sábado, 4 de octubre de 2014

Hora de despertar

"Es fácil vivir con los ojos cerrados,
interpretando mal todo lo que se ve ..."
‐ John Lennon-

 

Los seres humanos soñamos todo el tiempo. Antes de que naciésemos, aquellos que nos precedieron crearon un enorme sueño externo: El sueño de la sociedad. El sueño de la sociedad es el sueño colectivo hecho de miles de millones de sueños más pequeños, de sueños personales que, unidos, crean un sueño de una familia, un sueño de una comunidad, un sueño de una ciudad, un sueño de un país, y finalmente, un sueño de toda la humanidad. 

El sueño del planeta incluye todas las reglas de la sociedad, sus creencias, sus leyes, sus religiones, sus diferentes culturas y maneras de ser, sus gobiernos, sus escuelas, sus acontecimientos sociales y sus celebraciones. 

Nacemos con la capacidad de aprender a soñar, y los seres humanos que nos preceden nos enseñan a soñar de la forma en que lo hace la sociedad. El sueño externo tiene tantas reglas que, cuando nace un niño, captamos su atención para introducir estas reglas en su mente. El sueño externo utiliza a mamá y papá, la escuela y la religión para enseñarnos a soñar. 

Toda la humanidad busca la verdad, la justicia y la belleza. Estamos inmersos en una búsqueda eterna de la verdad porque sólo creemos en las mentiras que hemos almacenado en nuestra mente. Buscamos la justicia porque en el sistema de creencias que tenemos no existe. Buscamos la belleza porque, por muy bella que sea una persona, no creemos que lo sea. Seguimos buscando y buscando cuando todo está ya en nosotros. No hay ninguna verdad que encontrar. Dondequiera que miremos, todo lo que vemos es la verdad, pero debido a los acuerdos y las creencias que hemos almacenado en nuestra mente, no tenemos ojos para verla. 

No vemos la verdad porque estamos ciegos. Lo que nos ciega son todas esas falsas creencias que tenemos en la mente. Necesitamos sentir que tenemos razón y que los demás están equivocados. Confiamos en lo que creemos, y nuestras creencias nos invitan a sufrir. Es como si viviésemos en medio de una bruma que nos impide ver más allá de nuestras propias narices. Vivimos en una bruma que ni tan siquiera es real. Es un sueño, nuestro sueño personal de la vida: lo que creemos, todos los conceptos que tenemos sobre lo que somos, todos los acuerdos a los que hemos llegado con los demás, con nosotros mismos e incluso con Dios. 

Esta es la razón por la cual los seres humanos nos resistimos a la vida. Estar vivos es nuestro mayor miedo. No es la muerte; nuestro mayor miedo es arriesgarnos a vivir: correr el riesgo de estar vivos y de expresar lo que realmente somos. Hemos aprendido a vivir intentando satisfacer las exigencias de otras personas. Hemos aprendido a vivir según los puntos de vista de los demás por miedo a no ser aceptados y de no ser lo suficientemente buenos para otras personas.



9 comentarios:

amparo puig dijo...

Cuánto tiempo y qué acertado. Soñamos con ser aceptados totalmente y, de esta forma, arriesgamos nuestra realidad. Como se dice ahora, si o damos el "perfil" no somos nada; si no damos la apariencia, no servimos. Y es que no sólo hay que ser la mujer del césar sino también parecerlo. Magnífico Dean.

Dean dijo...

Exacto, la apariencia es lo que cuenta y nada es real. Gracias Amparo por estar siempre ahí.

Lakacerola dijo...

Por eso estamos aborregados, porque nos dicen hasta los sueños que tenemos que tener.

Dean dijo...

Así es, Lakacerola; es muy difícil desaprender todo eso que nos han inyectado casi que a la fuerza. Gracias por permanecer en el frente de batalla.

Emilio Manuel dijo...

Aunque despertemos, dudo que las cosas mejoren, hay muchas maneras de ver la vida, además si hablamos sobre la verdad, ¿que es la verdad?, ¿solo hay una?, ¿es eterna?; en fin nuestra obligación es cuestionarnos todo y vivir lo más dignamente posible.

Saludos

Pilar V dijo...

Vivir como si el mañana no fuese irremediable sería el reto de una vida plena, pero es tan difícil.

Un saludo

Dean dijo...

Emilio Manuel, el despertar es individual, y si yo despierto, con toda seguridad que las cosas para mi van a cambiar -mejorar-. Si yo estoy mejor, el mundo es un poco mejor, granito a granito, gota a gota se hace el océano. Gracias por tu compromiso.

Dean dijo...

Pilar, nada es fácil, y menos aún lo es, el salir del círculo vicioso en el que estamos inmersos, pero del que no somos concientes. Gracias por tu compañía en este mundo virtual.

Josefa dijo...

A MIS AÑOS QUE NO SON POCOS ESTOY APRENDIENDO A VIVIR.

Te invito a pasar por mi casita virtual(que es la tuya)para que dejando tu voto participes en el concurso premio vida activa. Cuantos mas votos tengamos mejor será optar al premio.

MANTENGAMOS LA ILUSIÓN EN LAS PERSONAS MAYORES.

UN FUERTE ABRAZO

EN EL BLOG DE JOSEFA ESTÁ EL ENLACE.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>