lunes, 8 de noviembre de 2010

Malos humos

"En el mundo actual, se está invirtiendo cinco veces más en medicamentos para la virilidad masculina y silicona para mujeres, que en la cura del Alzheimer. De aquí a algunos años, tendremos viejas de tetas grandes y viejos con pene duro, pero ninguno de ellos se acordará para que sirven". (Frase atribuida a Drauzio Varella, oncólogo y escritor brasileño, ganador del Premio Nobel de Medicina)

Y no sólo se gasta en estas trivialidades, sino en muchas otras más inútiles como las guerras (Irak  costó 260 millones de euros a España; Afganistan 364 millones en lo que va de año, y mantener un soldado allí son 1300 euros al día) o las visitas papales (cinco horas por 4 millones, osea a 800 mil la hora y cuando regrese en Agosto próximo serán 50 millones). España tiene más coches oficiales que USA, más puestos diplomáticos que países como Alemania o Reino Unido; las pensiones vitalicias cuestan un ojo de la cara y no las merecen los famosos padres de la patria; los desfiles militares son la cosa más absurda e inútil y cuestan un dineral,  la lista podría llegar a ser mil veces más larga que las filas del paro.

Y pregunto ahora, ¿Se justifica el gasto por esos que van a ir al cielo por haber tocado la sotana del papa? ¿Se justifican los casi mil millones gastados al año en misiones de paz, cuando a diario se libra una guerra interna por sobrevivir en miles de hogares?

Einstein por algo era Einstein, al decir que sólo había dos cosas infinitas: El universo y la estupidez humana, y que no estaba muy seguro de la primera. ¿Por qué es tan dfícil para la mayoría entender que pronto desapareceremos pero nuestra contribución al bien común permanecerá para siempre? El egoismo dirán muchos, pero yo creo que es la estupidez. Qué daría yo por que el botafumeiro  no sólo fuera para camuflar el mal olor de los peregrinos, sino que abriera los ojos a las personas en lugar de enceguecerlas más, como ha sucedido hasta ahora.

 

11 comentarios:

Arwen dijo...

Pues no Dean, no se justifica en absoluto, no al menos bajo mi forma de pensar. Con la tremenda crisis económica que tenemos y aún se tienen que sufragar estos viajes. Pues digo yo que lo paguen los propios fieles que van a asistir al evento. Como quien asiste al cine o al teatro y se lo costea de su bolsillo. Pero no del de todos los contribuyentes, estemos deacuerdo o no.

Besos.

Taty Cascada dijo...

Dean:
Creo en Dios, pero no en las instituciones que se autodeclaran las portadoras de la verdad, ¡por Dios! si Jesús visitase el Vaticano, viese como vive y viste el Papa, mientras en África se mueren de hambre miles de seres humanos...Es todo incongruente en éste mundo, de verdad cuesta quedarse callada.
Un abrazo.

Misón dijo...

Pues la verdad que sí, estamos en un mundo de locos, cómo me dijiste y tu entrada lo corrobora, el primer dato es para indignar a cualquiera, menos a aquellos que les preocupa más su potencia viril o el tamaño de sus tetas,claro! el segundo me parece vergonzoso, que tengamos políticos que en vez de mirar por el bienestar de España y ajustarse el cinturón como hemos hecho los de a pie, se regodeen en sus coches,firmen nóminas desorbitadas para lo que hacen y todavía les quede cara suficiente para pedir nuestra confianza y voto.Lo del papa mejor ni lo nombro, gracias a las religiones hemos tenido más guerra que paz y todavía hay que adorarlo? A un viejo senil que lo único que hace es pasearse en su papamóvil luciendo oro por todas partes, gastando lo que sus ignorantes fieles donan y lo de los que no donamos también? Y este también tiene cara de pedir para los pobres? que predique, pero con el ejemplo!

Kaas dijo...

Es triste. Sí, nos ha tocado vivir en una época más que estúpida: Individualista. La gente no trabaja o pelea por el bien común, la libertad o el fin de las guerras, no. La gente se ha acomodado a esta vida, ¡es terrible! pero cierto.

Todos claman al cielo para pedir que cese tanta estupidez pero... ninguno quiere hacer algo. No puede, esta condicionado por el sistema, la crisis económica, y/o la vanalidad humana.

A ver si aparece un salvador, o nos atrevemos a salvarnos.

Un saludo.

http://elpiedekaas.blogspot.com

Cheli dijo...

Ni que lo digas!
Es tan indignante toda esa parafernaria, y despues en lugar de actuar segun su "Señor" van haciendo maldades por el mundo, que asco de verdad!
Vergonzoso.
Ultimamente me invade un sentimiento tan desagradable en cuanto a todas estas muestras de estupidez, ignorancia, indiferencia, etc. que me hace mucho daño.
Tal vez sea yo, porque el mundo siempre ha sido asi, cosas aberrantes existen desde que el mundo es mundo, por eso, igual es que ya estoy hasta el borde de todo eso.

Un beso.

Felipe dijo...

Si somos decentes jamás debemos justificar los gastos que no se ocupen de la investigación que hagan al ser humano un poco más feliz

Saludos

Adara dijo...

Gracias por tu visita al blog, intentaré publicar más a menudo, pero es complicado, tengo que hacer demasiadas cosas...

Voy a ver qué me he perdido por tu blog estos días.

Un saludo!

RGAlmazán dijo...

Sí, sin duda los recursos son limitados, pero se gastan mal. Muy mal. La salud, la educación, y la ayuda a los necesitados, deben de estar por encima de gastos suplerfluos, que hay muchos, tú ya has citado unos cuantos.

Salud y República

Lakacerola dijo...

Prefiero no gastar saliva en visitas papales y demás..una incongruencia con la falta que hace el dinero para otras cosas más importantes.
Un abrazo.

VolVoreta dijo...

Lo has bordado, Dean. La frase de Einstein es tan acertada que hasta siento vergüenza ajena.

Te dejo un beso.

periodistaenbabia dijo...

Y no te olvides del dinero superfluo gastado en rescatar a las empresas concesionarias de las autopistas de peaje, que eso también se las trae...

Un saludo.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>