viernes, 18 de febrero de 2011

De esto hay mucho escrito pero poco realizado

"Sólo se puede ser verdaderamente feliz cuando uno se concentra plenamente en lo que está haciendo, sin añoranzas del pasado ni temores por el futuro".

Es hora de cambiar de paradigma, si tradicionalmente se ha estudiado el problema, el desequilibrio, el sufrimiento, ahora debemos analizar el estado de felicidad, a las personas equilibradas; basta ya de estudiar la enfermedad, estudiemos la salud. Ya lo sabían Buda, Lao Tsé, o los estoicos griegos que inspiraron la máxima carpe diem, atrapa el día, vive el momento. Lo cual no implica actuar segun el capricho del instante sin tener en cuenta las consecuencias de nuestos actos; lo  que  nos da la felicidad no es la inconciencia, sino la plena conciencia, los cinco sentidos puestos en lo que estamos haciendo o viviendo, en las personas que tenemos a nuestro alrededor. 
Montaigne decía que los seres humanos en su mayoría, no habitan en el tiempo presente porque unas veces están en la añoranza, en el remordimiento o la queja del pasado, y otras en el miedo o el deseo del futuro; desafortunadamente tenía toda la razón. Vivir el presente no implica olvidar las cosas que han sucedido, ni deshacerse de los planes para el futuro, lo que trae inherente es un llamado a la acción, la imperiosa necesidad de ponerse en movimiento, de aprovechar cada segundo, y degustar desde lo más simple hasta lo más sofisticado, pero sin las prisas del día a día, saliendo de la rutina, con una actitud diferente, como si fuera la última vez que vamos a realizar lo que estamos haciendo.

7 comentarios:

aina dijo...

Y lo dice la OMS, la salud no es sólo la ausencia de malestar. Me gusta esa manera de pensar pero pragmáticamente es difícil de alcanzar esa filosofía. Un beso.

Felipe dijo...

Qué hermosa entrada amigo Dean.No debemos olvidar a los que nos necesitan pero,también,no es menos cierto que necesitamos grandes dosis de alegría para seguir viviendo ante tanta resignación

Saludos

Juan Navarro dijo...

El zen lo dice con un ejemplo: comer cuando se está comiendo, dormir cuando se está durmiendo,..., es decir, todos nuestros sentidos en nuestra actividad actual. A veces hay que reparar, y con eso regrasamos al pasado, pero esa reparación ilumina nuestros actos del presente, no regresar al pasado por nostalgia, eso esclaviza y nos impide ser libres y felices. Si la medicina se ocupara del presente, no tendría que curar.

RGAlmazán dijo...

Pues sí, el carpe diem es una filosofía que hay que llevar a la práctica y no es incompatible con la solidaridad.

Salud y República

La Dolce V dijo...

Reconfortante entrada finde semanera, gracias Dean :)

Duncan de Gross dijo...

...De entrada la frase me encanta, jejeje, y cuanta razón tienes amigo Dean, desde los instis ya intentamos inculcar, sin éxito, lo que propones... La primera absenta de la noche va por vos, y Micho te manda un saludo mientras ve La 2. ;-)

Las Gemelas del Sur dijo...

Completamente de acuerdo contigo, hay que elogiar y extender el "Carpe diem" a todos nuestros actos, con la conciencia despierta y plena consciencia. Pensar y disfrutar del hoy, con todas las consecuencias.

Un saludo

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>