domingo, 19 de abril de 2009

Spanglish


"In un placete de la Mancha of which nombre no quiero remembrearme, vivía, not so long ago, uno de esos gentlemen who always tienen una lanza in the rack, una buckler antigua, a skinny caballo y un grayhound para el chase. A cazuela with más beef than mutón, carne choppeada para la dinner, un omelet pa’ los sábados, lentil pa’ los viernes, y algún pigeon como delicacy especial pa’ los domingos, consumían tres cuarers de su income".


El spanglish se caracteriza por una mezcla del castellano y el inglés a varios niveles lingüísticos (morfológico, fonético, sintáctico, semántico), en distinto grado y forma según la comunidad concreta que lo emplee, en el mundo utilizan este lenguaje unas 40 millones de personas. IlanStavans se ha atrevido a traducir al spanglish la primera parte del Quijote de la mancha, generando por supuesto muchas polémicas. En la zona turística donde vivo se pueden encontrar cualquier cantidad de mezclas como inglés y alemán, español y alemán, inglés-alemán-español, italiano-español, italiano-inglés, italiano-alemán y muchas más variedades originadas por la diversidad cultural y lingüística que existe en esta región.

Lo bonito de todo esto es el entendimiento final que logran las personas independientemente de sus diferencias. Los puristas dirían que existe una degradación de la lengua Cervantina, pero yo opino que se encuentran más vicios y se somete a la lengua castellana a las más viles vejaciones cuando oímos al común de la gente que no trabaja ni convive con personas que hablan otros idiomas, y peor aún, he visto los peores sacrilegios en manos de comunicadores y personas que deberían velar por la buena salud de nuestra lengua madre (siendo muy jóven me aficioné a buscar gazapos en la prensa escrita que solía leer pero llegué a la conclusión de que la falta grave no estaba en el descuido fortuito sino en la dejadez sistemática y en el mal uso que se hacía del lenguaje). Y por último está el tema de las nuevas tecnologías: en el chat, en el móvil, o en el tuenti no ves palabras sino letras dispersas cada vez más difíciles de entender. Ahí queda eso...


8 comentarios:

Miscelánea. dijo...

Sí, ahora ya sabes cuántos años tiene la mano que escribe todo lo que lees ahí. xdd.

Ana dijo...

Muy bueno tu post...
Muchos besos.

Andrea dijo...

Uf, es verdad. lo de los idiomas es casi gracioso, pero me pasa un poco como a ti. No veo tan terrible la mezcla de los idiomas si logra cumplir su objetivo, unir a la gente de diferentes lenguas,hacer que logren comunicarse. Yo también soy de las que están siempre buscando deslices linguísticos y lo que me apena es que los encuentro con más frecuencia de la que me gustaría, sobre todo en los medios, que son los que deberían cuidar ese detalle más que nadie. Un abrazo Dean.

Miscelánea. dijo...

¿El qué, mi edad?
Se supone que el texto de la última entrada es de Martina N. .. no mío.

La Dolce V dijo...

Generaciones del 90 pa acá (y algunos ochenteros se acoplan a la corriente) son mejor conocidas como hijas de la "K" o de la contracción obsesiva.
Leerlos a veces es casi tan entretenido como decifrar un código; aunque ciertamente no puedo quejarme mucho al respecto, puesto que mis adorados mexicanismos a veces ponen en aprietos a más de uno (mexicanos incluidos, gulp!)

Duncan de Gross dijo...

Mmmm, yo veo cierta evolución más que degradación, en mi zona hablamos portuñol, y es lógico al vivir a tres kilometros de Portugal y tener Lisboa a un par de horas... ;-)

lys dijo...

Creo que este blog me va a encantar, pero estoy que me caigo de sueño, mañana entro. un saludo

Anabel Botella dijo...

Las lenguas tineden a evolucionar. Si eso nos lleva a que todos podamos entendernos, no me importaría hablar el splanglis.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

Seguidores

Han actualizado recientemente

Select language

>