miércoles, 31 de diciembre de 2014

El más grande ejecicio de la imaginación...



Para el 2015 haremos el más grande ejercicio de la imaginación, y  creeremos que:

El aire estará limpio de todo veneno que no provenga de los miedos humanos y de las humanas pasiones;

La gente no será manejada por el móvil, ni será comprada por el centro comercial;

Se incorporará a los códigos penales el delito de estupidez, que cometen quienes viven por tener o por ganar, en vez de vivir por vivir nada más, como canta el pájaro sin saber que canta y como juega el niño sin saber que juega;


Nadie vivirá para trabajar pero todos trabajarán para vivir;

Los economistas no llamarán nivel de vida al nivel de consumo, ni llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas atesoradas;

Los cocineros no creerán que a las langostas les encanta que las hiervan vivas, ni a los pollos que los despellejen;

Los historiadores no creerán que a los países les encanta ser invadidos;

Los políticos no creerán que a los pobres les encanta comer promesas;

La solemnidad dejará de creer que es una virtud, y nadie tomará en serio a nadie que no sea capaz de reirse de sí mísmo;

La muerte y el dinero perderán sus mágicos poderes y ni por defunción ni por fortuna se convertirá el canalla en virtuoso caballero;

La comida no será una mercancía; ni la salud, ni la comunicación serán un negocio, porque la comida, la salud y la comunicación son derechos humanos;

La educación no será el privilegio de quienes puedan pagarla y la policía no será la maldición de quienes no puedan comprarla;

La justicia y la libertad, -condenadas a vivir separadas-, volverán a juntarse, bien pegaditas, espalda contra espalda;

Serán reforestados los desiertos del mundo y los desiertos del alma;

Seremos compatriotas y contemporáneos de todos los que tengan voluntad de belleza y voluntad de justicia, hayan nacido donde hayan nacido y hayan vivido cuando hayan vivido, sin que importen ni un poquito las fronteras del mapa o del tiempo;

Seremos imperfectos porque la perfección seguirá siendo el aburrido privilegio de los dioses; pero en este mundo, en este mundo corrupto y jodido, seremos capaces de vivir cada día como si fuera el primero y, cada noche como si fuera la última.

4 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

Comparto completamente. Tengo mucha imaginación pero pocas esperanzas, aún así, con mi escepticismo te acompaño en el ejercicio de imaginación, vale la pena.
Te deseo que tengas un felicísimo 2015
Francesc Cornadó

amparo puig dijo...

Bravo, bravo en esta noche de fin de año. El Dean que yo conocí ha vuelto del mundo de Yupi!!!!! Lo suscribo todo, línea por línea, y ahora mismo me voy a poner a imaginar, o a visualizar como se dice ahora, a ver si conseguimos algo. Feliz año nuevo.

Toni Almagro dijo...

Muy pero que muy bien este esfuerzo de imaginación yo creo que Podemos.
Pensar e imaginar son gratis luego hagamos un mundo mejor!!
Feliz año Dean!!

sandra juan dijo...

Aunque llego un poquito tarde... Feliz año! jajaja
La verdad es que empezar nuevo año es empezar nuevas metas
Acabo de descubrir tu bllg y me ha gustado mucho así que tienes nueva seguidora
Un besazo enorme
Thiscanbeperfect.blogspot.com

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>