jueves, 25 de agosto de 2011

Muchas otras formas de matar la libertad

Por ejemplo con el juego on-line, y más concretamente con el póker en internet. Tanto si se trata de personas jubiladas que se ven atrapadas por esta trampa mortal, como de jóvenes estudiantes que llevan a sus padres al suicidio por un cúmulo de deudas de juego. A tomado tanto auge en la actualidad que "el inocente juego de póker" es uno de los regalos más común en las navidades y cumpleaños; en todos los ambientes se habla del tema con total naturalidad y en la televisión salen programas a diario que incitan a los ya enganchados para que suban sus apuestas, y a los desprevenidos observadores a meterse de lleno en el -supuestamente- suculento negocio.

Pero la realidad es que está teniendo efectos tan devastadores como la peor de las drogas, y los gobiernos tan panchos como si nada ocurriese. Un caso muy sonado es el del hijo de un senador estadounidense que asaltó un banco para jugar al póker en internet. Una mujer robó 65.000 dólares en el mismo lugar de trabajo para alimentar su adicción a raspar billetes de lotería. Y claro, el gobierno no dice nada porque se lleva alrededor del 35% del dinero apostado, mucha tela que de ninguna manera quiere dejar de recibir.

Los índices de juego patológico en todo el mundo siguen creciendo con la legalización de todos estos sitios de apuestas on-line, lo que indica que la única manera de hacerlos decrecer es prohibiendo. Una impresionante hipocresía gubernamental, que se lava las manos con campañas antidroga, mientras los niños juegan a la ruleta en internet, y en casi todos los ambientes ves a varios de tus compañeros de trabajo con ojeras que les llegan a las rodillas porque han estado jugando toda la noche, y en poco tiempo sus vidas y las de sus familias arruinadas. Así va nuestro mundo actual, por todos lados se habla de libertad, mientras que lo común es lucir grilletes, ya no en las manos y pies, sino en la voluntad.

6 comentarios:

RGAlmazán dijo...

No conocía el tema, ni lo imaginaba. Francamente no me gustan los juegos de azar. Sin embargo, me temo que los gobiernos no lo permitan porque sí, sino porque saquen tajada (impuestos) de ellos.
Es lo de siempre, fumar es malo pero a ver quién prohibe fumar con lo que deja de impuestos.

Salud y República

Lakacerola dijo...

Están más preocupados de que no se conozcan determinadas noticias por internet, o de prohibir las convocatorias de manifestaciones por facebook, twitter o por los iphones, que de prohibir estos juegos.
Un abrazo.

emejota dijo...

Ignoraba estas cuestiones puesto que soy una antijugadora natural. Nunca juego con el azar, bastantes azares me ha servido la vida.
Será que más de 3/4 partes de mi ya no viven en esta sociedad. Beso.

Maria... dijo...

Hola Dean ! Paso para saludar y mandarte un abrazo grande ! Tengo un verano de locos pero feliz.
Este invierno no te abandono , siempre tengo en mente tu blog por lo interesante que es.
Un besazo desde Ibiza

Maria

Mai Puvin dijo...

Tremendo tema traes hoy. La ludopatía es una adicción de las que nunca se sale, como toda adicción destruye personas y familias. Es lamentable que practicamente no se tenga en cuenta y el juego sea promocionado por todos los medios.

Abrazos

belijerez dijo...

Las nuevas esclavitudes, es atroz la situación que viven muchas personas con estas adicciones.


Saludos.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>