viernes, 27 de abril de 2012

Una moderna caja de pandora

No creo que hoy estemos hablando de una crisis del capitalismo, creo que se trata de la crisis de la civilización moderna, que nos obligará a cambiar nuestra cultura y nuestro estilo consumista como un mero acto de supervivencia; la selección natural, la evolución de las especies, el orgullo de Darwin en toda su magnificencia. 

Y no podría ser de otra forma, el cambio tiene que empezar por esos lugares donde aún hay recursos naturales, y donde han vivido en crisis permanente durante siglos: América Latina. La crisis empezó con el dólar y ha continuado con el euro, dos monedas que se han convertido en la sinrazón al no estar sustentadas por el oro como riqueza de cambio reconocida a nivel mundial. El cambio en Occidente viene de la mano de paises que no tienen oro pero tienen recursos naturales que la vieja Europa ha agotado hace mucho tiempo. Si Europa no cambia, se tendrá que buscar sus socios en Asia, en regiones superpobladas, que supondrán un gran consumo a corto plazo, pero que poco podrán brindar de sus recursos, ya que no tendrán suficiente ni para ellos mismos. 

El comunismo Chino y Ruso le han hecho mucho daño a la izquierda intelectual, pero hoy se ve en Latinoamérica un nuevo estilo, que nada tiene que ver con ese que ha fracasado años antes, y que señala el camino a seguir por esta Europa en crisis. Si bien el proceso de aquellos paises apenas comienza, la tendencia es muy clara, y al final, Estados Unidos y Europa, van a quedar fuera de ese mercado que durante tanto tiempo han dominado y controlado a placer. No muy lejano está el día en que desde México hacia el sur haya un bloque de paises que comparten ideas; un grupo de paises que al final se han curtido por afrontar tantas crisis, y como fruto de un proceso normal de supervivencia, entenderán que lo poco o mucho que les queda es el tesoro más valioso de este planeta tierra y lucharán por protegerlo de quienes por muchos siglos se lo han estado robando de manera descarada. No creo que este proceso llegue a tener nombre propio, ni se llamará nuevo socialismo ni nada que se le parezca, simplemente será  un cambio cultural, que meterá al famoso consumismo, causante de nuestras desdichas, en una  moderna caja de pandora, y lo arrojará al más profundo abismo para que nadie lo encuentre y lo traiga de nuevo para crear el caos que hasta hoy ha causado. Aquellos que se apunten a este cambio cultural serán los sobrevivientes, los demás muy seguramente desaparecerán.



4 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Creo que hay fundados indicios de lo que cuentas, aunque no estoy muy seguro de que no se pare desde el Norte. Ojalá que sea desde Iberoamérica, desde donde se comienza el cambio con la razón.

Salud y República

Gilberto Cervantes dijo...

Me gustaria que tus letras fuesen profecia, pero el consumismo es la arteria principal de las grandes economias, y de los bancos, que al no producir absolutamente nada dependen del consumo desenfrenado impulsado por ellos mismos mediante el credito, que regresara, para de esa manera costear entre todos sus Jet y sus mansiones...Sueno pesimista pero es lo que veo hoy.

Saludos

Jo dijo...

.. será que aun falta por tocar fondo??

Cheli dijo...

No se, no se...
Yo veo el capitalismo y su consumismo como un monstruo con tentaculos, que arrasa con todo; y no creo que permita que nadie intente evitarlo.
Veremos.
Besos.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>