domingo, 3 de junio de 2012

Memética

«Una población de incautos, acabará inexorablemente siendo explotada por los tramposos.»


En su libro El gen egoísta, el etólogo Richard Dawkins inventó el término meme para describir una unidad de evolución cultural humana análoga a los genes, argumentando que la replicación también ocurre en la cultura, aunque en un sentido diferente. El meme es una unidad de información residente en el cerebro y el replicador mutante en la evolución cultural humana. Es un patrón que puede influir sobre sus alrededores y es capaz de propagarse.

El meme podría ser cualquier cosa que se copia de una persona a otra, ya sean hábitos, habilidades, canciones, historias o cualquier otro tipo de información. Los memes, como los genes, son replicadores. Es decir, son informaciones que son copiadas con variaciones y selecciones. Puesto que sólo algunas de la variaciones sobreviven, los memes (y por tanto las culturas humanas) evolucionan. Los memes se copian por imitación, enseñanza u otros métodos, y compiten por espacio en nuestros recuerdos y por la oportunidad de ser copiados de nuevo. Grandes grupos de memes que se copian y transmiten juntos se llaman memes complejos coadaptados, o memeplexes (del inglés meme complexes).

Dado que el proceso de aprendizaje social cambia de una persona a otra, no puede decirse que el proceso de imitación sea completamente imitado. La igualdad de una idea puede ser expresada con diferentes memes de apoyo. Esto quiere decir que la tasa de mutación en la evolución memética es extremadamente alta, y que las mutaciones son incluso posibles dentro de todas y cada una de las interacciones del proceso de imitación. Esto resulta muy interesante cuando advertimos que existe un sistema social compuesto de una compleja red de microinteracciones, pero a un nivel superior surge un orden para crear la cultura.

La memética puede entenderse simplemente como un método de análisis científico de la evolución cultural.

El más grande de todos los memes es el concepto de dios, y su supervivencia radica en un gran atractivo sicológico como es el  proveer respuestas superficiales y plausibles a las cuestiones más profundas y turbadoras de la existencia humana, sugiriendo que las injusticias de esta vida pueden corregirse en una vida posterior.

Nuestra sociedad en particular ha asimilado que el consumismo, el neoliberalismo, la corrupción, el aborregamiento, incluso la crisis, la prima de riesgo, la tasa de desempleo, el rescate de bancos y en general todo lo que hace la gente a nuestro alrededor, es el comportamiento correcto y no se da cuenta de que está inmersa en un proceso que ha podido ser manipulado por entidades que desean que las cosas sigan funcionando como lo están. Los medios de comuicación se encargan de transmitirlo de manera soterrada pero efectiva, a tal punto que es increible la similitud del comportamiento de las personas en esta sociedad, como si hubieran sido hechas con un sólo molde.

5 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

¿Será de ahí de donde procede la palabra memo?.

Un saludo

Jo dijo...

... entonces deberíamos ser diferentes pero... a veces la costumbre es tan poderosa... o es la apatia querido dean
:(

siempre me dejas pensando

Balovega dijo...

FELICIDADES¡¡¡¡ .. antes que nada .. Buenos días.. quizá pensaba que no me acordaría.. pues error.. no me olvido de los amigos y aunque de momento no puedo estar mucho sentada en la máquina, no he querido dejar de pasar un día bello para ti..

Pásalo estelar, cuídate mucho.. y disfruta a tope, ya que todo esta por los suelos y si nos descuidamos, también tendremos vetado celebrar los cumpleaños...jjaja..

Miles de besotes y miles de Felicidadessssssssssss

Lakacerola dijo...

No se si es la hora pero estoy espesa para pillar la idea que quieres transmitir, voy a por un café y ahora vuelvo.
Un abrazo.

Dean dijo...

El fenómeno de la imitación. Por ejemplo: Algunos presentadores de televisión son gays, entonces la población cree que ser gay es algo "guay", y surgen muchos homosexuales por moda, más que por pleno conocimiento de su verdadera sexualidad; así como esto, se nos transmite culturalmente que salir de procesión con una estatua en hombros es algo gratificante para nuestro espíritu; igual sucede con la política y con los demás aspectos de nuestra vida, hasta el punto en que -con suerte- podríamos llegar a tener una libertad de opinión al cabo de muchos años, cuando nuestras verdaderas ideas sean más fuertes que toda esa carga cultural que han puesto sobre nuestros hombros.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>