martes, 21 de abril de 2009

Apuntes de Ingeniería Industrial


Principios de la eficacia Humana
En primer lugar quiero hacer notar el papel de la teoría como trampolín para la acción y el cambio, ya he descrito en anteriores notas cómo es de plausible la falta de fundamentación teórica en los directivos y mandos medios en la industria de los servicios y más específicamente en el turismo y la hostelería.
La aplicación de teorías requiere generalmente un proceso de "conocimiento", "comprensión", "compromiso de cambio", y por último el adoptar unas "costumbres nuevas".
Una "teoría de motivación-mantenimiento" sería un buen punto de partida pues desde mi punto de vista las personas tanto como las máquinas o las instalaciones de una organización requieren un mantenimiento o proceso de conservación, en el caso de las personas es común hablar de "motivación", esto es, el tener en cuenta que los individuos tenemos unas necesidades de autorrealización que se satisfacen normalmente cuando se alcanza un elevado desarrollo de su potencial en la persecución de objetivos significativos.
Tal vez me equivoco pero no veo muy claro que las organizaciones se estén preocupando por esas necesidades de mantenimiento de las personas, necesidades que se definen claramente en términos de seguridad, económicas, de orientación, de status, sociales y físicas. Se podría hacer un estudio completo sobre cada una de estas necesidades pero creo que con enumerarlas ya se tiene una idea de lo que se trata porque al hablar con compañeros de trabajo siempre se tiene la sensación de que hay carencias en algunas, si no es que casi todas, están insatisfechas.
Y es que lamentablemente estos factores de mantenimiento cumplen una función necesaria que solamente puede ser apreciada desde una perspectiva histórica, mirando hacia atrás y viendo las condiciones en que se trabajaba anteriormente, se vivía y trabajaba en condiciones subnormales con salarios subnormales, con arbitrarias prerrogativas de la dirección en cuanto a contratar y despedir por ejemplo, sabemos que eso ha cambiado pero claro, no todo está hecho, ni lo estará puesto que cada persona de una compañía sufre un desgaste normal y se le debe hacer el correspondiente mantenimiento para que siga cumpliendo su función en una relación de ida y vuelta, es decir, si el empleado está bien, a la empresa le tiene que ir bien y viceversa.
Así como esta teoría podría haber unas cuantas docenas más pero todas coincidirían en que la eficacia humana es una función de tres condiciones causales:
- Capacidad interpersonal, esto es, la relación ideal entre las personas en el trabajo, una compatibilidad entre los objetivos personales y los de la organización.
- Objetivos significativos, que valgan la pena tanto para unos como para otros, que sea positiva la ecuación: Satisfacción=Logros/objetivos; aunque los objetivos normalmente exceden a los logros, la satisfacción aumenta según los logros se aproximen a los objetivos.
-Sistemas que ayuden; un sistema de dirección es un proceso de personas que interactúan aplicando recursos para alcanzar objetivos; los diseñadores de sistemas de dirección tienden a poner el mayor énfasis en el funcionamiento de la tecnología a pesar de que la prioridad debe ser el factor humano.
De todo esto se puede colegir: O, que seguimos hoy día como a principios del siglo xx, ya que se está desperdiciando en su gran mayoría el potencial humano en las organizaciones, o que nunca dejará de estar vigente la necesidad de dar prioridad al factor humano en las empresas, lo que nos llevaría a la obligatoria pregunta: por qué no se está haciendo así?.

3 comentarios:

Ana dijo...

Como siempre pones el dedo en la llaga...Siempre hay que mirar atrás para ver que hubo tiempos peores.
Muchos besos.

Duncan de Gross dijo...

Ays, lo siento, pero esta vez no coincido contigo Ana, para mi, cualquier tiempo pasado fue mejor. Yo seguí ciertas teorías empresariales el pasado noviembre, con el fin de mejorar de empleo, y llevo desde entonces en paro. Al próximo empleo em ato a él como que me llamo Duncan ;-)

lucia serrano dijo...

Hola Dean, soy Lucía Serrano, mis libros los puedes adquirir en la Editorial Grupo Cero (Madrid) este de la carta es mi primer libro "Blues para la Corona", tengo cinco libros publicados, escribe a www.grupocero.org y averigua como puedes tenerlos, gracias por leerme,

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>