sábado, 27 de noviembre de 2010

Sinceramente no quiero

Sinceramente no quiero hacerme mayor, me quedo con Peter Pan, con  los inmaduros, con la fantasía, con la reflexión, con la vida;  no me pregunten qué quiero ser de mayor, ya que lo tengo muy claro, los mayores lo único que hacen es trabajar, trabajar y trabajar para conseguir dinero con el fin de comprar cosas, un coche nuevo, hacerse una cirugía estética para estar más guapos, pero de ninguna manera son felices. 

Algunos niños son felices en parte, disfrutan un poco de la vida porque no se preocupan por esas cosas, algunos dicen que se aburren, porque tienen demasiados juguetes pero ninguno les satisface, sin embargo veo que al cumplir los 18 años la gente parece enloquecer, se dedica a poner caras largas, gruñir y comentar malas noticias, que si el empleo, que si la jubilación, que si los políticos; y si no tienen el coche más moderno, el perfume más caro o si no les suben el sueldo no pueden ser felices.

Creo que lo mejor es no crecer, me quedo con mis siete años, no quiero saber qué es el capitalismo, el comunismo, el fraude o la mentira de los gobernantes, no quiero saber por qué matan a los animalitos que tanto me gustan, por qué contaminan el mar en el que disfruto tantas y tantas horas, ni por qué se pelean y forman guerras en las que muere mucha gente; no quiero saber en que parte del planeta estan los pobres y en cuál los ricos, en dónde es que unos hacen dieta y en dónde otros mueren de hambre.

Todo esto lo he escuchado en la tele pero no lo entiendo ni lo quiero entender, simplemente no quiero hacerme mayor, los mayores están locos, sufren, viven amargados, no juegan, no ríen, no sueñan, no tienen fantasías, sólo trabajan, consiguen dinero, consumen, gastan, gastan, y gastan, pero no son felices, además son muy egoistas, no comparten sus cosas así como algunos niños no comparten sus juguetes. Los mayores dicen que les gusta su libertad: escoger el banco que los exprima, la cadena de televisión que les haga más estúpidos, la comida que más les envenene, la compañía de telefonía que les time (en mi casa es Vodafone), o votar por el político menos corrupto; les encanta trabajar, trabajar y trabajar por esas cosas y no tienen tiempo para los niños; imagino que de mayor tendré que hacer lo mismo pero sinceramente no quiero.

10 comentarios:

Soy beatriz dijo...

Hola Dean, así es amigo. Crecer a veces implica todo eso, pero otras tantas, significa ser mejores personas, mirar hacia adentro. Si mirar hacia dentro de uno mismo, para justamente rescatar a ese niño, que tiene esperanzas y sueños.
Yo vivo rescatando a mi niña, para que juegue con bromas y risas, para que juegue con letras. Para que se encuentre con otros seres mayores-niños que cómo tú, también saben jugar.

Sin prejuicios, sin vergüenzas, sin falsos escrúpulos.
Me encantó la entrada.
Un fuerte abrazo!!!

Rebecca dijo...

hola Dean,

me encantó tu reflexión. Yo tampoco quiero ser mayor..
Me quedo con Peter Pan,
con Tinker Bell, con Alicia en el país de las maravillas.

un fuerte abrazo^^

Misón dijo...

Dean, justamente en mi entrada te contesté a tu comentario que escribieras lo que habías pensado y después me he ido a la lista de blogs para picar en el tuyo y veo que ya lo has escrito, jejeje. Pues sí que estamos sintonizados! Hoy antes de irme a trabajar encendí el ordenador y vi el vídeo de esta versión de Imagine y me prometí que esta noche escribiría una entrada e insertaría el vídeo.
Es verdad, de mayores nos complicamos la vida, nos volvemos necios, mediocres, egoístas, yo también quiero ser Peterpan.Un beso.

Cheli dijo...

Pues exactamente eso me sucede a mi, no logro encajar en esto, este mundo que nos hemos creado, artificial, de mentira, donde tenemos que representar un papel cada dia.... y no me gusta, quisera ser yo misma cada minuto.

Un beso.

belijerez dijo...

De niña sólo me recuerdo feliz cuando estaba con mi abuela. Sentir sus abrazos, su mirada atenta a mis palabras, su comida tan rica. Y sobre todo sentirme de su mano, la recuerdo tan suave...
No se si he crecido, pero todavía no he encontrado el grupo de personas con quien compartir mi vida felizmente, y reconozco que es mi sueño. Vivir en comunidad. No parece interesante la familia tradicional en la que vivo, ahora sólo en pareja. Yo necesito compartir espacio, tiempo, vida, trabajo y no vivir sóla como una ostra. "Ama" de no se que casa. ¿Esposa? vaya que aburrido. En fin, sinceramente no quiero tampoco esto.

RGAlmazán dijo...

Demoledor. Y sí, visto lo visto lo mejor es no crecer.

Salud y República

Felipe dijo...

Dean,llevas muchas razón.La infancia es una de las etapas más felices del ser humano.

Yo tampoco quisiera crecer para no saber de tanta inmundicia como nos rodea.

Un fuerte abrazo

Lakacerola dijo...

Así es, menos mal que hacemos "un poder" por levantarnos y seguir para adelante porque si no....
Un abrazo.

periodistaenbabia dijo...

Lo mejor es convencernos de decrecer un poco. Y no a la manera del presidente pidiéndole por favor a los empresarios que moderen un poquito sus beneficios, sino con políticas activas que garanticen un reparto justo de la riqueza y un menor abuso de los recursos.

Un saludo.

Jolie dijo...

es irónico... que entre más crezco mas le teme uno a enfrentarse a la vida.

deberia ser al revés
no?

... pero supongo que eso no nos lo enseñaron de niños

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>