viernes, 17 de diciembre de 2010

El día que abandoné la ingeniería

Desde niño me han gustado las matemáticas, y hoy no se por qué han venido a mi mente esos momentos matemáticos memorables de Mafalda, como cuando la pequeña Libertad le dice a su maestra que un triángulo cuyos lados son todos iguales es... socialista, o como cuando Mafalda, tras haber estudiado en clase el pentágono, le propone a la profesora para el día siguiente estudiar... el Kremlin.

Me acuerdo de las paradojas matemáticas como la que demuestra que 2 = 1

Sea a = b 
(1) multiplicando por a: a2 = a·b 
(2) restando b2: a2 - b2 = a·b - b2 
(3) factorizando a la izquierda: (a + b) · (a - b) = a·b - b2 
(4) factorizando a la derecha: (a + b) · (a - b) = b · (a - b) 
(5) simplificando: a + b = b 
(6) como a = b, sustituyendo: b + b = b, es decir: 2·b = b 
(7) simplificando: 2 = 1
¿Dónde está el error de esta "demostracion"?

La resolución de uno de los grandes misterios de las matemáticas: ¿A que no sabían de donde viene el palito que se pone en medio del siete? 

Incluso en nuestros días, muchas personas, cuando escriben el número 7  lo hacen utilizando una barra horizontal suplementaria en la mitad de la cifra. La mayor parte de las tipografías lo han hecho desaparecer, como pueden constatar pulsando la tecla de su teclado: 7.

Pero, ¿saben por qué ha sobrevivido esta barra hasta nuestros días? Hay que remontarse muchos siglos atrás, a los tiempos bíblicos. Cuando Moisés estaba en el Monte Sinaí, y le fueron dictados los 10 mandamientos, él en voz alta los fue diciendo a la multitud uno a uno. Cuando llegó al siete, Moisés anuncia "No desearás a la mujer del prójimo" y entonces numerosas voces se alzaron gritando: "¡ Tacha el siete, joder, tacha el siete!"

 Y por último les dejo la mejor respuesta vista jamás en un exámen de matemáticas:










12 comentarios:

Ciberculturalia dijo...

Genial. Me ha divertido mucho.
Un beso

Anónimo dijo...

Is there anymore information you can give on this subject. It answers a lot of my questions but there is still more info I need. I will drop you an email if I can find it. Never mind I will just use the contact form. Hopefully you can help me further.

- Robson

Felipe dijo...

Muy bueno,Dean.No sabía lo del 7.
Empezar con una sonrisa siempre es hermoso.

Abrazos

Cheli dijo...

Me has hecho reir!!!

Yo siempre estuve peleada con las matematicas, de ahi que me decante por las letras, aunque tambien deje la carrera por el camino.

Muy interesante la historia del 7!!

Y ahi, en ese ejercicio de matematicas, ves una foto mia, ja ja ja!!!

Besos.

Arwen dijo...

Dean, yo soy de las que todavía le pone la barra horizontal al 7... ;D

Y sobre el exámen...ja,ja,ja....es buenísimo!!

Un gran beso y que disfrutes mucho del fin de semana.

Arwen

Taty Cascada dijo...

ja ja...Gustaba del algebra, pero ese ahorcado está genial...Lo del siete muy bueno.
Un abrazo.

RGAlmazán dijo...

A mí también me han divertido las matemáticas, al menos las básicas que no he llegado demasiado lejos. Pero es algo que para que guste depende mucho de quien te las enseñe.

Salud y República

periodistaenbabia dijo...

xDD Me ha gustado mucho tu entrada Dean, muy buena. Aunque las matemáticas la verdad es que no son mi fuerte. Menudas guerras tenía yo con las derivadas y las integrales xD

Un saludo.

Menda. dijo...

Yo, las matemáticas, NI OLERLAS.

Uffffff, me superan.

Amio Cajander dijo...

si a=b a-b es cero y no puedes "simplificar (dividir) por 0" en ambos miembros en el paso 5.

tambien es buena la anecdota de Bertran Russell

¨ Se cuenta sobre él que, mientras explicaba en clase que "de una proposición falsa podía extraerse cualquier consecuencia", un alumno le interrumpió diciéndole: "¿Quiere usted decir que si aceptamos que 2+2=5, entonces podemos concluir que usted es el Papa de Roma?". Russell contestó inmediatamente:

* Mire, si 2+2=5, reste usted 2 y obtendrá que 2=3, o sea, que 3=2; y si ahora resta usted 1 a ambos miembros, obtendrá que 2=1. Puesto que el Papa y yo somos dos, y puesto que 2=1, estará usted de acuerdo conmigo en que el Papa y yo somos uno, luego yo soy, en efecto, el Papa de Roma.

Jolie dijo...

esto esta... entretenido

como las mate
:)

Romek Dubczek dijo...

Qué interesante lo del siete. La anécdota de Moisés es genial.
Yo siempre lo tacho. Espero no estar aboliendo el mandamiento de desear a la mujer del prójimo :)
Un abrazo

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>