viernes, 3 de junio de 2011

Genocidas de turno

Esta mujer es Alic Mina gritando cerca de la tumba de su hijo Mihrudin durante una misa fúnebre en el pueblo de Memici, a unos 30 kilómetros de Zvornik, el 1 de junio de 2011. Los restos de ocho personas, víctimas de una "limpieza étnica " -campaña que el ex comandante militar serbobosnio Ratko Mladic está acusado de instigar-, fueron recuperados de fosas comunes en Zvornik y enterrados durante esa misa fúnebre. Mladic, es extraditado  después de años y años de crímenes, y es acusado por el asedio de 43 meses a la capital bosnia de Sarajevo y la masacre de 8.000 hombres y niños musulmanes en la ciudad de Srebrenica, cerca de la frontera con Serbia, durante la guerra de Bosnia de 1992-95.

Ahora que el general serbobosnio Ratko Mladic está con seguridad detrás de las rejas, a donde le ha enviado el Tribunal Internacional de la Haya, surgen algunas preguntas:

¿Dónde estaba escondido Mladic todos estos años? 
 
¿Quién le ayudó a evadir la justicia?

¿Por qué sus protectores permanecen en silencio y sin castigo?

¿Habrá una investigación y un castigo para ellos también? En Serbia, en La Haya, en el infierno?

En 2008, Radovan Karadzic, el aliado más conocidos de Mladic y también un muy querido criminal de guerra, fue arrestado en Belgrado haciéndose pasar por un gurú de la Nueva Era. Karadzic había estado viviendo encubierto durante años, como un personaje semi-público como un experto médico. A menudo aparecía en conferencias y escribió artículos para la franja médica. Karadzic es el típico político fanfarrón que siempre estaba bien afeitado y con traje oscuro, pero como estos, hay muchos que también deberían estar encerrados. Lo triste es que dentro de muy poco tiempo todo esto caerá en el olvido, tanto por la dejadez de la gente como por diversos intereses ocultos como ha sucedido por estos lares y por muchos otros rincones del planeta.


9 comentarios:

Jo dijo...

siempre el mundo gira vertiginoso, a raudas velocisimas desde cuando comenzo a derrumbarse todo que ya hasta nos acostumbramos y olvidamos rápido

las imagenes a veces traspasan las fibras pero seguro que es un dolor que no nos gustaria sentir...
ser testigos es en parte
una crueldad

soylauraO dijo...

El poder del mal se llama "INDIFERENCIA"; en mi poema digo que
"Es un Cristo morado
entre los brazos.©" Laura Ororbia
http://enfugayremolino.blogspot.com/

aina dijo...

Qué foto tan desgarradora. La verdad es que cuando a las víctimas les pones nombres y apellidos (sobre todo edades),la noticia toma una cariz especial.
Parece mentira que se "consientan" dichas atrocidades.
Y esas cosas pasan, al otro lado del mundo, pero de nuestro mundo.

Juan Navarro dijo...

El otro día se apaleó salvajemente y con ensañamiento a la gente de Plaza Cataluña. Al día siguiente Artur Mas, lo justificaba y Felip Puig lo calificaba de proporcionado. Un policía local lamentaba en su facebook no haber podido participar en la fiesta. A los alemanes les llegaba el olor a carne chamuscada de los judíos en los crematorios. Siempre hay cómplices, siempre hay silencios, en todas las épocas y en todas las circunstancias.

RGAlmazán dijo...

Ni Mladic ni Karadzic pagarán por los crímenes cometidos. La justicia llega demasiado tarde. Genocidas reconocidos que han estado ocultos y defendidos por los suyos, mientras que sus víctimas civiles cayeron sin motivo. Infames asesinos que no podrán pagar el precio de sus crímenes y sus complices se pasean sin el menor pudor.

Salud y República

Arwen dijo...

Siempre hay una mano negra que mece la cuna, por aquí y por allá...es indignante!!!

Muy buen fin de semana Dean y salgamos a tomar al aire... ;)

Besos.

Arwen

Cheli dijo...

Lo de siempre, tanta injusticia, tanto dolor para unos y privilegios para otros, y quien sabe cuanto mas hay, que no sale a la luz.
Besos.

Adrián J. Messina dijo...

No sé que las cosas se redescubran cuando han sido tapadas lógicamente por el poder y valla a saber que intereses, me resulta igual de lamentable que cuando ocurren.
Una falta de respeto hacia la vida humana, no debe ser tomado como normal.

Un abrazo Dean.

belijerez dijo...

Hoy tu post me parece muy acertado, los que "adoran" a los criminales son tanto como ellos mismos. A veces me pregunto cómo es posible que tanta aberración siga adelante con la complicidad de tantos. Es que el egoismo, el poder, la injusticia vuelve ciegos y sordos....será eso, probablemente.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>