sábado, 27 de junio de 2009

Whisky para ellas


Hoy traigo una nota agradable, de fin de semana, cuando apetece tomar una copita, y mejor si es en buena compañía. A mi me gusta el Whisky, pero veo que cada vez más, a las chicas, y los productores lo saben. No se busca feminizar lo masculino sino crear tendencias femeninas con base en un mundo antes prohibido para ellas. Uno de los ámbitos permeados por la mujer hace referencia a la industria y al consumo de whisky escocés, pues se observa un aumento en la preferencia por este licor que actualmente es percibido por ellas como una opción agradable, mágica y llena de historia en cada sorbo y no como un “trago solo para machos”. Esto se puede observar en actividades como las catas donde las mujeres se sienten atraídas por la historia que envuelve la preparación, donde aprecian que en cada sorbo hay un pedazo de Escocia y dejan que los sentidos se deleiten con los sabores y aromas característicos de cada mezcla.

En el mundo, una de las casas escocesas de mayor tradición, tiene dentro de su equipo de Master Blenders a una mujer: Maureen Robinson, quien tiene la ardua tarea de desarrollar nuevos productos que puedan incorporarse a la carta de whiskys escoceses y de continuar elaborando las mezclas tradicionales que han calado en los consumidores.

El proceso comienza con la limpieza de la cebada, donde se la despoja de todas sus impurezas y del polvo, luego es empapada con agua dejando que germine durante 12 a 15 días.
De allí es llevada a los hornos para su secado, ésta operación se hace con el propósito de que la cebada adquiera gusto a humo, lo que se obtiene empleando una clase de carbón vegetal llamada turba. Luego la malta es molida, mezclada con agua caliente y vertida en una cuba donde los azúcares solubles se convierten en mosto que se retiran para su fermentación. El mosto es enfriado y colocado en cubas grandes donde se deja fermentar con levadura, transformándose en un líquido de bajo contenido alcohólico llamado "wash".
Historicamente el "wash" se destilaba dos veces en alambiques de cobre, de la primera obteniendo un líquido llamado "low wine" que tras la segunda destilada ,producía aguardiente. Una vez añejado, la concentración alcohólica del líquido se reducía agregando agua destilada, para luego filtrarla y embotellarla.

Las destilerías escocesas de malta hacen whisky empleando exclusivamente cebada, y la destilación se realiza en alambiques clásicos de dimensiones variables pero normalmente pequeños, con lo que se obtiene un producto de sabor intenso de gran complejidad y diversidad. Las destilerías de grano usan sobre todo cereales de cebada y avena para su destilación en destiladores continuos, lo que produce un licor de sabor suave.

La mayor parte del whisky de malta escocés se usa para la fabricación de whisky escocés combinado. El whiskey irlandés es más suave, sedoso y redondo que el escocés. El whiskey de Estados Unidos se caracteriza por el hecho de que los diferentes obtenidos entre el centeno, el maíz (el término bourbon se aplica al whisky de maíz sin mezcla), la cebada y, ocasionalmente, el trigo, así como por el fuerte aroma a vainilla que adquiere el whiskey durante su maduración en barriles de roble nuevo quemados.

10 comentarios:

fermin dijo...

Una nueva lección para este ignorante. Ahora, cuando beba Whisky, me fijaré un poquito en su procedencia, y me acordare de este apunte.
Saludos, Dean

Balovega dijo...

Hola ..

Siempre es un gusto tomar una copita con los amigos .. perooo... el Whisky .. ufff.. lo he probado y me sabe a madera por no decirte algo peor, y tu me preguntarás, has probado la madera? pues no..jja

En serio ahora... una excelente entrada y cuando me llegue por allá
de seguro brindaremos.. tu con Whisky y yo con cerveza, que es lo único que bebo.

Un saludote grandote

Cosechadel66 dijo...

He de reconocer que yo lo tomo con Coca cola siempre...

Pero me encanta saber cosas nuevas, o sea que ahi me has dado.

Carpe Diem

Balovega dijo...

Hola nuevamente...

http://chupitoss.blogspot.com/

Buena compañía para tomar una copita la encontraras por estos lares... No te quiero presionar .. jjaja.. pero se que te gustará.. o puede que no?

Te espero !!!

Logio dijo...

Buen fin de semana y cuidado con el whisky... bueno, con él no, con sus efectos, ja, ja.

Carmen dijo...

No soy muy whiskera pero de gustarme alguno si aprecio el whisky de malta. Es una exquisitez. Cuando lo bebo lo hago como si fuera aguardiente. Poca cantidad, saboreando cada gota...

Si me están entrando ganas. Una buena copita de Mcallan no vendría mal. Te voy a hacer caso.
Un beso

VolVoreta dijo...

A mí hay un escocés que me "emborracha" con sólo con mirarlo...se llama...se llama....Ah, sí! "Sean Connery";)

Te dejo un beso Dean.

Anabel Botella dijo...

No sabía todas estas cosas del whiskey. Si alguna vez necesito información más amplia sobre un tema para una de mis noveas ya sé a quién tengo que recurrir.
Lo único es que el Whiskie no me gusta.
Saludos desde La ventana de los sueños.

MaRieLA dijo...

Notarás que llevo la contra en todos los post, jaja. No me gusta el whisky!!! Sólo lo puedo llegar a tomar con helado, desp sólo me parece fuertísimo. Esas mujeres deben tener garganta de hierro :P
Dean me encantó la firma del final :)
Un besitoo

Blog de Paco Piniella dijo...

Yo soy de ron, a ser posible cubano. El whiksy poquito. ¿La foto de dónde es Dean?

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>