lunes, 17 de agosto de 2009

Cómo salvar vidas



Durante mi vida he trabajado en diversas industrias, y durante los últimos años en varios hoteles. Aparte de eso he viajado -como todo el mundo- en diversos medios de transporte (aviones, barcos, trenes, autobuses), pero creo que en ninguno de esos sitios he visto un aparato desfibrilador (DEA). Sé que en el aeropuerto de Barajas acaban de instalar 65 de ellos (defibtech), pero en los trenes de alta velocidad (Ave) no los conocen.

También he leído que en USA mueren al año unas 2 millones de personas debido a la fibrilación ventricular posterior a un infarto, y en España se registran unos 70000 infartos al año, de los cuales 29000 son muerte súbita. Muchas de estas muertes se podrían evitar si se dispusiera de estos aparatos en esos sitios de concentración de gente, ya que en la mayoría de los casos no hay tiempo suficiente hasta que llegan los organismos de socorro, y cualquier persona podría prestar el auxilio a alguien con infarto siguiendo unas sencillas instrucciones de estos aparatos portátiles.


meneame meneame -

6 comentarios:

Carmen dijo...

Dean, tienes toda la razón. Si es así, cómo es que no disponen de ello en los sitios que tu indicas. No sabía de su existencia. Siempre me voy de tu casa con algo nuevo aprendido.
Un beso

Menda. dijo...

Cierto. Muy poca inversión para lo que puede salvar.

Felipe Medina dijo...

Estimado Dean

Considero importantísima tu denuncia sobre la no instalación de desfribiladores.

Si ellos hubieran estado colocados en los sitios y lugares adecuados más de una vida se habría podido salvar.

Me ha parecido de un gran deber moral como ciudadano que hayas hecho este post.

Saludos y gracias

senovilla dijo...

Es ahí dónde hay que invertir de verdad.

Un saludo

Cosechadel66 dijo...

A lo mejor son hasta más útiles que los extintores. ¿podrían haber hecho algo, por ejemplo, en el caso de Jarque?

Carpe Diem

Juan Navarro dijo...

Un propuesta: por cada desfibrilador llevado a un lugar estratégico para salvar vidas de barrigones y obesos occidentales, que se deposite su valor en un fondo para el desarrollo y la alimentación de los países pobres, subdesarrollados y hambrientos.
Un abrazo.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>