sábado, 12 de mayo de 2012

¿Sonará la flauta?


"Como mínimo se han removido algunas conciencias, y eso ya es mucho decir".

¿Antisistema? Si se entiende por ello estudiantes, parados, ateos, profesoras, médicos, bomberos, jóvenes, ingenieros, turistas, madres, punkis, viejos, investigadores, gays, católicos, payasos, activistas , curiosos, okupas, ¡policías!, divorciados, agnósticos, sexólogas, ecologistas, modernos, embarazadas, fotógrafos, pensionistas, erasmus, niños, red skins, reporteras, padres, militantes, sin techo, periodistas, prosaharauis, gafapastas, feministas, trolls, casados, hippies, becarios, oficinistas, doctorandos, hijos, catedráticos, cocineros, adolescentes, amas de casa, veteranos, solteros, abuelas, bohemios, expatriadas o mileuristas, pues sí: antisistema.


Si quieres escuchar un poco de música perroflauta, en este enlace tienes Radioflauta.


8 comentarios:

Campurriana dijo...

Yo también soy una indignada.

Juanan dijo...

Es cierto que se puede estar indignado por muchas cosas (políticas y no políticas), pero hay mucha confusión en torno al término "antisistema". El sistema ha sido creado por la humanidad a lo largo de siglos de historia y, casi siempre, resulta absolutamente ridículo definirse como un "antisistema". Si aceptas la formación académica del sistema, ejerces una profesión creada por el sistema, aceptas un contrato y un sueldo determinado por el sistema, etc, etc.
¿Cómo puedes entonces pretender estar contra el sistema? Sólo podría definirse así el anarquista absoluto que no aceptara ningún aspecto de la sociedad en la que estamos inmersos.
Dicho de otra forma, acabar con el sistema sería acabar con nuestra propia vida porque somos las células que lo conforman. Lo que la gente querrá decir, y no se puede entender de otra forma, es que convendría perfeccionar el sistema. En el mismo sentido que se perfecciona un cuerpo sometido a la dieta, el ejercicio físico y la formación intelectual. Pero el funcionamiento básico de ese cuerpo-sistema seguirá vigente, porque si lo matamos el remedio puede ser mucho peor que la enfermedad.

Logan y Lory dijo...

Todo pensamiento no acorde con sus intereses lo relacionan con un "antisistema". Ellos son los buenos y los demás los malos. Claro, por eso millones de españoles pensamos (última encuesta del CIS) que después del paro y la economía nuestro mayor problema son los políticos.

Sí, Lory y yo también somos unos antisistemas.

Buen día.

Jo dijo...

hope... hope

RGAlmazán dijo...

Entonces yo también soy antisistema, y a mucha honra.

Salud y República

mónica dijo...

Sí que se han removido conciencias pero queda aun un camino que recorrer. No dejaremos de luchar.
Un abrazo!!

Emilio Manuel dijo...

Después de escuchar a la Sra Cospedal no me queda más remedio que ser antisistema, perroflautas, mariposón,
o lo que quiera. ¡¡Jolín!! como me repatea esta mujer.

Carlos Galeon dijo...

A mí me hace gracia la calificación de antisistema, porque habría que empezar por definir primero el tipo de sistema, y a partir de ahí, ver quién está a faver y quién en contra.
Mucho me temo, que si se describiese el sistema en el que vivimos de una forma correcta e imparcial (no digo objetiva, porque tal cosa es imposible), una gran mayoría seríamos antisistema por un motivo muy simple: el sistema está planteado para ir en contra de la gran mayoría. Simple cuestión de supervivencia. ¿Qué ocurre para que no sea así? Pues que los medios de comunicación están en manos del sistema, del mismo modo que el sistema educativo, la religión, y majaderías por el estilo, y se nos adoctrina, presentándonoslo como el mejor que existe, el más justo y el único libre. A partir de ahí, sólo quienes han logrado llegar a conseguir la capacidad de elaborar un pensamiento propio y crítico, son capaces de poner en duda, las mentiras que nos intentan vender desde el propio sistema.
Saludos, y un abrazo.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>