jueves, 25 de junio de 2009

Un libro que debe ser leído


Me considero un estudioso; cuando aún era muy chico, mi abuelo me enseño a leer y a escribir; a medida que fui creciendo me inquietó bastante el tema que a todos nos inquieta y empecé a conocer las diferentes manifestaciones de fe en el mundo, un tiempo fui mormón, otro tiempo cristiano (protestante), caminé muy de cerca con los testigos de Jehová, mi familia de tradición católica, hoy convivo con musulmanes y con hindúes, tengo amigos que han vivido años en oriente y conozco de cerca sus impresiones de tibetanos y budistas, en mi época de universitario, casi todos éramos ateos y comunistas, leíamos a Marx y tirábamos piedras.

En todo ese caminar no he conocido un libro tan impactante como este; no hay ningún libro que sea criticado y atacado más que La Biblia. Muchos eruditos inteligentes han escrito libros tratando de desacreditar su autoridad.
No ha habido en la historia del hombre un libro que haya conmovido al mundo tanto como este.

Hay muchos libros hoy que dicen ser la Palabra de Dios. El Corán, el libro sagrado del Islam; El Libro de Mormón; Los hindúes creen que el Bhagavad Gita es la fuente de verdad eterna.Marx y Engels, con su cosmovisión atea, decían que su escrito, El Manifiesto Comunista, era la verdad última.Y todos los escépticos dicen que no han visto a Dios y por eso no creen en él, pero creen en un millón de euros aunque tampoco lo hayan visto.

La Biblia fue escrita a lo largo de un período de mil quinientos años, por más de cuarenta hombres de todo tipo de extracciones. Por ejemplo, Moisés fue educado en Egipto y se convirtió en un profeta de Israel. Pedro fue un simple pescador, Salomón fue un rey, Lucas fue médico, Amós fue pastor y Mateo fue un recolector de impuestos. Todos los escritores eran de oficios y condiciones diferentes.

Fue escrita en muchos y distintos lugares: Moisés escribió en el desierto de Sinaí, Pablo escribió en una prisión en Roma, Daniel escribió en el exilio en Babilonia y Esdras escribió en la ciudad en ruinas de Jerusalén; fue escrita en circunstancias muy diferentes: David escribió durante un tiempo de guerra, Jeremías escribió durante el tiempo penoso de la caída de Israel, Pedro escribió mientras Israel estaba bajo el dominio romano y Josué escribió mientras estaba invadiendo la tierra de Canaán.

Los escritores tenían diferentes propósitos al escribir. Isaías escribió para advertirle a Israel del próximo juicio de Dios por su pecado, Mateo, para probarles a los judíos que Jesús era el Mesías, Zacarías escribió para alentar a un Israel descorazonado que había vuelto del exilio en Babilonia y Pablo, tocando problemas que existían en diferentes iglesias de Asia y de Europa.

Es asombroso que con tanta diversidad haya tanta unidad en la Biblia. Esa unidad está organizada alrededor de un tema: " que el hombre entienda su carácter
divino, por proceder de Dios, y la manera como puede seguir siéndolo a través de toda su vida". Se tocan cientos de temas polémicos y, sin embargo, los escritores no se contradicen entre sí. La Biblia es un documento increíble.

Toma diez autores contemporáneos y pídeles que escriban sus puntos de vista sobre un tema polémico. ¿Estarían todos de acuerdo?. No, tendríamos desacuerdos entre un autor y otro. Ahora, considera la autoría de la Biblia. Todos estos autores, en un período de mil quinientos años, escribieron sobre muchos temas polémicos y no se contradicen.


La Biblia ha cambiado la vida de asesinos, drogadictos, importantes funcionarios de gobierno, hombres de negocio y estudiantes, para nombrar sólo unas pocas personas de toda extracción que han sido transformadas por la Biblia. Ningún otro libro puede decir lo mismo. Esto es porque la Biblia no es un simple libro sobre cómo vivir bien sino que está literalmente cargada de poder, poder para cambiar vidas, por eso está traducida en 2303 idiomas, a diferencia de cualquier otro libro.


