miércoles, 3 de junio de 2009

El cotilleo tiene una base científica.


La progesterona, una hormona sexual que fluctúa con el ciclo menstrual y que, junto con los estrógenos, contribuye a la formación de los caracteres sexuales secundarios femeninos, tiene además que ver con el estado de ánimo de las mujeres. Un estudio de la Universidad de Míchigan demuestra que el cotilleo trae beneficios a la salud puesto que el "sentirse emocionalmente cerca de un amigo (grupo de amigas), aumenta los niveles de progesterona, lo que ayuda a reducir el estrés y la ansiedad.
La investigación apunta a la progesterona como "posible parte de la base neuroendocrina para la vinculación social en los seres humanos".

Investigaciones anteriores habían revelado que mayores niveles de progesterona aumentan el deseo de vincularse con otros, pero el estudio actual demuestra que la vinculación con otros aumenta los niveles de esta hormona.

El estudio también vincula los incrementos de la hormona con una mayor voluntad de ayudar a otras personas, algo que, ayuda a entender mejor el comportamiento humano. Es "importante encontrar los vínculos entre los mecanismos biológicos y el comportamiento social humano", porque esto nos puede responder a la inquietud de por qué las personas que vive en relaciones muy cercanas son más felices, están más sanas y viven más que las que están socialmente aisladas".

(Mas información en: "Hormones and behavior").

9 comentarios:

senovilla dijo...

Curioso y además que esto es más frecuente en mujeres que en hombres, aunque esta tendencia va cambiado, quizás por eso de la igualdad.

Saludos Cordiales.

Ana dijo...

Muy interesante...
Muchos besos.

Duncan de Gross dijo...

Interesante, jejeje, que cosas!!

María Narro dijo...

si cotillear es sentirte cerca de los demás qué viva el cotilleo.
un beso.

pd. conozco a más cotillOs que cotillAs

Lujo dijo...

Hola Dean,
Me has dejado O.O. No había caído en el tema. Ahí está una de las explicaciones por las que ese tipo de programas tienen tanta audiencia. ;)
Muy muy interesante.
Lo has clavado!
Abrazotes!!!

Anabel Botella dijo...

Me gusta quedar con las amigas e vz en cuando para hablar, y como nosotras decimos: cambiar el mundo. Me gusta cotillear, pero no me gusta meterme en la vida de los demás, como tampoco me gusta criticar sin fundamento.
Saludos desde La ventana de los sueños.

ana dijo...

Menos mal que alguien aqui ha defendido que también hay hombres cotillas.

Ja ja ja ja jaj a.

Un besitoooo.

cosechadel66 dijo...

No veo el momento de que me receten el Hola! y el Diez Minutos...

:)

Carpe Diem

Balovega dijo...

No soy de cotilleos, ni de revistas del corazón, ni de programas rosas..aunque parezca un poco rara.. el cotilleo no es mi fuerte.. pero respeto a todo el mundo..

No creo que el cotilleo sea beneficioso para la salud.. otra cosa bien diferente es relacionarse con personas que aporten vivencias enriquecedoras y poder aprender de ellas, a la vez que pasar un rato agradable.

Aunque a veces estar solo es esencial.. creo que la felicidad depende de uno mismo..

Uff.. me voy al siguiente... soy como una perica... jjejeje...

Buena pregunta... Que hora es???

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>