jueves, 2 de agosto de 2012

Cosas reales


Telefónica ha renovado el contrato a su delegado en Estados Unidos, Iñaki Urdangarin, hasta el 31 de julio de 2013 pese a los delitos que se le imputan: prevaricación, malversación, falsedad, fraude y blanqueo de capitales,  delitos por los que le pueden caer hasta 18 años de cárcel (me apuesto lo que sea a que nunca llegará a pisar la cárcel).

El vínculo que une a las dos partes desde el año 2009 vencía el pasado martes 31 de Julio. El marido de la Infanta continuará percibiendo 1,5 millones anuales más otros 1,2 de retribución en especie. Si se prescinde de él, le abonarán 4,5 millones (que son como los 400€ que reciben los parados).

La multinacional que preside César Alierta se hace cargo, entre otros conceptos, de los gastos de alquiler de la casa, de la decoración, de los billetes de avión Washington DC-España, del servicio, del parque móvil y de parte del personal de escolta que protege a la familia las 24 horas del día. El resto son guardaespaldas del Servicio de Seguridad de la Casa del Rey. O sea que las está pasando igual de duras que el resto de españolitos.

Una justicia hecha por políticos y unos políticos hechos por un pueblo inculto e inconciente, un círculo vicioso del que saldremos en el año 3048 aproximadamente, según estudios del Instituto para la igualdad de las especies.




2 comentarios:

Gilberto Cervantes dijo...

Esto no me causa asombro, y no me lo causa porque este esposo de la infanta debe estar inventando en secreto un telefono que va a revolucionar las comunicaciones a nivel planetario. Solo asi se justifican los beneficios que recibe, digo yo!

Un abrazo

Mar dijo...

¿Y que hace este caballero en una empresa así con ese sueldazo? ¿Es acaso ingeniero en telecomunicaciones y tiene una valía excepcional? Creo que no.

Saludos!

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>