miércoles, 22 de abril de 2009

Una deuda sin pagar


Hoy sólo una corta reflexión que me trajo un mal dormir la noche anterior.

Que fácil lo tienen ahora los gobiernos, simplemente se ocupan de la crisis económica y financiera y pasan por completo de la crisis del medio ambiente, procuran pagar las deudas de los bancos y sacar a flote las entidades pero el mundo ecológicamente se sigue hundiendo y no se vislumbra ningún plan de rescate de su deuda, lo que seguro tendrá las peores consecuencias para todos.

Se reunió el G20 pero allí no se tocó el tema, los lideres mundiales solo se muestran un poco arrepentidos por sus errores financieros, pero les da igual que se hayan agotado los recursos naturales y que los sobrevivientes se estén colapsando rápidamente.

Desde mi punto de vista nuestros dirigentes están preocupados en llenar la despensa , que la casa esté amueblada y las paredes pintadas y lustrosas nuevamente aunque todo el techo se venga encima y nos aplaste.


7 comentarios:

Balovega dijo...

Holaaaaa.. venia a darte un abrazote.. y decirte feliz tarde..intentaremos sobrevivir si es que nos dejan...

Montse dijo...

Hola cielo:

Perdona que ponga un "pero" en tu post, que no le falta razón ninguna, pero no deberíamos ser fariseos.

A ver, empezando por nosotros mismos,que en general somos unos guarros, no podemos pedir a los políticos cosas que nosotros, a diario, nos las pasamos por el forro de los mengues.

Todavía no se recicla en condiciones, no limpiamos las cacas de nuestros perros, nos vamos de campo y rara es la familia que recoge la basura; las playas están asquerosas y eso que los ayuntamientos intentan limpiarlas.

Eso sólo son unos ejemplos muy de andar por casa, pero que les vamos a pedir a los demás que no seamos capaces de hacer nosotros mismos.

El fumar es malo, pero tirar las colillas al suelo además de malo es de guarros y las ciudades están llenas de ellas.

Multiplica esas cosas nimias por millones de personas y el resultado es que nos merecemos todos un tsunami para que veamos que la naturaleza, harta de nosotros, se cabrea y nos paga con la misma moneda. Nosotros día a día y ella de golpe.

Perdón chico pero es que este tema me supera, somos lo peor que le ha podido pasar a este mundo, me incluyo, eh!!

Besitosssss

Ana dijo...

Llevas muchísima razón...
Muchos besos.

fermin dijo...

Es esta una hipoteca que pagaran nuestros descendientes y a unos intereses elevados, muy elevados. Creo.

Pharpe dijo...

A estos líderes lo que les preocupa es salvarse ellos mismos porque muchos con la crisis se irán a la calle (como el ZP) casi seguro.

1 Saludo

Duncan de Gross dijo...

Tienes toda la razón...

MaRieLA dijo...

Muy cierto lo que decís. Yo diría que se están encargando de llenar sus casas de cosas, amueblarlas y pintarlas de la manera más delicada y prolija posible para que, cuando se les venga el mundo abajo, tenga sentido derrotar algo con tanto valor. Porque de eso se trata, ¿o acaso el medio ambiente no es un bien desde ya preciado (o debería serlo) y de una importancia incomparable? Me hace acordar a la frase: "Que haya miseria pero que no se note". Jaja!
Un besote

Y yo tmb muchas veces me pregunto, cuando nos vamos a preocupar en serio por esto que cada vez tiene menos remedio...

Creo que no se entiende nada mi opinión, jajaja!

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>