domingo, 19 de diciembre de 2010

Hijos del agente naranja

"Las guerras siguen teniendo consecuencias terribles para los niños incluso años después de haber acabado".

La pequeña Nguyen Thi Ly padece los estragos de la guerra de Vietnam. | Ed Cashi
La pequeña Nguyen Thi Ly tiene apenas nueve años, pero su rostro refleja las consecuencias tardías de una guerra: Esta niña vietnamita se ha visto afectada por los agentes tóxicos usados por Estados Unidos durante la Guerra de Vietnam,  y su foto, ha valido a su autor, el fotógrafo estadounidense Ed Kashi, el premio Foto del Año de UNICEF.


El llamado 'Agente Naranja' utilizado por Estados Unidos en la Guerra de Vietnam (1964-1975) produjo daños en la herencia genética de miles de personas en las zonas afectadas.

Sólo en la antigua base estadounidense de Da Nang hay 16.000 niños con discapacidades, y eso que ya han pasado 35 años después de acabada la contienda. Seguro que estas familias tienen una navidad un poco diferente.


8 comentarios:

Balovega dijo...

Hola Dean..

La navidad no es para todos alegría, y hasta si me apuras, en la mayor parte de las casas, es tristeza, ya que siempre falta alguien querido..o la tristeza viene por algún que otro motivo..

Sin embargo, no por ello voy a dejar de decirte...

Entramos en la semana de navidad...

Que tengas a partir de ahora, los mejores momentos, las mejores fiestas, todo lo mejor te deseo junto a los tuyos... miles de besotes amigo.. muakkssssss

Taty Cascada dijo...

Si nos detenemos a observar lo odioso y tenebroso de este mundo, se nos escapa la esperanza, y Navidad cumple esa función, recobrar la fe en un mundo mejor.
Un abrazo Dean, felicidades en esta Navidad.

xTo=-vs-=naRco dijo...

A pesar de que tus palabras me son útiles para comprender mejor la foto... esta una de esas ocasiones en las que una imagen no vale mil, sino infinitas palabras.

Taty Cascada leyendo tu comentario, la Navidad, sí bueno, nos puede ayudar a recobrar la esperanza... pero no creo que tenga esa función primordial en la sociedad. No hay más que ver a Papa Noel (un producto del marketing de Coca Cola). La fe o como lo quieras llamar la debemos tener en nosotros mismos y durante los 365 días del año, la fe de que si firmas una petición para que los países manden dinero esta sirva para algo, o la fe de que si tú misma mandas 5 euros estos ayudarán a niña como la de la foto, incluso la fe de que si reciclas una botella de plástico ese gesto contribuirá a mejorar el futuro del mundo al que pertenecemos. Es más sencillo y no necesitamos un par de semanas al año para recordarlo.

RGAlmazán dijo...

La guerra es la guerra, y hay sitios donde las fiestas no llegan, donde las penalidades no cesan, donde vivir es un infierno. Mientras, el mundo civilizado sigue en sus trece, manteniendo la miseria que ha ayudado a crear y creando más lugares inhabitables.

Salud y República

Felipe dijo...

Cualquier guerra es despiadada y, además, si se utilizan armas no convencionales es una auténtica pesadilla


Saludos

Dirty Clothes dijo...

Pobre niña y pobre gente, no hay derecho...

Aprovechamos para desear felices fiestas y buen 2011, que hasta entonces descansaremos...

dirty saludos¡¡¡¡¡¡

Jolie dijo...

seguro que la vida... la tienen diferente...

VolVoreta dijo...

Todas las guerras sobran...y también sobran todas las festividades hipócritas. Esta es la época del año en que menos creo en el ser humano; la esperanza y los buenos deseos hay que trabajarlos a diario.

Te dejo un beso Dean.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>