martes, 14 de junio de 2011

Donde todo lo que brilla si es oro

En este lugar encontramos las dos caras de la moneda, las terribles contradicciones del capitalismo aberrante, hoteles de lujo vs miles y miles de hombres hacinados en barracones por un sueldo miserable. El 80% de la población de Dubai lo representan estos hombres venidos de lugares como La India, Pakistan, Bangladés que viven como ratas mientras que unos pocos viven como sultanes y nunca mejor dicho. El lugar donde es más palpable la falsedad de este mundo, el teatro, la farsa a todo timbal que es el común denominador del mundo moderno, pero que aquí alcanza su máxima expresión. Dicen que uno de los trabajadores del Burj Khalifa estuvo más de un año sin bajar de lo alto del edificio, ya que le representaba una gran perdida de tiempo descender los más de 800 metros (la altura del edificio es de 828 m) para volver a subir a primera hora y continuar la labor; la más moderna versión del esclavismo a vista de todo el mundo y con la mirada boquiabierta de todos nosotros que lo único que decimos es: "Uyyyy qué bonito".

                                                                                   

                                                                                   



5 comentarios:

Jo dijo...

entre la paradoja del capitalismo... :(

VolVoreta dijo...

Ví el documental en su día...me dio vergüenza ajena.

Te dejo un beso Dean.

Cheli dijo...

Esas son las cosas que me amargan.
Un beso.

RGAlmazán dijo...

Es terrible. Archimillonarios y pobres de solemnidad viviendo en una misma ciudad en dos burbujas diferentes, en dos mundos distintos. Estos archimillonarios sin corazón, incapaces de ser mínimamente solidarios, merecerían una huelga general, y veríamos que harían.

Salud y República

Taty Cascada dijo...

La concentración de dinero y poder en unos pocos, un guiño del capitalismo...
Un abrazo Dean.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>