lunes, 11 de febrero de 2013

Ojalá no tenga que repetir estos ojalá

Cuando se aproxima la muerte, es común escuchar estos ojalá:
1.- Ojalá hubiese tenido el coraje de vivir la vida que yo quería y no la que los demás esperaban de mí.
Mientras tengamos salud tenemos la libertad de luchar por nuestros sueños.
2.- Ojalá no hubiese trabajado tanto.
Es imprescindible dedicar tiempo de calidad a mis seres queridos, no "las simples sobras" que es lo que este sistema le permite a la mayoría de la gente.
3.- Ojalá hubiese tenido el coraje de expresar mis sentimientos.
Ser honestos, básicamente eso, y así evitar vivir una vida mediocre.
4.- Ojalá hubiese mantenido el contacto con mis amigos.
Nos absorben tanto nuestras rutinas que dejamos marchitarse las amistades. Olvidamos ofrecer a nuestros amigos el tiempo y el esfuerzo que merecen.

5.- Ojalá me hubiese permitido ser más feliz.
Toda una vida buscando la felicidad como si fuera una meta, sin darnos cuenta de que había que vivirla a cada instante.

La verdad es que estos ojalás los expresan sólo algunos, esos que al final de sus existencias han encontrado la esencia de la vida, porque muchos -demasiados diría yo- se mueren sin haber entendido el significado de sus vidas; unos mueren creyendo que la verdadera felicidad la encontrarán en una vida posterior, y otros convencidos por sus propios engaños han logrado engañar a su misma felicidad y se van a la tumba sin conocerla. Son muy pocos los que, siendo aún jóvenes, luchan cada día para que al final de sus días no tengan que repetir como los demás ese ojalá.

Visto en Inspiration and Chai.

 

 

8 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Esto de los ¡¡ojalá!! no es nada nuevo, es como lo de Santa Rita, que uno se acuerda de ella (aunque sea ateo)cuando truena.

Un saludo

Javier dijo...

Ojalá tengamos el carácter para enfrentar esas situaciones antes de morir :D

ines camaro sanchez dijo...

No hay que dejar para mañana lo que debemos hacer hoy.
Sobre todo por si no hay mañana.
O por si el mañana es tan caótico que no caben nuestros sueños .

Campurriana Campu dijo...

Disfrutemos cada momento por si no hay un mañana.

Cheli dijo...

Ojala los gobernantes nos permitieran elegir, y no nos tuvieran esclavizados para ganar sueldos de hambre, y no tuviesemos que ir a trabajar aunque estemos enfermos.....ojala este pueblo despierte y juntos defendamos nuestros derechos....

Besos.

Carlos Galeon dijo...

Por estos "ojalás" se debe de luchar de joven, para lo que es preciso una buena pedagogía familiar, ya que no se enseña en ningún colegio lo principal de la vida: la búsqueda de la felicidad.
El planteamiento de estos "ojalás" en la edad adulta, se convierte en "si hubiera hecho esto", algo muy peligroso, que suele derivar en pérdida de valor de la propia imagen, seguida de una depresión.
Por eso es importante el saber vivir el día a día, el tener ese momento siempre libre, para tomar un café con un amigo o una amiga y charlar un rato.
Salud y saludos.

El Gen de AyLa dijo...

Muchas veces la vida se pasa diciendo ojalá... por eso debemos lanzarnos a disfrutar de la vida.

Un abrazo!

Gilberto Cervantes dijo...

Hay tantas cosas simples y hermosas que la vida nos regala a diario y que dejamos pasar de largo mientras anhelamos algo "mejor"

Un abrazo y se feliz!

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>