jueves, 18 de junio de 2009

Reducción de costos en el Hotel


Aunque una reducción de costos pueda ser compleja y difícil, sus ventajas son tales que la hacen aparecer aceptable sin reservas, tanto por la dirección como por los jefes y mandos medios; pero en realidad, no es exactamente así. Lo cierto es que se encuentran obstáculos tan serios como efectivos:
-Los empleados interpretan cualquier programa de reducción de costos como si estuviera diseñado para reducir puestos de trabajo.
-Existe la psicológicamente explicable, habitual resistencia al cambio.
-Los recelos son engendrados en virtud de la falta de formación
-Como medida defensiva suele bajar el ritmo de trabajo.
-Hay una actitud de incredulidad debida a los fracasos del pasado.
-Los programas de reducción de costos han de competir con muchas otras tareas que demandan el tiempo y la atención de los jefes de departamento.
-No siempre puede disponerse de personal adecuado (en realidad casi nunca se dispone de él), ya que la cualificación es muy escasa en este sector.
-Hay intereses individuales y celos.
-Los mismos jefes son incapaces en muchos casos de ver las grandes oportunidades de reducción de costos y de señalar cuando y por que pueden efectuarse economías.
-Hay interferencia entre departamentos en lugar de haber colaboración.
-Los obstáculos financieros impiden el progreso.
-Las condiciones físicas del hotel como son: la falta de espacio, y de algunos otros recursos demasiado costosos a priori.

COMO VENCER ESTOS OBSTÁCULOS:

-La reducción del costo debe ser una función continuada y un estado de conciencia.
-Todo el mundo debe entrar en relación con ella dentro del hotel, hay que ser generoso en las explicaciones, a menudo los empleados son los que proponen las soluciones mas racionales, una persona nunca se opondrá a un cambio sugerido por ella misma, pero generalmente se resistirá si se le fuerza a hacer una modificación.
-Se debe insistir en las ventajas, lo que le beneficia al empleado, para su estabilidad y continuidad de su empleo, hay que ganarse la confianza de los empleados, los jefes de partida juegan aquí un papel fundamental, ya que están en contacto permanente con el resto del personal.
-La alta dirección debe dar un apoyo activo, continuo e inestimable, y esto debe conocerlo todo el personal.
-El espíritu de competición puede ayudar a vencer obstáculos y dar entusiasmo a las propuestas.
-Motivar y premiar al personal ayuda notablemente.
-Todo mundo debe entender que lo que se busca es mejores resultados con menos trabajo, y que todos saldrán beneficiados.

7 comentarios:

Duncan de Gross dijo...

Con motivación de por medio, es muy posible...Miaus!

cosechadel66 dijo...

Creo que dependerá bastante del anterior tipo de dirección de la empresa. Si siempre ha motivado a sus trabajadores y mantiene una colaboración efectiva siempre, funcionará, si no, será tomada exactamente como dices.

Carpe Diem

Lujo dijo...

Hola Dean,
¡¡Cuánta razón tienes con este post!!
Ojalá los empresarios tomaran nota de la última parte. En estos tiempos se están haciendo muchos abusos.
Estimular es mucho más positivo que "meter miedo".
Abrazotes enormes!

Anabel Botella dijo...

Siempre es mucho mejor aportar soluciones positivas, que el métododel chantaje y el miedo. Estas ideas que has aportado me parecen muy buenas. A ver si tomaran ejemplo los hoteles.
Saludos desde La ventana de los sueños.

fermin dijo...

En el manual de las empresas, por regla general, reducción de costos es sinónimo de reducción de personal, por desgracia. Creo.

Carmen dijo...

Lo que dices Dean es muy cierto pero también lo es que ello es "infrecuente" en el mundo empresarial. Falta una cultura de compartir con los profesionales las decisiones empresariales, hacerles partícipes y lo que falta esencialmente es tener desarrollada código ético que incite a los empresarios a repartir los beneficios de una manera más eficiente y más justa. Ello haría que decisiones complejas fueran mejor asumidas por el conjunto de los trabajadores
Un beso

Balovega dijo...

Hola,

Por lo general no se motiva al trabajador, y hasta a veces se crean tensiones por parte del empresario, esto hace que a veces el rendimiento sea inferior al esperado..y que el entusiasmo a la hora de trabajar sea nulo.

Aunque también tengo que decir, que a veces los trabajadores no rinden todo lo que debería y van a su puesto de trabajo a pasar el rato.

Como en botica, hay de todo.

Estoy de acuerdo, si se estimulase al trabajador... otro gallo cantaría.

Un saludote y bello fin de semana

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>