miércoles, 11 de julio de 2012

Sin ánimo de lucro

"El ánimo de lucro no es el único y ni por asomo el mejor incentivo para el hombre. Los mayores descubrimientos de la ciencia no se han hecho por el afán de enriquecerse, sino por la curiosidad natural del ser humano, esa característica que todos compartimos al nacer y que esta sociedad tiende a aplastar y despilfarrar en la mayoría de nosotros, convirtiéndonos en parte de la masa que se deja llevar por la corriente." 





Otra forma de economía es posible, y es un sistema de creación de abundancia que usa el método científico aplicado al interés social. Específicamente es un sistema global de gestión de recursos, que utiliza los principios de la teoría general de los sistemas en donde los bienes y servicios están disponibles en forma de patrimonio común para todos los habitantes sin necesidad de dinero, crédito, trueque o cualquier otro sistema de intercambio o servidumbre. Utiliza la automatización avanzada para realizar los trabajos monótonos, repetitivos, aburridos y peligros con sistemas inteligentes automatizados de distribución, producción y reciclaje. 


La premisa principal de este sistema es que el planeta Tierra tiene recursos suficientes para cubrir las necesidades vitales de todos sus habitantes si estos son gestionados de forma lógica y eficiente, no a través del sistema monetario o de mercado. Se opone al sistema monetario y a la política como método de resolver problemas, ya que los ve como anticuados y obsoletos y propone la superación de los mismos. Este sistema económico hace una crítica al sistema monetario actual y a cualquier ideología económica que utilice dinero y no opere principalmente a través del método científico, señalando que hoy en día solo sirve para generar y perpetuar la escasez, ejercer la negligencia medioambiental y desperdiciar la abundancia de recursos con los que cuenta actualmente el planeta, que podrían satisfacer las necesidades de todos los seres humanos (de ser gestionados de forma eficiente e inteligente). El sistema monetario actual retiene la producción de tecnologías que podrían ser beneficiosas para la humanidad al ser éstas demasiado costosas en cuestión monetaria o al estar orientadas principalmente al lucro y no al bienestar humano, generando muchos problemas como ineficacia, insostenibilidad, violencia, crimen, corrupción, escasez artificial, contaminación, entre otros, que podrían ser evitados.



Es necesario eliminar el uso del dinero y declarar los recursos naturales como patrimonio común de todos los habitantes, esto es,  reemplazar la propiedad privada por la demanda de uso. Al eliminar la escasez y al poder producir abundancia para todas las personas mediante un reparto equitativo de la producción, la utilidad misma de la propiedad privada desaparece, como también la estratificación social y la pobreza estructural. Se concede acceso a los bienes y servicios de modo que estén siempre disponibles cuando se necesiten. Los productos se valorarían por su uso y no por su posesión ya que en un medio de abundancia administrada inteligentemente cualquiera podría tener acceso a ellos.

El estado se vuelve irrelevante debido a que, según esta teoría, su función principal ha sido asegurar el lucro de los grupos minoritarios con mayor posición de ventaja y mantener el statu quo de los mismos, como también para preservar el sistema monetario del cual se benefician.

Es necesaria la producción de bienes de mayor calidad posible para eliminar la obsolescencia programada, es decir, todo debe ser diseñado para maximizar la durabilidad y minimizar el impacto ecológico, no para que el producto se rompa en una cierta cantidad de tiempo limitado de modo que se vuelva a realizar la compra del mismo.

Con el uso de fuentes de energía alternativas limpias desaparece la necesidad del uso de la energía sucia actual.

Se diseñan todos componentes tecnológicos con conexiones estandarizados y fácilmente intercambiables que permitan actualizar físicamente los productos para aumentar su tiempo de vida de uso.

Si de alguna forma se llegase a descomponer o volver obsoleto algún producto, debe estar diseñado para ser reciclado al 100% o a lo máximo posible.


5 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Planteas un tema que da para mucho, en principio y con todas las precauciones posibles, no podemos decir que los mercados sean malos, el mercado ha existido desde los principios de la humanidad, cuando un poblado carecía de un producto acudía al poblado de al lado y cambiaba unos productos por otros, al tiempo que ese mismo espacio en el que se instalaba ese mercado servia de relaciones sociales entre comunidades que apenas se veían.

Los antropólogos Malinowski en su libro "los argonautas en el Pacífico sur" y Marcel Mauss en su libro "Ensayo sobre el Don", detallan perfectamente otro modo de hacer economía.

Carlos Galeon dijo...

Hace ya años, que somos muchos los que planteamos que la Ciencia debe de ser socializada, pero los intereses comerciales son los que privan actualmente y curiosamente son los que de una manera ciega y guiados por la codicia, acabarán con el Planeta y no permitirán que la evolución del ser humano termine correctamente.
Sin los intereses, por poner un ejemplo, de la industria farmacológica, hoy ya se podrían curar el cáncer, el Alzheimer, y otras muchas enfermedades.
Pero habría que hacer una revolución, o que el capital llegara a pensar más ante una situación de desastre, para llegar a eso. Tal vez, llegue ese fatídico día, y con suerte, no sea "demasiado" tarde.
Saludos, y un abrazo.

RGAlmazán dijo...

Me gusta este sistema alternativo. Hay que acabar con el consumismo y el economicismo. Las cosas, los productos se usan y consumen de acuerdo a la necesidad real y no la creada.
Hay alternativas económicas, pero el consumismo ha ganado la batalla. Por eso, la única solución es combatir para que se cambie el chip y se vaya a la economía sin lucro y sostenible.
Salud y República

Logan y Lory dijo...

Gran artículo! Pero para llevar a cabo esas alternativas hay una cosa que dices :"si estos son gestionados de forma lógica y eficiente". Ayyy se está viendo que no.

Saludos

Lakacerola dijo...

Efectivamente hay otras formas de hacer economía sin llegar a extremos. El problema es que actualmente el poder económico está concentrado en muy pocas manos y sus intereses son de todo menos altruístas, quieren cada vez más y eso es contraproducente con la sostenibilidad, no se trata de más sino de mejor y de sólo lo necesario.
Buen fin de semana.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>