Por eso yo recomiendo leer la Biblia independientemente de que seas ateo, musulmán, budista o escéptico, simplemente por cultura (antiguo testamento) o para aprender la esencia de la vida, las pequeñas cosas (nuevo testamento).

13 comentarios:

Carmen dijo...

Ya sabes que yo te sigo con máximo interés sin embargo (y sin que sirva de precendente)hoy disiento algo de tu propuesta. Aunque he leído la Biblia, antes que ella recomendaría la lectura de los grandes filósofos. Es cierto que soy atea y que además tengo una postura enfrentada, confrontada y dura con todo tipo de religiones que lo único que han hecho a lo largo de la historia es sembrar dolor, salvando honrosísimas excepciones. El impacto negativo de las religiones en la gente es tremendo y lo vemos a diario. Nada tiene que ver el humanismo, la ética humanista con la religión.

Es verdad que no creo en el caracter divino de la naturaleza humana y eso ya condiciona mi postura.

Desde el punto de vista literario, quizás es dónde encuentre contigo el punto de conexión en la lectura de la Biblia.

Por cierto y en tono risueño, claro que he leído a Marx, solo faltaba, pero no tiraba piedras aunque había muchos motivos para hacerlo.

Un beso querido Dean

Duncan de Gross dijo...

jejeje, sobre todo en el al principio me has recordado a una señora de mi barrio, de la que ya he hablado un par de veces que ya ha estado en: 5 religiones!!. Pero yo lo que te quería decir es que Haces una buena recomendación, sin duda ;-)

Amio Cajander dijo...

Concuerdo contigo, aunque con algún matiz.
Es cierto que la diversidad de extracción social, procedencia y periodo histórico es enorme sin grandes variaciones de mensaje fundamental. Pero no es menos cierto que haya habido una influencia decisiva de "los editores", es decir los que durante siglos seleccionaron, agruparon, descartaron algunos textos, interpretaron otros, tradujeron, ordenaron y difundieron.
Siguiendo tu analogía de pedir a autores contemporáneos que escribieran sobre algo, debemos tener en cuenta que el editor finalmente selecciona, en cierto modo censura, incluso pudiera reescribe pasajes, para homogeneizar la obra final...

Moisés P. dijo...

Muy interesante y totalmente deacuerdo contigo. Es un libro que deberíamos leer alguna vez, y si no completamente, en fragmentos. Gracias a la devoción que tenía mi madre y a sus creencias, yo lo he leído.
saludos

fermin dijo...

Ahora quedaría muy bien decir que he leído el libro fundamental de la religión católica, pero sería mentira. Tengo muchas dudas sobre si lo que ha llegado a nuestros días es realmente lo que se escribió en un principio. Me cuesta mucho creer en verdades absolutas. Militante comunista durante muchos años, nunca ley el manifiesto, cuestión de principios.
No obstante no soy un militante anti-religiones. Cada cual busca su verdad de la forma más coherente con sus principios.
Saludos.

Anabel Botella dijo...

Aunque soy creyente (creo en un dios universal y no como pratrimonio de una sola religión) la biblia es uno de esos libros que leeré en algún momento de mi vida. De todas maneras me atrae mucho más la filosofía oriental (el Bhavagah Gita es un libro que esconde más verdad de la que un principio parece, al menos para mí. Pero los hindúes no se quedan sólo con este libro de referencia, porque también están los Sutras de Patanjali, cuatro libros que son una maravilla).
Desde luego no puedes decir que no hablas con conocimiento de causa. Has experimentado muchas religiones para después poder argumentar.
Saludos desde La ventana de los sueños.

Cosechadel66 dijo...

Yo soy de la idea de que cualquier libro es interesante leerlo. Con más razón, pues, un libro con tanto significado y "poder", como tú dices. Es bueno saber, tanto para criticar como para aprobar.

Carpe Diem

Andrea dijo...

La Biblia..de pequeña intenté leerla pero no pude con ella, si la cogiera hoy probablemente me sorprendería su contenido. Tengo que reconocer que ha sido y es un libro poderoso. Y tu, también nos sorprendes cada día con tus conocimientos y tu impecable forma de transmitirlos. Un gran beso Dean.

★Carlos Becerra★ dijo...

Dean...

