sábado, 16 de enero de 2010

Moral biológica

"Maestro, quisiera saber cómo viven los peces en el mar. Como los hombres en la tierra: los grandes se comen a los pequeños".
                                                                                         William Shakespeare.


La moral es una herramienta heredada biológicamente para consolidar una sociedad. Nacemos con unos principios morales, dice uno de los científicos más famosos de Harvard, el psicobiólogo Marc Hauser en su libro Moral minds: The unconscious voice of right and wrong. Dice que las principales fuentes de nuestros juicios morales no proceden de la religión, la religión no es un pre-requisito de la moral.

A veces nos es muy difícil explicar la razón de nuestros actos, reaccionamos a menudo en nombre  de la moral, de la justicia, de la solidaridad, pero en realidad apenas conseguimos razonar nuestras decisiones; por los circuitos que configuran nuestra mente transitan mensajes de agresividad, compasión, venganza, simpatía, que orientan la conducta humana a menudo fuera de nuestra experiencia conciente, junto a las emociones hay un instinto también inconsciente que nos ayudaría a diferenciar una acción justa o moral de otra acción injusta o inmoral.

Algunos de estos instintos los compartimos incluso con algunos animales, como la cooperación y la solidaridad, pero otros son sólo de los humanos, como el sentimiento de culpa, de ahí que al ver el comportamiento de líderes, empresarios, mandatarios y grandes personalidades que atropellan la dignidad de las personas, que niegan los derechos humanos a sus semejantes, nos haga compararlos con animales completamente irracionales.

Por otro lado, no decidimos en función de lo que vemos sino en función de nuestras convicciones, las emociones van después de nuestros juicios, en lugar de precederlos. Esto me deja claro el por qué muchos piensan como piensan y actuan como actuan, el mundo se hunde en un caos de injusticias y la mayoría de nosotros, lejos de sentirnos parte activa, nos comportamos como el psicópata que diferencia claramente lo bueno de lo malo, pero por su carencia de emoción es incapaz de  abstenerse de cometer el delito.

Me siento feliz de la herencia genética que me han regalado mis padres, y espero no haberla menoscabado para que en mis hijos haya una prolongación de su existencia; sin embargo me preocupa mucho que nuestro mundo esté gobernado por psicópatas y sus genes, transmitidos de una generación a otra, perpetúen las injusticias que ven cada día mis ojos.

http://www.wikio.esAgregar a MeneameAgregar a Del.icio.usDiggItReddit 

13 comentarios:

Javier dijo...

pues creo que cada uno tiene, personalmente, su propia moral la cual parte de los fundamentos que se han escrito primero...

Paola dijo...

"y el mundo se hunde en un caos de injusticia", siendo el mundo todos nosotros... Yo tambien estoy feliz con lo heredado y aprendido, aunque tengo la sensación de que el termino moral se ha desdibujado, como el instinto del q hablas, atrofiado! Saludos.

Felipe dijo...

La ética no es genética sino aprendida.

El corazón es un músculo que estira,ensancha o se achica con la voluntad que el ser humano quiera.

Un abrazo

Juan Navarro dijo...

Moral viene del latino mores, costumbre. Por lo tanto, la moral antecede a la religión, que requiere una estructura teórica. En ambos casos, en su origen, se esconden intereses, casi siempre colectivos, aunque las religiones acaban creando un cuerpo teórico para justificar los intereses de unos pocos y la ignoracia de muchos.

Delio dijo...

Las emociones son conductas y ciertamente se aprenden. Somos seres sociales. Vivir en la verdad, según nos dicte nuestra propia moral y conciencia, no mentirnos a nosotros mismos, ni mentir a los demás, sólo es posible -en mi opinión- en el supuesto de que vivamos sin público. En cuanto hay alguien que observe nuestra actuación nos adaptamos, queriendo o sin querer, a los ojos que nos miran y ya nada de lo que hacemos pertenece a "nuestra verdad". Nuestra forma de ver el mundo (de los otros) es una proyección de lo que sentimos respecto a nosotros mismos. No hay alternativa: hay situaciones que te hacen sufrir y tienes que decidir: dejar la situación, aceptarla o cambiarla.
un saludo. Y gracias por invitar a la reflexión de cada cual.

