miércoles, 13 de octubre de 2010

¿Y eso para qué sirve?

"La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar".
                  Eduardo Galeano

Ayer tuve una larga discusión con un compañero de trabajo pues su manera de hablar me dejó desconcertado, el hombre se esforzaba por explicarme la situación actual española, europea y hasta mundial, con cifras y datos, y sin dejar de insistir en que así es como funcionan las cosas, así han sido y seguirán siendo y que no hay manera de cambiarlas. Se diría que era brillante a no ser porque mi forma de ver la vida dista años luz de su enfoque.

Los políticos son corruptos; los sindicatos están vendidos al gobierno de turno; si la economía va bien se puede ayudar a mucha gente, pero ahora que hay crisis no se puede repartir la miseria; la mayoría de inmigrantes no se quieren integrar; y una larga lista de frases hechas que mostraban claramente lo que alberga su corazón y su nulo compromiso para legar a sus hijos una sociedad un poco más justa.

Para mi no tiene sentido la vida sin sueños, sin la esperanza de que algo mejore, de que haya progreso, de que una persona más cada día salga del oscurantismo o de que la ignorancia deje de campar a sus anchas por los lugares que transito. La utopía es mi motor; quienes no creen en la utopía están condenados a repetir generación tras generación los mismos errores, y si reencarnaran, su karma nunca alcanzaría los niveles superiores. Esto vale para los individuos pero es más acusado en las sociedades que sin la utopía son carne muerta, sin ese sueño de dignidad, de justicia, de respeto a la vida, a los derechos de las personas. Las sociedades han progresado gracias a las utopías, y sin ellas nos quedamos atrapados en el lodo de los intereses personales o de pequeños grupos, dejando de lado el bien común. Quizás soy un ser bastante raro, pero me hace falta esa energía. A lo mejor soy como los niños, pero también creo que lo que más falta le hace a este mundo son los niños y los hombres con alma de niño. Hoy mi utopía es encontrar más personas que crean en la utopía.

11 comentarios:

Jo dijo...

será que la utopía es que cada vez hay menos gente que crea.

inclusive que se quiera ver optimista
sin racionalizar tanto todas las cosas...

Mai Puvin dijo...

Sabés que te acompaño en esta...

Un abrazo.

RGAlmazán dijo...

Si mirásemos atrás, hace por ejemplo cien años, veríamos que muchas cuestiones que se creían utópicas entonces, hoy se han cumplido.
¿¡Qué sería de la vida sin utopía!?

Salud y República

Cheli dijo...

Muy ciertas tus palabras.

Pienso igual, aunque a veces la realidad te golpea de una manera que podes llegar a flaquear, yo estuve ahi, cerquita de la linea, pero por suerte me vengo recuperando contra viento y marea.

Este fin de semana volvi a ver una peli muy vieja, pero que mas o menos viene al caso: la historia interminable, en la que si desaparece la esperanza en los niños, es el fin de todo; tu post va mas o menos por la misma linea.

Tambien algunas veces me siento sapo de otro pozo, tanto que se sobrevalora la "madurez" prefiero que mi niña interior siga aflorando....

Un beso.

Ciberculturalia dijo...

Para mí tampoco tiene sentido la vida sin utopía. Pienso que se consiguen cosas, muchas. Se consiguen con la acción. Con la esperanza. Con la utopía.
Un beso

Arwen dijo...

Vale, pues yo soy de utopías...así que me uno a tu sueño.

Besos.

Arwen

Felipe dijo...

Ese magnífico Galeano es el que transporta las gnas de seguir luchando por un mundo más justo y más igual.

En tiempos difíciles es cuando sale a relucir el verdaero pensamiento de las personas.

Saludos

alexia {All} dijo...

Preciosa utopía la suya, me uno a ser del grupo de los que creen en sus sueños y aunque hoy sean "imposibles", quien sabe si después de ponerles día a día todas nuestras ganas,ilusiones, esfuerzo,empeño y mucha capacidad de resistencia, se consiga ver realizado uno que otro...
Dicen que hace mucho tiempo en este lugar pensar en que los aviones volarían era cosa solo de locos y soñadores y ya ves...Creo que es mejor poner ganas, que vivir sin creer, para morir nos sobraran los años cuando ya estemos muertos de verdad.
Besitos desde mi pequeña orilla.

TR dijo...

Sin ella creo que ya hubiera terminado mi viaje, es el combustible que alimenta mi vida.
Un gran abrazo.

Logio dijo...

Yo me quedo con lo de que el horizonte se corre, menos mal que lo hace diez pasos mas allá.

VolVoreta dijo...

Aunque me embargue la desconfianza, yo estoy contigo, Dean, lo poco que se consiguió fue gracias a gentes que se "movieron" como tú, y todo lo que se ha perdido es por culpa de compañeros como el tuyo, lamentablemente, los más que abundan en los últimos tiempos.

Te dejo un beso.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>