domingo, 7 de noviembre de 2010

Cerámica oscura

Estamos acostumbrados a las figuras de porcelana con unas características en común: delicadeza y hermosura; pero Jessica Harrison, es la excepción a la regla, ya que sus muñecas desfiguradas nos hacen ver lo sujetivo de la belleza y quizás también la fragilidad y lo efímero de la existencia, para muchos una creación bastante gore, pero arte al fin y al cabo.



























6 comentarios:

Jo dijo...

esta es una buena muestra sobre lo que el arte puede crear con cierta tendencia vintage pero tambien con esa contraposición de lo efímero...

no se que dije

:)

RGAlmazán dijo...

Nunca me gustaron las clásicas figuras de porcelana, y éstas tampoco me gustan. A mi modo de ver la porcelana es más cuestión de vajillas que de figuras.

Salud y República

Misón dijo...

Un poco gore sí que es, jejeje. Me gustó más la exquisitez de Audrey Kawasaki. Pero no deja de ser arte, lo bueno que estas seguro que no las rompe ningún crio, seguro que ni se acercan a ellas, dan miedo de lo reales que parecen. Gracias por seguirme.

VolVoreta dijo...

....menudo contraste con las pinturas de A. Kawasaki!!

Prefiero la cerámica de Sargadelos ¡¿eh?! ;)

Te dejo un beso, Dean.

El dinosaurio dijo...

Una muestra realmente preciosa. Feliz semana

JUANMA dijo...

TODO EN ESTA VIDA COMIENZA POR UNA MENTIRA.

EMPIEZA LA HISTORIA....
SIGUELA EN...

http://no-me-falles.blogspot.com/2008/10/prlogo-la-historia-comienza.html

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>