Difícil es aconsejar la lectura de un libro común y corriente, mas en el caso de la biblia el tenor de la invitacion o el consejo tiene tangentes tan sutiles y a la vez poderosas que su lectura no puede partir de un consejo, debe hacerlo del alma.


Claro esta que, como en mi caso, pude leer antiguo y nuevo testamento desde mi óptica agnóstica, y debo aceptar que me resulto una maravillosa novela, parte 1, y parte 2.


No quiero con esto faltar el respeto a quienes ven en esas letras la divida palabra, o el eje de orientación para su vida.


Justamente es el raciocinio lo que nos permite con libre albedrío concretar la lectura que nos guste, y clasificarla en el genero que se nos de la gana.

Es muy aceptable que una obra con tantos co-autores y escrita en tiempos tan diferentes se puediera arreglar para que existiera en su trama una coincidencia casi total.

Pero bueno, amigo Dean, siempre respetare a quienes ven en la biblia o en cualquier libro sacro mas que yo... para mi son simples letras plasmadas en papel.


Un abrazo.
CarlosHugoBecerra

Marisol dijo...

Hace ya un tiempo atrás compré una Biblia bien grande (con empastadura de madera y con hermosas ilustraciones de A. Durero); aún no la he leído. No sé si leerla por fragmentos o si empezarla como lo hago con otros libros...
Interesante tu entrada.

Carolus dijo...

Aquí os dejo abrir un e-libro muy útil para que lo miréis, se llama “Manual y espejo de cortesanos”, de C. Martín Pérez.

http://www.personal.able.es/cm.perez/comentarioslibros.html
http://www.personal.able.es/cm.perez/Manual_y_espejo_de_cortesanos.pdf


Simula, disimula, no ofendas a nadie y de todos desconfía: antiguo consejo para un joven Rey Sol que te servirá para desenvolverte y medrar en la Corte en la que todos sobrevivimos. Donde hay un grupo de personas, existirá una lucha por el poder, alguien lo conseguirá y a su sombra crecerán los cortesanos que conspirarán para quitárselo o para agarrarse a una porción de poder dentro de su Corte. Tal vez aún no te hayan contado cómo funciona todo esto. Te guste o no, ya estás metido de lleno en la Corte y es mejor que domines sus reglas. Despierta, otros ya te llevan ventaja. Es hora de medrar.

Saludos

Balovega dijo...

HOlaaaaa... hay comentario de todo tipo.. y como siempre de las últimas en pasar a verte, y como dijo Jesús, los últimos serán los primeros..

Te cuento Dean que me has pillado, no he leído la biblia y si te soy sincera, nunca he tenido deseos de leerla, no soy atea, ni budista ni nada que se le parezca.. Soy católica y fui a un colegio de monjas y no te creerás, pero cuando era pequeña, pensé meterme monja, pues me gustaba ayudar a los curas en la misa y las monjas, creo, me lavaron el cerebro.. menos mal que mi mami me saco del colegio a tiempo..

Con el paso de los años he dejado de creer en curas y monjas, tengo un pensamiento muy diferente de aquel de niña...

Tengo mis propias creencias, y estoy segura que allá arriba existe alguien o algo especial, sin saber exactamente lo que puede ser...

Quizá algún.. no te lo puedo asegurar.. pueda seguir tu consejo y leerla, no lo se, pues no estoy segura que leyéndola me ayude a ser mejor o peor.

Y para no alargar más mi comentario, creo que el ser bueno se lleva en el corazón y la mente, no porque leas un libro, por ejemplo y citando a una escritora como Agatha Christie, te conviertas en un criminal.

Bueno este es mi pensamiento, seguramente tu tienes razón y hay que leerlo.

Un placer haber venido a verte y tener este pequeño dialogo contigo.

Saludotessssssssss, se bueno y haz lo que te dicte tu corazón, sin hacer daño a nadie y siempre respetando al prójimo.

Bellos sueñossssss

lys dijo...

Gracias, me ha encantado tu post sobre la Biblia. Es sin duda el libro de los libros, y desde luego el caos y desencanto que existe hoy en día con las religiones no se debe a la Biblia, sino a la interpretación libre y licenciosa que de ella se hace.

Un beso.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>