miércoles, 28 de julio de 2010

Visto por ahí

Lo he visto, y es como una revelación, en la capital de Europa, frente a su templo sagrado está el dios al que adoramos y es muy parecido al dios de los Norteamericanos. Ahora entiendo por qué se disputan la hegemonía mundial y por qué son tan celosos con otros dioses que están surgiendo en el mundo. Si las tres grandes religiones monoteistas hacen lo que hacen con el hombre -aún sin ver a su dios-, ahora me queda claro el poder que ejerce éste sobre los hombres en el mundo; los Europeos si que lo vemos y lo palpamos, igual que los Norteamericanos, nos tiene sometidos por completo, bailamos a su ritmo, nos movemos conforme a sus dictámenes, nos dicta las normas de comportamiento, es el cristal a través del cual ven nuestros ojos y los audífonos a través de los cuales oyen nuestros oidos. Cada país tiene su propio dios y lo adora igualmente, pero estos dos son los mayores, como Zeus y Apolo modernos, y dominan a los demás con su poder. 

Frente a su templo sagrado, lugar donde se reunen los líderes europeos a rendirle tributo a su dios, algunas personas de bien han dejado algunos mensajes con la esperanza de que aquellos desvíen por un momento sus miradas de su objeto de culto y se enteren de las cosas importantes que allí aparecen -cosa que dudo bastante- y aún cuando se enterasen creo que se echarían a reir. He tomado unas fotos de los mensajes:















http://www.wikio.esAgregar a MeneameAgregar a 
Del.icio.usDiggItReddithttp://www.dakno.com/blog/wp-content/uploads/friendfeed.jpg

14 comentarios:

belijerez dijo...

Alucinación colectiva, Dean.

Estos dioses necesitan demasiados sacrificios, yo prefiero ser atea, o quizás hacerme de la diosa Afrodita para disfrutar de lo que somos.

Besitos afrodisíacos.

fermin dijo...

¡Malditos dioses!

Taty Cascada dijo...

Por eso es que soy libre pensante, Dioses de barro, Dioses de sangre, Dioses absurdos, pobre humanidad...
Un abrazo.

VolVoreta dijo...

Cuando era pequeña, había un cura en mi pueblo que cuando tenía un contratiempo se cagaba en dios. Un día, alguien se atrevió y le preguntó "Pero Don Maximiliano ¿cómo puede Ud. decir esas cosas"? a lo que él respondió..."Haz lo que yo diga, no lo que yo hago".

Te dejo un beso, Dean.

Logan y Lory dijo...

Y al igual que todos los dioses es un dios dominante e implacable que domina y aniquila, sometiendo a su voluntad a aquellos que hacen de su adoración el motor de sus vidas.

Un Abrazo..

RGAlmazán dijo...

Los dioses están para meter miedo. Y estos dan pánico.

Salud y República

Felipe dijo...

Bienvenido Dean

Esos son los dioses a los que se adora con una avaricia extrema

saludos

Soy beatriz dijo...

Hola Dean, un gustazo leerte nuevamente!!
Esos dioses son ídolos de barro Upsss, perdón de oro!!!
Que patéticas ideologías!!!

Un abrazo grande!!!

Maria... dijo...

Dean guapeton ! Tenia ganas ya de saber de ti , entre que yo estoy medio de vacaciones y tu tambien...
Me alegro saber de ti. Creo que te voy a seguir por facebook asi ya nos conocemos .
Un besote

Maria

Logio dijo...

Si Fermín lo dice yo también:
¡Malditos dioses!

Ciberculturalia dijo...

Has vuelto con fuerza y átino....
Los dioses fuera, son siempre dañinos
Bienvenido
Un beso

Arwen dijo...

Bienvenido de vuelta Dean, me alegra leerte de nuevo, aunque a mi me quedan tan sólo unos días para coger mis vacaciones... ;)

Malditos Dioses como ya han apuntado por ahí. Ni Dios, ni amo, porque es tan difícil?....

Besossss
Arwen

Jo dijo...

será que uno dicta que los dioses nos guian y viven arriba... pero entre uno mas mira hacia el cielo a veces uno se vuelve medio ciego...

Arwen dijo...

Dean, aquí me paso a desearte muy buen fin de semana, yo cojo hoy las vacaciones de verano y echo a volar. Así que te mando muchos besos y nos leemos a la vuelta :)

Arwen

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>