lunes, 5 de octubre de 2009

La vena política

"La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados." 


Teniendo el sentido del humor un poco aguzado, vemos que es un buen chiste, pero ¿será que nos hace falta perder el sentido del humor para darnos cuenta de que la política que se está haciendo en este país está muy de acuerdo con la frase ilustrativa?, basta con mirar lo que hace el partido de gobierno  y para colmo, el partido de la oposición lo hace aún peor; o que alguien me diga si el PP ha hecho algo diferente a criticar y oponerse a todo, ya sea bueno regular o malo, eso es lo más fácil del mundo.


Tendremos que llevar a nuestros políticos a las aulas, enseñarles a Platón y Aristóteles, y recordarles lo que es una democracia. Como decía Gaetano Mosca: "Todos aquellos que por riqueza, educación, inteligencia o astucia tienen aptitud para dirigir una comunidad de hombres y la oportunidad de hacerlo -en otras palabras, todos los clanes de la clase dirigente- tienen que inclinarse ante el sufragio universal una vez este ha sido instituido y, también, si la ocasión lo requiere, defraudarlo". La teoría de Mosca es la teoría del elitismo, y nos hemos rendido a ella, unos pocos nos manejan, hacen con nosotros casi lo que les viene en gana, periódicamente nos hunden en una crisis que a ellos no les afecta pero que les permite tenernos controlados, y por último, manejan la información de tal manera que a la hora de elegir, de ir a las urnas, nos ponen a escoger entre lo malo y lo peor. ¿Por qué no nos damos cuenta de ello?, ¿será nuestra ignorancia?, ¿nuestra comodidad?, ¿apatía?, ¿pereza?; ¿nos da igual, como con el calentamiento global?.


¿Qué tal si sorprendemos a los partidos tradicionales con una nueva propuesta?, ¿si les demostramos que se tienen que inclinar ante el poder de nuestras decisiones y que dependen de nuestro voto?.


Mañana, más deportes...

15 comentarios:

VolVoreta dijo...

"Mi partido" no se presenta a elecciones.

No obstante, cuando he considerado imprescindible y oportuno el cumplir con mi DEBER de ciudadana (aunque no tenga derechos),he recurrido al "voto útil". Pero...se acabó.
Me he dado cuenta, no soy ignorante ni cómoda ni perezosa. ¿Apática? Ni siquiera...Diría que lo mío es puro Desencanto, tremenda Incredulidad ante la palabra política (que no merece ni escribirse con mayúscula).

Te dejo un beso Dean.

pena dijo...

Totalmente de acuerdo con lo expuesto, la política ha servido para que las elites se perpetuen en el poder, con algunas migajas a los "representantes de la clase obrera" para que vean lo bien que se vive y hagan lo mismo. VolVoreta, me pasa lo mismo. Saludos.

Carmen dijo...

Tienes razón. Pero al final concluiría que por estas razones: fuera el voto útil. Fuera el voto que tiende a perpetuar lo malo o lo peor. Está en nuestras manos, no crees?
Besos

senovilla dijo...

El termino democracia exige que manden las mayorias y que estas no deban ser chantajeadas nunca por las minorías, por eso en España pasa lo que pasa.

Un abrazo.

RGAlmazán dijo...

Está en nuestras manos poder cambiar algo de eso. Los que pretendemos que se defienda a los más débiles no podemos estar con las oligarquías políticas. Es necesario un cambio en la ley electoral --una persona: un voto en igualdad de oportunidades-- y además olvidarnos del voto útil, que los grandes partidos siempre proclaman. Votemos en conciencia a quien pensemos de verdad que defiende nuestros derechos.

Salud y República

Salud y República

Arwen dijo...

Pero mira que les gusta marear...eso si que lo hacen bien...marea política de ideales...en fin...

Saludos.

Montse dijo...

El precio que tenemos que pagar con la dichosa Ley D'Hont a los partidos minoritarios que consigue darle relevancia a 200.000 ciudadanos sobre diez millones, es kafkiano.

Y lo de los políticos pues que quieres, los que están en el poder no hacen y no proponen, y los del otro lado están dedicados a limpiar sus cloacas y a desgastar al gobierno, mientras esto se va al garete.

Besitos encanto

Juan Navarro dijo...

Es la concepción de la vida al estilo americano, su concepción de la política, en manos de élites y grupos de presión privilegiados, que sustituyen a los ciudadanos como unos profesionales más. Y se comportan como la Coca-Cola, exactamente como una marca comercial, en defensa de sus intereses y de sus "accionistas". España tiene, además, la peculiaridad del político corrupto, instalado esencialmente en la derecha, y la del político garbancero, muy propio de la izquierda, incapaz de ganarse un sueldo al margen del clientelismo político.
¿Forma de combatirlo? Yo sólo conozco dos: Denuncia y voto, denunciar y votar, votar a su pesar.
Un abrazo.

Blog de Paco Piniella dijo...

Si puedes léete la ponencia que leí el otro día en unas Jornadas políticas... http://piniella.blogspot.com/2009/10/cuando-el-ala-se-mueve-por-la-izquierda.html

Saludos

Cosechadel66.es dijo...

COmpletamente de acuerdo. Es nuestro voto lo que les mantiene ahi, pero luego nos quejamos de ellos... para volver a votarlos.

Carpe Diem

Dirty Clothes dijo...

Yo apoyo 100% esa propuesta, pero kien la pone en marcha¿? A mí particularmente me da pereza y apatía, pero si alguna vez se pone en marcha prometo secundarla ...

dirty saludos¡¡¡¡

Felipe dijo...

Vivimos en una democracia representativa y a lo que se ve algunos políticos,no todos,parece que cuando alcanzan el esperado escaño sólo aguardan otros cuatro años para querer engatusarnos.

En resumidas cuentas,vivimos en una partitocracia aunque los diputados y senadores no estén sometidos al mandato imperativo(T.C.)

Menda. dijo...

Uf, estoy un poco cansada del tema político y de las barbaridades que osan cometer............

Logio dijo...

Desde la ropa que escoges por la mañana hasta la pasta de dientes que usas por la noche... todo es política.

VerboRhea dijo...

Pasamos de la política (yo la primera), pero no (=sí) somos conscientes de que toda nuestra polis está regida por ella; o mejor, por lo que hemos querido o por lo que han querido otros, según qué casos...
¿Algún político convence? Mmmm sí, seguiremos votando, pero los discursos de nuestros oradores ya no tienen retórica creíble.Nada nos despierta los sentidos, todo está manido, "descubierto", ... ¡y nos faltan tantas cosas por "descubrir"!...

Un abrazo, Duncan.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>