viernes, 1 de junio de 2012

Tenemos la receta pero faltan los cocineros





No hay que inventar nada nuevo, lo único que tenemos que hacer es imitar a Islandia. Ellos no han rescatado a los bancos, los han dejado ir a la quiebra y han metido en la cárcel a los banqueros y responsables de la crisis. Nos llevan algo de ventaja, pero nunca es tarde; recordemos que la revolución que provocaron en 2008 fué acallada por los medios de comunicación, y siguen batallando para que la corrupción no esté presente en su país, a diferencia de España, Grecia e Italia que han instalado en las poltronas ministeriales a directos responsables, los tecnócratas que ahora gobiernan en nuestros paises trabajaban antes en compañías que han provocado el desastre, como Lehman Brothers, o Goldman Sachs. Islandia ha comenzado a escribir su propio futuro y no depende de lo que se decida en lejanos despachos de Bruselas o Alemania sino que depende de las propias decisiones internas. Las responsabilidades en Islandia han caido en quienes tienen que caer, en políticos y hombres de finanzas, mientras que aquí se ceban en la población adormilada. Los medios -al servicio del sistema neoliberal mundial- han restado importancia al fenómeno Islandés, pero es una realidad. Ese país que ha empezado por llevar a la cárcel a los responsables, ha redactado una nueva constitución acorde con los tiempos y circunstancias (en España es urgente el cambio de constitución), hecha por los ciudadanos y para los ciudadanos, no para los poderosos, ni para monarcas ni magos de las finanzas. La gran diferencia entre Islandia y España, no es el gobierno, ni la deuda, ni la prima de riesgo, ni la crisis, ni los bancos, ni la Merckel, ni Europa, todo esto lo comparten, la gran diferencia es la gente, unos ciudadanos que se sienten dueños de su tierra y de su historia y se comprometen con ella, no se quedan en casa viendo la tele sino que salen a la calle a reclamar lo que es suyo. Han aportado a Europa una receta que funciona, pero aquí faltan los cocineros para que la preparen.





7 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Islandia tiene otra ventaja, que tan solo son un poco más de 300.000 habitantes, digamos que como Granada y alguno de los pueblos de alrededor,digamos que a la UE la posición que haya tomado Islandia le importa un wewo, aunque no digo que se podía analizar como lo están haciendo.

Saludos

Gilberto Cervantes dijo...

Y resulta que el bueno del Fondo Monetario Internacional quiere "ayudar" a Espana prestandole 300 mil millones de euros a pagar en tres anos. Seria el fin de la libertad si el bueno y servil de Rajoy aceptara la ayuda. Ni al FMI, ni a Merkel le convienen que Espana salga del euro, y haran lo imposible para que permanezca dentro.

La deuda, y entendamos esto de una buena vez, es el mejor negocio de la banca mundial, y nunca hubo mejor deudor que una nacion entera. Quien debe se convierte en esclavo. Mas claro ni el agua.

Saludos

Ciberculturalia dijo...

Tenemos no sólo la receta sino muy buenos ingredientes. Nos falta como dices cocineros o al menos echar a los que pretenden cocinar estas bazofias a las que nos han acostumbrado. Ahora y también antes.
Besos

RGAlmazán dijo...

Islandia lo puede hacer, primero porque están más sensibilidazdos y son más crìticos, pero también porque son 300.000 habitatnes. En España sería imposible hacer lo mismo, pero sin embargo sí que se podían hacer algunas de las cosas que ellos han hecho. por ejemplo juzgar a los causantes de la crisis.

Salud y República

El dinosaurio dijo...

Pues propongo que contraten a Arguiñano, él lo tiene bastante claro.

Saludos.

Carlos Galeon dijo...

Tal y como están las cosas aquí y habiendo llegado al punto de corrupción que hemos llegado, sin que el Pueblo se haya lanzado en masa a la calle, prefiero, y así lo he expuesto en mi blog, ser intervenidos de verdad (en realidad ya lo estamos), que eliminen a todos los ineptos y chorizos que tenemos pegados como lapas en la administración, y que se imponga un trabajo transparente, mientras que los que han estado hasta ahora rinden cuenta de su trabajo y de sus tropelías ante la ciudadanía.
La situación actural es ya una vergüenza sin nombre.
Un abrazo.

Shamrock dijo...

Tienes perfectamente razon. En Italia tenemos el mismo problema. Pero en las ultimas elecctiones administrativas una nueva fuerza ha estrenato. Desde hace algunos meses hay algo que sale desde la gente, su voz, su profundo deseo de cambio. Asì que tenemos una nueva fuerza que amenaza a los partidos tradicionalistas. No es ni de izquierda, ne de derecha. Es un movimiento de ciudadanos y se llama EL MOVIMIENTO CINCO ESTRELLAS. Todo empezo hace algunos anos.
Confio en la capacidad de los ciudadanos italianos como los espanoles y otros atrapados por esta crisis, de cambiar nuestras sociedades. Somos los unicos responsables de nuestro bienestar.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>