lunes, 21 de febrero de 2011

El algoritmo socializado

“En los años 80 fue la unión de los ordenadores. En los 90 la de las páginas y en 2.000 la de las personas. Esta década, por lo tanto, es la década de la conexión de nuestros sensores o dispositivos. Todos los cuales van a funcionar a través del móvil”. Andreas S. Weigend

Si eres de los que ha hecho un esfuerzo supremo por subir tu "PageRank", es hora de que sepas que esta forma de medir y catalogar las páginas web, será cosa del pasado dentro de muy poco tiempo, ya que san Google usará el "UserRank". 

La regla por la que una determinada página aparece la primera ante una determinada búsqueda. La unidad mínima por la que se complementan más de 200 criterios de posicionamiento que congrega el famoso y cambiante algoritmo llamado PageRank. Todo el mundo que opera en Internet quiere ser el primero por determinadas palabras clave. En juego hay mucho dinero y millones de visitas que también se pueden monetizar. Cuantos más enlaces apunten a tu site (o páginas específicas) más posibilidades tendrás de ocupar posiciones privilegiadas en el buscador. Un oficio, miles de profesionales, una nueva forma de hacer publicidad, enriquecimiento de los departamentos de marketing convencionales… son solo algunas de las cosas con la que Google ha conseguido revolucionar, modificar e, incluso, mejorar en todos los mercados.

Hay una realidad social completamente nueva,  socializando las búsquedas se abren nuevas ventanas en la satisfacción del usuario y en las del modelo de negocio. Pero el algoritmo tiende a humanizarse por relevancia social y menos por el valor y cantidad de enlaces que te apuntan. Eso sí, una cosa no anula la importancia de la otra y todo sigue conectado. Ese es el valor del algoritmo de Google y su capacidad de adaptación a los nuevos hábitos de consumo en la red. 

Es casi paradójico, ver como algo frío y matemáticamente calculado, ahora debe someterse al criterio social; pocos habrían imaginado este giro hace unos años y aquellos que se han resistido al twitter, tuenti, facebook o cualquier red social, finalmente van a sucumbir ante el empuje arrollador de estos fenómenos.

9 comentarios:

Duncan de Gross dijo...

Curioso post Dean, coincido contigo en que al final vamos cayendo todos... Un ejemplo, ya conozco profes que mandan las tareas y ejercicios por FB...

RGAlmazán dijo...

La verdad, Dean, es que me interesa lo justo el pagerank. Me gusta que me visiten, pero sin la mínima obsesión.

Salud y República

Felipe dijo...

Hay gente obsesionada con el pagerank,sobre todo los webs de negocios.Si ahora, como dices,se añadirá el "comportamiento" de socialización quiere decirse que el llegar a más gente será cosa que los programadores deberán estudiar detenidamente.

Es muy curioso lo que siempre nos aportas

Saludos

Ciberculturalia dijo...

Como siempre muy interesante tu entrada. Ojalá no caigamos en la obsesión porque me veo paseando por el retiro, esta primavera, entre almendros en flor y hortensias floridas, preocupada por mi pagerank...

Espero que no....qué horror!

Besos

Jo dijo...

el mal del futuro

el mal de el pagerank ;)

Misón dijo...

Reconozco que al principio, cuando creé mi blog, me obsesionaba un poco, sobre todo porque me encanta que me lean, pero he descubierto que es una parte secundaria de lo que realmente me gusta hacer, que es escribir. Ahora me siento satisfecha de que, aunque pocos visiten mi blog, los que lo hagan sean de la calidad humana que te caracteriza. Un beso.

Balovega dijo...

Hola y buenas noches..

Estelar entrada.. que puedo decirte.. creo a que a todos nos gusta que nos lean y nos comenten.. y sobre todo me llena de orgullo leer palabras tan bella como las tuyas...

Miles de gracias amigo... besotes de bellos sueños...

VolVoreta dijo...

Perdón por la ignorancia pero no entiendo casi nada de lo que he leído...
No obstante, tengo claro que me horroriza eso de Facebook y similares. Prefiero pocos amigos a muchos conocidos; prefiero que cuatro me saluden a que doscientos pasen de largo.

Te dejo un beso, Dean.

Arwen dijo...

Bufff que barbaridad...la era digital nos ha atrapado y la telaraña no hace más que extenderse.

Un gran beso.

Arwen

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>