miércoles, 2 de noviembre de 2011

Cultura vs Globalización

A Mc Donalds no le va bien en todos lados, por ejemplo, en Bolivia donde, pese a que el restaurante intentó adaptarse a los gustos locales (incluyó la llajwa, la salsa con la que los bolivianos aliñan sus platos, y música folclórica), no logró triunfar.

Después de varios años en el país, la cadena de hamburguesas decidió cerrar sus ocho sucursales en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, y sería muy interesante saber por qué los habitantes de esas ciudades le dieron la espalda a las hamburguesas más populares del mundo. La cultura le ganó a una transnacional, al mundo globalizado. Una vez más son los campesinos y los indígenas quienes nos dan lecciones de vida.

Esto es sólo un ejemplo de lo que podría llegar a ser un estado si recuperase su identidad. Antiguamente el mundo era Roma, pero cayó el imperio y desde entonces el mundo ha tratado de poner fronteras, y lo han logrado los estados para diferenciar sus territorios, pero hoy duchos estados han perdido su poder y se ven sometidos a la dictadura de organizaciones que manejan los hilos del mundo con un poder absoluto. 

El mercado se ha encargado de borrar la identidad de los pueblos para que adopten la que más les convenga a su negocio en particular. Ya no hay estados en crisis, sino que que los problemas traspasan las fronteras, y no hablamos de cuestiones solamente económicas, sino también sociales, políticas y culturales. Hoy Grecia quiere decir algo, pero el poderío de las organizaciones en la sombra le ha declarado la guerra y es difícil que los Helenos consigan zafarse de las garras de la globalización. Pero si Roma cayó, también podría caer el capitalismo, a fuerza de una crisis sin final, tan prolongada que hará apretar tanto nuestros cinturones que llegue a confundirse nuestro vientre con nuestra espalda, y que llegue a transformar nuestra indiferencia en compromiso. sinceramente creo que asistiremos a la caida del segundo imperio más grande de la historia de la humanidad, la caída del imperio del capital, la desaparición de la tiranía de los mercados, y la revolución se preparará en internet, allí se pondrán los ingredientes, se cocerá, se aliñará y luego se repartirá en deliciosos platos por todo el mundo.




7 comentarios:

El dinosaurio dijo...

En ese imperio estamos todos. Así que a ver como cae, pero que no nos chafe.
Saludos

Emilio Manuel dijo...

Me gustaría imaginar que este capitalismo salvaje se va a ir a tomar por c*l*, pero tengo mis reservas, es un sistema que con otros nombres, ha ido pasando por las distintas épocas de la humanidad; este capitalismo se ha conformado a base de reyes, ciervos, vasallos, esclavos, señores, amos, etc...desde la noche de los tiempos, siempre que se le ha querido destruir ha resurgido con nuevos bríos,tendremos que ser imaginativos y ver como lo hacemos para que no se levante de sus cenizas una vez que consigamos destruir este sistema injusto.

Mar dijo...

Esta situación en la que vivimos, tendrá que explotar por algún lado, evidentemente. No es posible seguir exprimiendo a los de abajo para que los de arriba sigan su nivel de vida como si nada ocurriera.

Tengo ganas de ver en algún sitio, que hay algún político que diga que en la austeridad que tanto pregonan, se incluye tambien recortar SUS sueldos, SUS dietas, SUS coches oficiales y suma y sigue.

Saludos!

Carlos Galeon dijo...

Lo malo es que después de la caída del Imperio, viene la invasión por otro, y en este caso va a ser China, quien económicamente se está haciendo con todo el poder y comprando dinero de todos los países. En la práctica tiene deuda suficiente para comprar el mundo, y de hecho está comprando ya las empresas productoras de materias primas en los países que las tienen. ¿Estos "comunistas" derrotarán al capitalismo? ¿Será una nueva tiranía elitista? ¿Permitirán las grandes fortunas y los grandes bancos verse fagocitados por alguien a quien no tuvieron en cuenta? Demasiadas preguntas sin respuesta.
Saludos.

Taty Cascada dijo...

Me temo que estamos viviendo tiempos extremos. Observo con preocupación la entrada poderosa de China, que a base de trabajo con horas extras y evadiendo sueldos normales, ha logrado lo que pocos creían: avanzar a pasos acelerado a convertirse en potencia mundial. ¿Será posible que estos señores orientales en un futuro cada vez más cercano, dicten las normas de la economía mundial?. El capitalismo está recibiendo estocadas certeras; pero me temo que el dragón chino se lo termine por devorar.
Un abrazo Dean.

Jo dijo...

esta globalización tenia buena pinta en apariencia,,, a veces no se si esto de trasculturizar las cosas viene a dar al traste con algunas

Lakacerola dijo...

Tuve un profesor hará un par de años, de sociología, que dijo que lo de la globalización era una utopía, entendida ésta como la libre confraternización de todos los pueblos. Por cuestiones genéticas, históricas, de ideologías, sociológicas, religiones, etc, etc, no llegará a ser una realidad. Curiosamente le creo.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>