tendrá que irse adaptando a los tiempos de forma que los avances científicos sea un logro y beneficio para la sociedad en su conjunto y nunca constituya abuso alguno por parte de los únicos que pueden abusar: los poderes económicos, políticos o en definitiva los "fácticos".
El problema que siempre se observa es que las normas de conducta siempre emanan de mentes que generalmente tienen los estomagos llenos y calientes y no siempre estas mentes civilizadas, poderosas y occidentales a la hora de regular los comportamientos tienen en cuenta a los "desahuciados".

Bueno, como verás el tema me da para mucho. Siempre un placer los temas que planteas. Un beso

Menda dijo...

Pues no tenía ni idea, así que leo y aprendo.

Juanjo dijo...

SIempre aprendo algo nuevo en tu blog Dean. Gracias.

Maria... dijo...

He tenido que ver como un familiar tenia una emfermedad y gracias a la genetica y sus avances puede saber si tendra hijos sin esa emfermedad que no es muy grave pero que si se puede evitar mejor. Todo lo que sea para mejorar nuestra salud, adelante. La iglesia que se meta en un convento y tire la llave.
Un abrazo

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>