domingo, 7 de octubre de 2012

Jóvenes y abuelos no salen de fiesta juntos

Países como Bolivia, Venezuela, Argentina, Brasil, Ecuador, Paraguay, Uruguay, Chile, Salvador o Nicaragua están demostrando que se puede ser progresista y no estar repitiendo el proceso que se dió en los años 60 en esa región aunque en ese entonces como ahora, los procesos se hayan dado como reacción al dominio de los Estados Unidos. En ese grupo de países falta Colombia, pero pocos saben que allí, ser candidato a la presidencia y de pensamiento progresista, se paga con la vida o que se lo pregunten  a las familias de Galán, Pardo, Pizarro, o Jaramillo.

Un proceso de transformación social como ese tiene dos destinos, evolucionar o morir, y hasta ahora parece que ha estado creciendo en lugar de desaparecer. En España se está gestando algo parecido y ya es hora de que ese movimiento social evolucione o, irremediablemente, sucumbirá ante el empuje y la fuerza bruta que ha demostrado el gobierno de turno. Está claro que en las próximas elecciones los sectores sociales defraudados querrán mostrar su descontento a los dos partidos tradicionales con votos en blanco y abstinencia elevada, pero sería muy conveniente canalizar ese descontento como lograron hacerlo en Centro y Sur América los grupos que se unieron y organizaron.

Algunos de los secretos para que podamos lograrlo pasan -en primer lugar- por concientizar al pueblo acerca del papel que están desarrollando los medios de desinformación, casi todos ellos al servicio del sistema y muy bien manejados y manipulados tanto por el gobierno de turno (que no cumple funciones de estado sino de empresa privada) como por los sectores económicos más poderosos; y en segundo lugar por la movilización estudiantil demasiado aburguesada y adormilada a pesar de que debería ser la masa más crítica de un país. 

Las clases populares, o sea la gran mayoría de la población, perciben la realidad de una manera bastante lejana y no parecen concientes de la poca credibilidad que los medios ofrecen si se compara lo que éstos dicen con lo que se ve de forma inmediata en las redes sociales. En España hay un marcado sesgo hacia las posturas conservadoras por parte de los medios que se dicen imparciales cuando en realidad enfatizan la religiosidad católica, la crítica a la izquierda, las tradiciones retrógradas y las posturas económicas neoliberales. La pluralidad y la diversidad son escasas y muy pocos se dan cuenta de ello. 

Casi el 65 % de la población cae dentro de las edades comprendidas entre los 15 y los 60 años de edad y la única diferencia entre Latinoamérica y Europa es que mientras que los niños (0 a 15 años) en un lado son el 31% y los mayores el 4%, en Europa, la relación es inversa. Esto significa que se puede dar un fenómeno similar; si allí tienen a USA, aquí tenemos a UE; los pobres que han hecho posible el proceso allí, ahora los tenemos en los millones de parados, sin hogar y sin futuro; allí también hay televisión, fútbol, catolicismo y Belenes Esteban, parece que el único ingrediente que falta son los estudiantes, esos que no se asustan porque tienen la razón, la palabra y la juventud. 

Y es que los estudiantes tienen una responsabilidad adicional porque son ellos los más aptos para comprender los fenómenos económicos y sociales, porque la realidad para ellos está más cerca de la verdad y pueden ayudar al pueblo a que también la vea. Porque ellos aman la calle y con sus manos al aire pueden mostrar al mundo que la razón al final triunfará sobre la sinrazón, la palabra sobre la violencia, y el progreso sobre el anacronismo de este sistema.

Y si los estudianes no lo hacen porque están más preocupados por el botellón y la macrofiesta, lo tendremos que hacer los que alguna vez fuimos estudiantes y los que no hemos decidido convertirnos en borregos.


 



7 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Te dejo mi entrada sobre el tema que tratas. Soy abuelo y perroflauta ¿que más quieres?. http://www.blogger.com/blogger.g?blogID=4323028541138024934#editor/target=post;postID=8502738920046429615

Un saludo

Cheli dijo...

Todo lleva su proceso.
Considero que somos muy egoistas y comodos, por eso, hasta que no nos toca en nuestra piel el problema, no nos movemos.
Lo que yo vivi en Uruguay antes de venir a España, fue algo similar a esto; alla no habia manera de terminar con el bipartidismo, hasta que despues de tantas metidas de pata por fin la gente entendio y le dio la oportunidad a la tercera fuerza, y ahi se comenzo a trabajar en serio, falta mucho todavia, despues de una dictadura seguida por alternancia de partidos tradicionales, el paisito no daba mas y habia mucho trabajo por hacer, que se esta haciendo, pero lleva muchos años construir lo que se destruye en poco tiempo, la cosa va mejorando, pero poco a poco.
Imagino que mas o menos ese camino se seguira aca, que sigan sangrandonos hasta que por fin el grueso de la gente lo sienta en carne propia, y a la proxima, se vote otra opcion, ninguna de las anteriores; y que los votados esten a la altura.
Ojala.
Mientras tanto, seguir saliendo a la calle, hacernos oir, informar a los que estan dormidos.

Pilar dijo...

Parece complicado empujar a los jovenes ante la realidad, demasiado los hemos mimado y protegido, pero sin duda en ell@s está la solución.

Un saludo

Gilberto Cervantes dijo...

Hoy se ve mas claro que las dictaduras ya no son politicas o militares, sino FINANCIERAS. La banca privada y sus ramas manejan el mundo a su voluntad y los gobiernos son solo sus herramientas. Nada hacemos despotricando contra los gobiernos de turno si no resolvemos la causa de la enfermedad. La nacionalizacion de la banca central de cada pais, y que cada estado imprima y administre su propia moneda.

...Dadme el poder de imprimir el dinero de una nación y no me importará quien haga sus leyes. -Rothschild... Mas claro ni el agua!!!

Te dejo un abrazo

VerboRhea dijo...

Subrayo el último párrafo. El "pero" es que hasta a los adultos nos están "borreguizando", son pocos los que se atreven a decir lo que piensan para no ser tachados y muchos los que están influidos por los que tú muy bien llamas medios de "desinformación", esos que dicen no tener libertad de expresión para según que temas.

Con el bienestar, incomprensiblemente las generaciones han ido perdiendo madurez, ideales, metas por las que luchar...Y ahora a quien les tocaría luchar, están muy lejos de aquellos estudiantes del franquismo.

Salu2.

maria dijo...

hola dean muchas gracias por visitar mi blog,yo visito el tuyo ya que lo veo muy interesante....un saludo muy fuerte.....

Carlos Galeon dijo...

En Latinoamérica se ha dado ya un gran paso en la liberación de la opresión de USA con sus dictaduras, y como siempre ocurre en estos casos, el efecto se contagia se un país al otro. También se ha de tener en cuenta que su situación económica y social es mucho peor que la nuestra, lo que hace que los ciudadanos estén más dispuestos a salir a la calle a luchar por unos derechos de los que nunca han disfrutado nada más que por televisión.
Aquí, el encasillamiento de los viejos partidos ya no sirve, y sólo los nuevos movimientos sociales surgidos en la calle y como forma de presión, unidos entre sí y atrayendo a otros grupos - como los sindicatos - son los que nos pueden ayudar a romper la dictadura del mercado y comenzar un nuevo período hacia una verdadera democracia.
De todos los modos, la lucha será larga; la banca y las élites financieras no se darán por vencidas fácilmente, pero, si lo hacemos bien, se verán obligadas a ceder, porque dependen de nosotros.
Saludos y un abrazo.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>