miércoles, 16 de febrero de 2011

¿Cultura o crimen?

"Tenía diez años cuando mi abuela me llevó al río al parecer para realizar una ceremonia de iniciación. Insistía en que al terminar me darían muy bien de comer; yo era muy pequeña y no podía imaginar lo que iba a pasarme. Cuando llegué a aquel lugar escondido entre unos matorrales, me desvistieron, y me obligaron a tumbarme. Cuatro mujeres me sujetaban de brazos y piernas, mientras que otra se sentaba en mi pecho para evitar que me moviera; me pusieron un trozo de tela en la boca, me taparon los ojos y entonces me cortaron mis partes íntimas con una navaja; el dolor era insoportable, me resistía y trataba de levantarme, por lo que me hacía más daño y perdía más sangre. No me dieron ningún tipo de anestesia ni calmante para el dolor. A causa de la hemorragia, me sobrevino una fuerte anemia. Durante mucho tiempo, me dolía cada vez que iba a orinar, tanto así que aguantaba lo máximo posible por el terror de sentir otra vez ese dolor. Después vinieron las infecciones vaginales y la cicatriz era horrible ya que el corte había sido hecho con una navaja, supe que mi vida nunca sería normal a partir de entonces."

Dos millones de niñas son mutiladas cada año, la mayor parte de las niñas y mujeres que han sido víctimas de esta práctica viven en países africanos, aunque este horror también se da en Asia, y con la emigración, se está presentando en todos los países desarrollados. Les quitan el clítoris, los labios mayores, los menores y les cosen dejando sólo un pequeño agujero para orinar. No se puede concebir una degeneración mayor de una sociedad machista. 


14 comentarios:

aina dijo...

Por Dios, por Dios, quita esa foto.

Felipe dijo...

Es verdaderamente indignante como aún se siguen haciendo estas prácticas criminales.

Es de una inmoralidad extrema que debemos denunciar como tú lo haces.

Saludos

Cheli dijo...

Que espanto!!!!

Se me ha puesto la piel de gallina y un malestar en todo el cuerpo que no quiero ni imaginarme a esas pobrecitas que les hacen esa atrocidad!!!

No entiendo nada este mundo!!!!

Juan Navarro dijo...

Que nadie confunda cultura con barbarie. Cualquier mutilación es barbarie, el dolor causado a los otros es barbarie,... esto es barbarie.

VolVoreta dijo...

Es horrible, terrible, repugnante...coincido con aina, con todo el respeto, Dean, por respeto a esa niña ¿podrías cambiar la foto?

Te dejo un beso.

soy beatriz dijo...

Ay hermano, esto es terrible, horroroso, si podemos hablar de cultura, claro que si, la cultura del horror, de la tortura, de la mayor crueldad posible, y podría seguir y seguir diciendo cosas. Es obscenamente cruel.
Entiendo a aina, que no tolera la foto, yo lo entiendo, pero lamentableente creo que hay personas que necesitan un contacto un poco más directo para tener un mínima dimensión de lo que se está hablando.
Creo que es por el respeto vulnerado de esa niña, que su foto, hoy tratará de gritarle al mundo por el espanto que tuvo que pasar y por una vida amputada.

Excelente post Dean, muy doloroso, demasiado real, pero muy bueno.

Un fuerte abrazo!!

Jo dijo...

hay ciertos usos y costumbres que con nada se justifican... pero suceden incluso en estos tiempos...

:(

RGAlmazán dijo...

Qué barbaridad! Es demencial. Hay que acabar con esas prácticas salvajes.

Salud y República

Dean dijo...

He cambiado la imagen, pero lo triste es que cualquier ilustración se queda corta para describir el horror al que son sometidas estas niñas para el resto de sus vidas. Podría haber puesto una frase como: "La siguiente imagen puede herir su sensibilidad", pero precisamente lo que se pretende es sensibilizar a la gente, tocar un poco nuetros duros corazones que miran para otro lado ante la evidencia de la injusticia y la brutalidad humana. Si los paises ricos miraran un poco hacia el sur, seguramente que estas imágenes serían cosa del pasado.

VolVoreta dijo...

Entendí perfectamente tu mensaje, Dean; en el arte y la denuncia se acepta todo pero la visión de esa niña, en toda su crudeza, no era necesaria para los que por aquí pasamos pues todos compartimos tus inquietudes. Nosotros poco o nada podemos hacer y, como bien dices, los que podrían hacer algo miran para otro lado aunque algo se ha avanzado, gracias a la labor que han venido realizando algunas ONG pro derechos humanos, luchando contra esa tradición tan brutal como injusta.

Gracias, Dean.

Te dejo un beso.

Ciberculturalia dijo...

Terrible costumbre contra la que hay que luchar con todas nuestras fuerzas. La ablación es un crimen intolerabe, contra tantas y tantas niñas, a las que les quedan secuelas para toda la vida.
Un beso

Balovega dijo...

Hola niño...

Que puedo decir.. ?? .. algo que no tiene nombre aunque sean culturas.. para mi una cultura o costumbre de animales.

Un besote de buenas noches..

Las Gemelas del Sur dijo...

Es de una crueldad extrema y una tortura eterna. Terrible que además sea realizado por mujeres enajenadas por esa tradición.

Besos a pares.

aina dijo...

No, siento que hayas cambiado la foto por mi culpa, a mí personalmente me horrorizaba pero creo que el tema en sí ya es espeluznante, con o sin foto. Ponerle cara a esas víctimas hace que cobre un sentido más real y resulte aún más demoledor. Está muy bien que alguien se acuerde de estas atrocidades y nos refresque la conciencia. Me sumo a tu intención y mi impotencia es la tuya.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>