lunes, 11 de mayo de 2009

Buena memoria



Investigadores en el Reino Unido, Estados Unidos y Australia lograron acceder a información confidencial, incluyendo detalles del sistema de Defensa de Estados Unidos, sencillamente comprando 300 discos duros de segunda mano.

La mayoría de los discos usados fueron adquiridos en sitios de Internet, ferias de ordenadores y subastas.

De la muestra, más del 30% de los discos contenían información personal o comercial, que iba desde datos sobre un sistema de defensa aérea estadounidense hasta resultados de exámenes médicos e información sobre pacientes.

Todo esto muestra que los discos duros de los ordenadores no olvidan lo que contenían aunque se haya borrado, quedan rastros permanentes.

Para obtener la información no hacen falta grandes conocimientos, es casi sencillo, de tal forma que lo mejor que debe hacer una compañía si no quiere que le sucedan cosas imprevistas es destruir físicamente los discos cuando ya no los va a utilizar más.

2 comentarios:

Ana dijo...

Siempre hay que ser cuidadoso, sobre todo las empresas...
Muy interesante tu post de hoy.
Muchos besos.

Anabel Botella dijo...

No es mala idea destruir un disco antes de tirarlo. La próxima vez lo tendré en cuenta.
Saludos desde La ventana de los sueños.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>