viernes, 19 de febrero de 2010

Caviar y bombas nucleares

El manjar más exquisito del mundo según muchos paladares es el caviar, ya sea ossetra, sevruga o beluga, hay para variedad de gustos y solo son huevos de esturión. La mitad de la producción mundial de esta delicatessen la tiene Irán, y sin embargo dicen que no es tan fácil encontrarlo. En sus 700 km de costas sobre el mar Caspio pescan este valioso ejemplar que les provee de unos huevos que cuestan en el mercado hasta unos 2000 euros el kilo.  Dicen que la exclusividad se debe a la pureza de las aguas, y a la técnica tan antigua para atraparlos.

Vale la pena anotar que hasta hace no mucho tiempo era un producto barato, pero ahora goza de gran prestigio y por eso el gobierno Iraní es quien controla la producción, es un bien nacional desde la instauración de la República Islámica a finales de los 70. No sobra anotar también que el esturión está en peligro de extinción por su pesca indiscriminada.

En el otro lado de la balanza están las tres décadas de Ayatollahs que tienen ahora como cabeza a Ahmadineyad quien anuncia a todo pulmón que son una potencia nuclear, a pesar de que  ha negado que sea con fines bélicos, nadie le cree pues actos como la represión tan terrible que hace sobre sus opositores, y las durísimas penas para quien se manifieste en su contra le dan escasa credibilidad. Esperemos que esta potencia petrolera llegue a un gobierno democrático que nos siga entregando su buen caviar, y que se olvide de las armas nucleares, porque sólo eso le falta a este mundo: una teocracia nuclear, que venga a calentar más el clima ya de por si caldeado con múltiples guerras por doquier.

http://www.wikio.esAgregar a MeneameAgregar a 

Del.icio.usDiggItReddithttp://www.dakno.com/blog/wp-content/uploads/friendfeed.jpg

14 comentarios:

Javier dijo...

las dos partes de la balanza... una balanza de peso!

Felipe dijo...

pues los ayatollas no tienen mucha cara de comer caviar por la mala leche que tienen

Saludos

RGAlmazán dijo...

Una vez sólo he probado en caviar iraní, hace ya... décadas. Y sí, una maravilla. Misíles y bombas de caviar es lo que deberían fabricar estos mendrugos.

Salud y República

Arwen dijo...

Ufff menudo desequilibrio de la balanza, yo también opino como el resto de los tertulianos que más caviar y menos bombas.

Besos Dean y muy buen fin de semana!!! :)

Arwen

Lakacerola dijo...

Sólo pensar en que llegue el día en que Alá les diga que ahora están preparados para su guerra contra los infieles da repelús.

Http 501 dijo...

Y mientras en EEUU, construyen centrales nucleares -.-


la verdad que me quedo con el caviar.

1 saludo y buen finde^^

Andrea dijo...

No me gusta el caviar y tampoco las bombas. Dsde luego este mundo es absurdo en todos los sentidos, un abrazo Dean!

Marisol dijo...

Ignoraba que el Irán fuera un gran exportador de caviar. En cuanto a lo de fabricar bombas nucleares... mmmmm.... ojalá que no llegue este país a no ser una amenaza para el mundo. ¿Quién lo para? Menudo dilema.
Te dejo muchos saludos.

Cosechadel66.es dijo...

Sería mejor que fuera conocido por lo primero que por lo segundo, desde luego...

Carpe Diem

Taty Cascada dijo...

Me quedo con el caviar y una copa de champagne, espero eso si, que los obtusos ayatollas no pierdan la cabeza construyendo bombas nucleares.
Besos.

Balovega dijo...

Hola... ufff... una cervecita no me vendría mal, llevo en tu casa un buen rato, la nevera la tienes limpia, lo único que encontré es una tarrina de caviar vacía, jjaja.

Dicen que es un manjar de dioses, pero también diría que te arruina el bolsillo, menos mal que no me gusta.

Ahora ya cierro la puerta y te dejo la llave debajo de la alfombrilla, pero antes de irme, te dejo un besote grandote para que tengas un feliz fin de semana.

Delio dijo...

Lo que aterroriza es esa amenaza nuclear en manos de tanto odio y resentimiento. Me gusta tu línea de contrastes y tu actitud de compromiso y reflexión.
QUe pases un buen fín de semana.

beatriz dijo...

Sólo queda respirar profundo, mirar al cielo y continuar haciendo lo poco o mucho que cada uno pueda desde su lugar por formar generaciones que crean que la paz es posible. Que se construye día a día. Es terrible que la humanidad se autodestruya así.Un beso-

periodistaenbabia dijo...

En una ocasión un conocido ucraniano me dio a probar un caviar rojo exquisito que allí no valía mucho dinero pero que en el primer mundo se vende por bastante pasta. Como digo, era un auténtico manjar.

Las armas nucleares ya me gustan menos, aunque no sólo deberíamos exigirle a Irán que se abstenga de fabricarlas. Todos los países, el Imperio incluido deberían desnuclearizarse.

Un saludo.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>