RGAlmazán dijo...

Los valores procedentes de la moral son aprehendidos y no son genéticos. Cualquiera de nosotros si hubiéramos nacido en otra sociedad tendríamos valores distintos y una ética diferente.
En la aplicación de los valores entran los dos componentes el genético y el social.

Salud y República

Ciberculturalia dijo...

Después de tan acertados comentarios y de tu estupenda entrada, tal y como nos tienes habituados, me quedo con la última frase en la que muestras tu preocupación por ese futuro que ahora, visto lo visto en nuestros mandatarios, nos parece algo oscuro, algo opaco.
Un beso y buen sábado

Arwen dijo...

Interesante invitación a la reflexión Dean, tal vez las corrientes nos lleven a nuevas filosofias, basadas en unos valores sólidos en lugar de religiones o creencias místicas, lo de la moralidad es un término muy subjetivo y yo lo cambiaría por valores.
Besotes.

Mai Puvin dijo...

Sin duda en todos los aspectos existe una doble moral, peligrosa... ¿Te acordás de Orwell en 1984?... por citar alguno de los tanto abordajes del tema.

Tus entradas son siempre un placer, un apredizaje. Me encanta leerte.

Un abrazo.

Mundo Animal. dijo...

_____(""(``"´´)")
_____) ....¨¨. .¨¨(
____ / ..... (6 _ 6)'\
____ \ ..... ). ( 0 ) '/ .. ;@;
____,-`. ----- ‘=’ -´_;@;@;
___ /__ |...... `o´.\' .\,(|)
___ (,,,,,) ....... o ...|'_ /|\
____/'.====`( )’=|
___ '|----'...............|___ ;@@;__ ;@@;
_,;;, |.............. /... /___;@@@;_;@@@;
_)_(.|_______/__/_____ \|/_____\|/
_\|/_ (______)) _))___ (( ))___(( ))
HOLA AMIGO DEAN.
QUE TENGAS UN MUY LINDO FIN DE SEMANAAAA
UN ABRAZO DESDE MUNDO ANIMAL.
CHRISSSSS

Logan y Lory dijo...

La moral es inherente al ser humano desde el mismo momento en que éste es capaz de pensar y razonar sus actos, así pues, cada ser humano tiene una moral propia que se ve condicionada por las circunstancias en que las decisiones deben ser tomadas según la educación y los estímulos sociales que le han ido formando a lo largo de su vida.

Muchas veces se confunde la moral con el concepto religioso del bien y el mal y no es así, dado que la moral no se nutre de preceptos religiosos sino del razonamiento de lo que cada uno a su libre albedrío debe escoger.

Es fácil actual con doble moral cuando priman intereses particulares, por eso se da que individuos que se confiesan religiosos pueden tener comportamientos totalmente amorales.

Que nos enrollamos y es que el tema suscitaría un amplísimo debate.

Un abrazo.

Cosechadel66.es dijo...

Tema complicado... aunque me uno a tu reflexión final.

Carpe Diem

aniki dijo...

La razón no siempre domina a las emociones. La conducta humana es fruto de la domesticación a la que nos someten desde el nacimiento. Quienes se encargan de educarnos lo hacen en base a sus propias creencias, y de este modo quedan anulados los principios morales con los que nacemos (si es que realmente nacemos con ellos, cosa que no tengo clara).
Uno es lo que hace, y no lo que dice o piensa. En la edad adulta estamos tan adulterados que ya no reconocemos nuestro propio "yo", de ahí que nos resulte difícil explicar la razón de nuestros actos.
La frase de Shakespeare me ha encantado, y tu post es toda una invitación a la reflexión.

Besossss.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>